portada

Educadoras de la Cuenca promueven hábito lector

TUXTEPEC, Oax. (sucedióenoaxaca.com).- Para trabajar la paz en comunidades y municipios de la Cuenca del Papaloapan, artistas oaxaqueños, educadoras, madres de familia y autoridades locales promueven acciones de fomento a la lectura.

El libro de relatos infantiles La Casa del jaguar, del poeta César Rito Salinas, se presentó –con el respaldo de la delegación sindical del magisterio- en los cuatro colectivos que agrupan a 97 planteles de la zona escolar 024 de nivel preescolar de esta región,, y convocó a educadoras, madres de familia y autoridades locales.

Para sufragar los gastos de transportación del escritor, de la ciudad de Oaxaca a la región cuenqueña, y su estancia durante una semana de actividades, el personal docente organizó rifas y sorteos, e incluso dio aportaciones voluntarias.

En San Francisco Salsipuedes, localidad que pertenece al Colectivo Centro I, se agruparon 12 planteles en el jardín de niños Laureana Wright González, se dividió la presentación en cuatro módulos: lectura intervenida por educadoras, comprensión lectora (dibujo), charla del poeta César Rito con madres de familia y conversación con educadoras sobre las estrategias lectoras que se aplican en el salón de clases.

En el patio del colegio los niños vieron aparecer jaguares, leones, jirafas y tortugas; al pueblo de San Francisco Tanivet, de los Valles Centrales, donde apareció un brazo del mar y se inundaron sus tierras de agua salada.

Educadoras y alumnado hicieron suyo el libro del poeta istmeño, “nadie está obligado a leer en silencio, la lectura tendrá que ser compartida para alcanzar a un mayor número de posibles lectores”, dijo Rito Salinas, quien plantea en el fomento del libro y la lectura “el regreso a la tradición oral, contar libros a los niños”.

La zona escolar 024 cuenta con cuatro secciones, para compartir la lectura se aplicaron distintas estrategias pedagógicas como el teatro guiñol, máscaras y disfraces y el periódico mural, así como la intervención del patio de la escuela.

El individuo forma su hábito lector con las historias contadas por madres y educadoras, así es como se inicia el interés por las letras, dijo Rito Salinas ante madres de familia.

La lectura sólo se puede difundir con el amor, en el sitio de la confianza –domicilio familiar, jardín de niños, enfatizó el poeta.

Rito Salinas, -que celebra 30 años permanentes en la literatura- señaló que “aprendemos a leer con historias, no con letras”, por eso la importancia de compartir lecturas con educadoras, madres de familia y autoridades locales, “porque el lector se forma en comunidad”.

Se tiene que regresar a las historias locales, apuntó, hacer protagonistas de la educación a las comunidades, para transmitir valores de identidad y dignidad, “madres de familia y educadoras forman la alianza lectora, el cordón irrompible”.

Durante su intervención el poeta proyectó dos trabajos en video: «El nuevo mapa de Juchitán» –pieza que participó en el Interfaz del ISSSTE 2017-, y «50», que tratan sobre el proceso de resiliencia en la región del Istmo de Tehuantepec, luego del sismo de septiembre del 2017.

Cabe resaltar que el 90 por ciento de la plantilla de educadoras en la zona 024 de preescolar está compuesta por profesoras originarias del Istmo de Tehuantepec.

En el jardín de niños Estefanía Castañeda, de Temazcal, la presentación del volumen de relatos contó con la participación de servidoras públicas del Ayuntamiento y directivos de primaria y educación indígena.

En San Felipe Jalapa de Díaz, en el jardín de niños Fray Pedro de Gante, participaron educadoras, alumnado y madres de familia de siete planteles.

El poeta enfatizó que la promoción del libro y la lectura, ante las condiciones de crisis en la seguridad pública, “deberá iniciar en una etapa temprana”.




Hay 1 comentario

Añadir más

Publicar un nuevo comentario