SEMAEDESO-4

Oaxaca, estado privilegiado en Patrimonio Biocultural

OAXACA, Oax. (sucedióenoaxaca.com/vía COMUNICADO).- Con el objetivo de abordar  a la responsabilidad socioambiental y los principales aspectos del patrimonio biocultural de Oaxaca, un grupo de especialistas convocados por la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso), participaron en el conversatorio “El Patrimonio Biocultural de Oaxaca: estado actual, retos y oportunidades”.

Integrado por especialistas del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional (CIIDIR-Oaxaca) y del Instituto Tecnológico del Valle de Oaxaca (ITVO),  el conversatorio se convirtió en un espacio de diálogo entre la sociedad, autoridades de gobierno y académicos que permitan fortalecer las estrategias de conservación de la bioculturalidad del estado.

Durante la plática, el profesor e investigador del ITVO, Marco Antonio Vásquez Dávila, definió el Patrimonio Biocultural como un extraordinario legado de bienes tangibles e intangibles que se gestó en una tierra y ecosistemas por los pueblos originarios a través del tiempo, en donde se enriquece con la llegada reciente de determinados grupos a cierta región.

Explicó que derivado de la actual pandemia generada por SARS-CoV-2 (COVID-19), es obligada la reflexión sobre cuál es el futuro del patrimonio biocultural y la distinción entre lo que debe ser fundamental sobre el saber vivir, mismo que debe realizarse con respeto a las diferencias culturales, equilibrio con la naturaleza y defensa de la identidad.

Asimismo, la profesora e investigadora del CIIDIR-Oaxaca del Instituto Politécnico Nacional, Gladys Isabel Manzanero Medina, describió la riqueza florística con la que cuenta el estado.

Detalló que de acuerdo con diversos estudios, en el año 2013, en la entidad se tenía registro de 9 mil 019 especies con flores, siendo el primer lugar con endemismo a señalar un total de 685 especies. Destacó además que Oaxaca es centro de origen de plantas cultivadas de importancia a nivel mundial.

Además, Ana Alejandra Hernández Mazas, del CIIDIR-Oaxaca, profundizó en un estudio realizado por el grupo de especialistas sobre la vitalidad del conocimiento ecológico tradicional.

El agua en la cosmovisión de Teotitlán del Valle, Tlacolula, es un trabajo que encierra los usos culturales que la gente de la comunidad le brinda a seres de la naturaleza. Específicamente con este líquido se determinó los diferentes nombres que se le brinda a los cuerpos de agua en las diferentes lenguas y los significados de la misma.

Al concluir, los especialistas coincidieron en que el diálogo de saberes y la interculturalidad permite reconocer tanto a la naturaleza como a las diferentes culturas, en consecuencia preocuparse por su deterioro y elaborar proyectos conjuntos que permitan su rescate y conservación.




There are no comments

Add yours