24819149_1496682803754908_1930388702_o

Los niños músicos del terremoto

JUCHITÁN, Oax.- (sucedióenoxaca.com).- Frente a la existencia incierta que enfrentan, los niños refugiados en el albergue Calvario de esta localidad llegaron por la mañana del segundo día del Interfaz a playa Vicente a interpretar sones regionales, Pitu Nisia´ba, pito y caja, para encontrar alegría en las ondas marinas de la Laguna Madre Superior.

Seis niños músicos piteros del albergue Calvario participaron en el programa del Interfaz 2017 que se celebra en esta localidad istmeña, llegaron frente al mar y ejecutaron la música aprendida en el albergue: Alessandro Gómez Morales, Brayan de Jesús Gómez Morales, Denia Dehesa Suárez, Jerson Natanael Güiza López, Isabela Geraldine Mendieta y Víctor Efraín Matus Guerra.

Luego del sismo del 7 de septiembre aunque los trabajos de reconstrucción de viviendas aún no inician debido a la carestía de materiales y la falta de mano de obra, pesa sobre las familias que ocupan el albergue Calvario, cuarta sección, la amenaza de desalojo por parte del DIF Oaxaca, en los próximos quince días de diciembre.

24740833_1496684593754729_1772028814_nLa madre de familia Elsa López Jiménez narró que en la música regional su hijo Jerson Natanael encontró alivio a la tensión sicológica que padece luego del temblor, “pasamos la noche en el albergue porque la casa quedó afectada por el sismo y sus réplicas, no tenemos confianza para volver a pasar la noche en ella, la reconstrucción no inicia, y en la casa dañada están los malos recuerdos que causan terror a mi hijo”.

Con la música, dijo con tristeza la mujer, al pequeño Jerson se olvidó el miedo a la tierra que tiembla, a la noche y sus murmullos, las sombras, esa amenaza  que está en las calles que se encuentran modificadas en su fisonomía, a los escombros.

24824229_1496681433755045_984336490_n (1)Luego de pasados los primeros días días de ocurrido el sismo el profesor Héctor Sánchez Santiago tomó la educación musical de 20 pequeños refugiados en el albergue, les enseñó solfeo y a distinguir las notas que marcan con los instrumentos, “con la música el miedo desaparece”, señaló la madre Elsa López Jiménez.

Los padres de familia pidieron al director de Cultura del ayuntamiento juchiteco, Michel Pineda Jiménez, quien acompañó a los pequeños ejecutantes a su recorrido en la playa, que continúe el apoyo con la instrucción musical, “porque los niños están muy afectados emocionalmente, más ahora que reiniciaron las clases, encerrarlos en un aula, expuestos a las réplicas, les genera espanto permanente”.

Pineda Jiménez respondió que respalda su petición y continuarán las clases de música autóctona, y fue a más, “serán incluidos en un programa de la dirección de Cultura, lecturas, eventos artísticos dentro y fuera del municipio”.

 




No hay comentarios

Añadir más