1562213

Cinéfago*/ “La gente lastimada es excepcional”: Un monstruo de mil cabezas y Fragmentado

El entremés

⋆ ⋆ Vale la pena

Éste lunes 20 de enero, Oaxaca Cine proyectó la película mexicana Un monstruo de mil cabezas (2015), del director Rodrigo Plá. La película es una especie de thriller policiaco que pone de manifiesto la desesperada lucha de una mujer ante la hidra burocrática de una empresa. Consuma nacional, no todo cine mexicano es Karla Souza.  Aquí la reseña que en su momento escribió éste cinéfago.

El plato fuerte

⋆ ⋆ Vale la pena

Por su parte, en cartelera comercial el estreno más esperado fue Fragmentado (Split), del director indio-estadounidense M. Night Shyamalan, quien en 1999 estrenó Sexto sentido, película que para su buena y mala suerte marcaría su carrera. Buena suerte porque Sexto sentido  se ha vuelto una referencia para quienes consumimos cine en tiempos (post)modernos, o al menos es una película que marcó a toda una generación y se volvió un hito en el género de suspenso. Mala suerte porque a partir de entonces todos los trabajos de Shyamalan serían comparados con Sexto sentido, y él por su cuenta se enfrascaría en un intento de querer superarse en cada película generando diversos resultados que dividirán a la crítica y espectadores.

Todavía en el 2000 con su película El protegido, protagonizada por Bruce Willis y Samuel L. Jackson, parecía ofrecernos una película de  un superhéroe vs un villano única, no convencional y no tan comercial como las actuales, haciendo de ellos personajes con un leitmotiv genuino permeados al mismo tiempo por un sentido particular sobre la dualidad entre el bien y el mal, de lo frágil y lo fuerte, de lo siniestro y lo correcto. Sin embargo, después de eso, Shyamalan sería visto cada vez más como el one hit wonder  del cine pese a todos los intentos que hiciera para demostrar lo contrario. Quizá su último mejor esfuerzo habría sido Los huéspedes (2015), donde parecía regresar a lo básico, pero que por ser una película de bajo presupuesto tal vez pasó algo desapercibida.

Desde que se dejó ver el tráiler de Fragmentado, la fe de quienes creemos en la redención y en las segundas oportunidades, volvía a renacer y la expectativa sobre la nueva entrega de Shyamalan crecía y crecía, ávidos de lo que se presentaba como la nueva obra maestra del suspenso y quizá el mayor reto para el histriónico James  McAvoy.

La trama de Fragmentado se centra en Kevin Wendell Crumb, quien secuestra a tres chicas adolescentes para un misterioso plan, mientras lidia con sus múltiples personalidades que desde el tráiler y durante la película nos insisten en que son 23, pero que sólo veremos unas cuantas: a un diseñador de modas gay, a una niño inquieto de 9 años, una señora reprimida y a un hombre dominante; más  La Bestia, quien será la revelación de la trama pero que absurdamente nos recuerda a la película de comedia Animal (2001) protagonizada por Rob Schneider.

Tratando de ser objetivos podríamos decir que Fragmentado es una película singular que juega con los géneros: mezcla el thriller psicológico, para pasar por el slasher y terminar como una posible película de horror. Esto reforzado de una magnífica actuación de James McAvoy, de un nunca faltante giro de tuercas clásico del cine de Shyamalan y de un final con guiño cinematográfico a otra de sus películas ya aquí mencionada, que se convierte como una especie de chiste local.

Aunque se coloca a un personaje psiquiatra que nos explicará el potencial del trastorno de Kevin, y que tratará de otorgarle legitimidad a la trama a veces un tanto bamboleante, está se verá un tanto contrastada con el recurso un tanto obvio de poner en cámara a chicas adolescentes algo sexualizadas propio del género salsher. Es decir, Shyamalan sabe colocar muy bien todos los ingredientes en una película porque sabe lo que le gusta ver al espectador, y es lo que pone un tanto en desequilibrio la balanza: entre los convencionalismos en los que puede llegar a caer la historia, o entre la propuesta de un personaje sui géneris que casi alcanza la genialidad.

La reflexión o la metáfora que puede dejar la película sobre los “demonios” que todos llevamos dentro, y cómo estos pueden tomar el control de nuestra vida o de partes de ella, o cuestionarnos si tenemos realmente el control de nuestras vidas,  es tan válido como el argumento de querer ver una enfermedad como el de personalidad múltiple como una súper poder casi sobrenatural (la mente lo puede todo); pero que pierde fuerza al mostrarnos sólo seis de las 23 personalidades mencionadas y siendo ésta una enfermedad aún en discusión.

No es que la película sea mala, como ya se dijo, Shyamalan sabe muy bien qué ingredientes poner a para hacer atractiva a una película, que al menos este fin de semana mantuvo varias salsas llenas. Además que es admirable la actitud del director de seguir trabajando pese a las críticas divididas que ha generado su trabajo en los últimos años.

Quizá sea el trabajo constante lo que le otorga al paso del tiempo el camino para la redención. Fragmentado roza la redención, aunque anhelábamos que la alcanzara. Pero como ya se dijo, hay que tener fe, y esperemos que nuestros ojos lleguen a contemplar el día en que se cumpla dicha hazaña, esas que hacen inolvidable al cine y de los directores una leyenda.

El postre

⋆ ⋆ Vale la pena

Aquí el link por si le interesa ver online El protegido (2000) y entender la referencia a la que se hace alusión en el final de Fragmentado:

http://www.repelis.tv/8684/pelicula/unbreakable.html (tarda en cargar).

⋆ ⋆ Vale la pena

James McAvoy ya había dado muestra de su talento para interpretar a alguien con trastorno de personalidad múltiple, como lo vemos en Filth, el sucio (2013). Aquí el link de la película para verla online: http://www.pelispedia.tv/pelicula/filth-el-sucio-/

⋆ ⋆ ⋆ No se la pierda

Ya que si le gusta como actúa McAvoy y al mismo tiempo el suspenso, el thriller psicológico y el noir, puede ver Trance (2013). Aquí el link de la película para verla online: http://www.pelispedia.tv/pelicula/trance/

Dato curioso: Hay una adaptación de Macbeth del 2009 protagonizada por James McAvoy. En esta versión Macbeth es un chef y quiere ser director de un restaurante de tres estrellas, por lo que debe destruir a su jefe Duncan.

*Cinéfago: El que tiene el hábito de comer y devorar cine. #SeValeLaGula

⋆ ⋆ ⋆ ⋆ Deje todo y corra a verla

⋆ ⋆ ⋆ No se la pierda

⋆ ⋆ Vale la pena

⋆ Puede verla

  • No se moleste
  • • Evítela como la plaga

 




No hay comentarios

Añadir más