IMG_7559

Libros de Carlos Ramírez, aportación al análisis politológico del 68

CÉSAR RITO SALINAS

OAXACA, Oax. (sucedióenoaxaca.com).- El columnista Carlos Ramírez, autor del Indicador Político, pidió ante el relevo sexenal que encabezará Andrés Manuel López Obrador el 1 de diciembre próximo, “renovar la discusión política para acceder con plenitud ciudadana a la república”,  luego del río de letras que recordó el 50 aniversario de la representación del 2 de octubre del 68, donde la prensa mexicana y sus lectores, academia e izquierda, conmemoraron la fecha del onomástico.

El periodista en casa

Convocados por el Centro de Comunicación Política, la Benemérita Universidad de Oaxaca (BUO), y la agencia de noticias culturales Sucedió en Oaxaca, el periodista oaxaqueño, presentó sus dos recientes publicaciones editoriales: Octavio Paz y el 68, Crisis del sistema político priísta y El 68 no existió.En la mesa de presentación participaron: Isidoro Yescas Martínez, investigador, Jorge Pech, escritor y Francisco J. Sánchez, periodista.

La prensa capitalina

Sánchez inició el abordaje: La prensa capitalina, que no prensa nacional, con las manifestaciones de los universitarios en el 68, “se olvidó de la verdad” y el memorial se erigió a partir de “la historia oral de las víctimas”.

Los hijos del PRI

Jorge Pech señaló que “hacía falta un libro sobre el pensamiento político de Paz”, porque, en el caso de los intelectuales y el poder en México: “Todos somos hijos del PRI”.

El 68, escenario político priísta

Isidoro Yescas Martínez expuso que el movimiento universitario de 1968 tuvo repercusiones al menos en diez universidades del país, “Oaxaca incluida”. La rebelión estudiantil, dijo, “en el imaginario colectivo mueve el escenario político priísta”. Yescas Martínez, dijo: Díaz Ordaz tuvo origen oaxaqueño y renegó de su apellido: Bolaños Cacho.

Carlos Ramírez o la Teoría de las élites

El propósito de las dos publicaciones, dijo su autor, es “renovar la discusión política nacional” en los tiempos actuales con el fin de lograr “la anhelada república”.

Destacó que para darle “pensamiento” a los hechos del pasado será necesario realizar un periodismo de investigación que arroje datos sobre el presente y sus actores.

Salieron en la presentación dos nombres: Porfirio Muñoz Ledo y Pablo Gómez, actores del pasado y el presente, “sólo faltó hacer una mayordomía del 68 en su 50 aniversario”, dijo Ramírez.

Y sentenció: actores y hechos del pasado requieren de un esfuerzo politológico para hacer lenguaje y pensamiento, dimensionar su presencia en el presente y futuro de la república, “sin ese análisis será pura referencia presencial y la historia volverá a repetirse”.

Los asistentes que llegaron en buen número al auditorio de Colón 617, Centro, esperaban un largo y acalorado debate, la presentación no defraudó la espera.

En la mesa se habló de las intrigas entre los intelectuales, Paz vs Fuentes, Krauze, Monsiváis; Televisa y el poder, “soldado del PRI”; de las élites políticas; de periodistas y gobernantes: Echeverría y el golpe a Excélsior, de Julio Scherer García, del nacimiento de Proceso, “con apoyos de Presidencia”, dijo Ramírez.

Faltó decir que quien suplió en la dirección del periódico de la vida nacional, Excélsior, fue otro oaxaqueño, originario de Santa María Tequisistlán, en el Istmo de Tehuantepec, Bernardino Betanzos (dato que aporta Vicente Leñero en su libro Los periodistas).

Así transcurrió la noche de la capital oaxaqueña, entre nombres y fechas, bajó la lenta lluvia de octubre, en el auditorio de la casa antigua remodelada, sede de la BUO.




There are no comments

Add yours