El-expreso-del-miedo

Cinéfago*: Sed de la mala, y hambre de la buena

JOSUÉ SALVADOR VÁSQUEZ ARELLANES

El menú

Transformers: El Último Caballero | Snowpiercer: El expreso del miedo | Colossal: Ella es un monstruo | Melanie, apocalipsis zombi | Qué tacaño | Dos son familia

⋆ ⋆ ⋆ ⋆ Deje todo y corra a verla

⋆ ⋆ ⋆ No se la pierda

⋆ ⋆ Vale la pena

⋆ Puede verla

  • No se moleste
  • • Evítela como la plaga

NOTA: Querida lectora, lector, lo invito a sintonizar los jueves a partir de las 7:10 am, Televisa Oaxaca en el canal 5, donde habló sobre los estrenos en cartelera. Este jueves 27 de julio recomendaré 4 películas imperdibles. Y el sábado 29 escúcheme en EXA FM 98.5 en punto de las 11:00 am.

El Entremés

  • • Evítela como la plaga

Hombre, seré breve. No lo digo yo, lo dijo Óscar Uriel (El mismo que salía en ‘24 x segundo’, ¿se acuerda?): “Transformers (El Último Caballero) es el churro de la temporada de verano”. Y aunque no lo creíamos, sí, sí hay quinto malo. La película no se antoja ni palomera. Las 2 horas 20 minutos que dura no se justifican ni por que cuenta con la aparición medianamente aceptable de Sir Anthony Hopkins.

Es que no sé quienes la sufren más, si los padres que tuvieron que llevar a sus hijos, o los mismos niños que después de hora y media no aguantan el refresco jumbo que papi y mami les compró, y tienen que salir de la sala a calmar la vejiga. Uno como sea controla (todavía) los esfínteres, pero las criaturas, qué culpa tienes las criaturas.

Mire, tal y como lo dije el mismo día saliendo de la sala y el jueves en televisión, Transformers El Último Caballero es sólo para verdaderos fanáticos de la saga. Si busca entretenerse, créame, hay mejores opciones. Debería haber una PROFECO que advierta al asistente del cine que no malgaste su dinero en estas estafas, óigame: $70 del boleto, $200 más o menos de un combo, más la gasolina, el estacionamiento, el taxi, o el “chamion”, y para que uno salga descontento con lo que vio; no pues no son formas.

Inicialmente sé que dije que sería breve, pero en serio, evítela como la plaga. Son 2 horas 20 minutos que no recuperará jamás.

El Plato Fuerte

⋆ ⋆ ⋆ No se la pierda

Lo mejor es que deje todo y corra a ver el próximo sábado 29 de julio, en la BS, a las 16:00 hrs., Snowpiercer: El expreso del miedo. Hasta le sale más barato, la entrada es gratuita y de paso se da una vuelta en tan magnifico lugar.

Si es que no tiene tiempo el sábado, para su suerte la película anda en Netflix, se puede ver en línea aquí (HTML5 + Ver Online + ►), o ya de plano se consigue en el tianguis con el dealer de películas de su preferencia. No es que este cinéfago haga apología de la piratería, pero en tiempos de ignominia la sociedad buscará, espero siempre, democratizar los contenidos. Y es que después de que le diga de qué va la película, querrá chutársela al menor descuido.

Es importante, antes que nada, mencionar que el director es un surcoreano llamado Bong Joon-ho, quien este año causo polémica con su más reciente trabajo Okja, de la cual ya hablamos en este espacio. Otro dato, Snowpiercer es del 2013, pero tuvo su modesto y casi desapercibido estreno en México en 2015, donde se exhibió bajo el título de El expreso del miedo; y créame, de miedo no tiene nada, más bien es una película de ficción que mezcla acción, violencia y suspenso. En España el título de la película se tradujo como Rompe Nieve. Y es que creo que la traducción del título en México hizo que muchos pensáramos que se trataba de uno más de esos churros de espanto.

Todo lo contrario, resulta que Snowpiercer: El expreso del miedo es una joyita del cine que vale la pena ver. Todo se basa en una trama post-apocalíptica y distópica: es 2031 y la humanidad ha desaparecido casi en su totalidad, todo a causa de un experimento científico de querer revertir el calentamiento global, donde tas haber esparcido un compuesto químico en la atmosfera, la tierra se comienza a enfriar a tal grado que comienza una nueva era del hielo. Los únicos sobrevivientes viven a bordo de un súper tren que recorre el mundo entero tardando un año exactamente en hacer tal recorrido.

Empero el tren está divido en clases sociales, donde los desposeídos están en los vagones de atrás, y los privilegiados habitan en los de enfrente, con una serie de lujos que van desde el sushi que sólo se sirve dos veces al año, un acuario, un sauna y hasta una disco. Mientras los privilegiados comen lo que quieren, los desposeídos se tienen que conformar con una barras gelatinosas de proteína que ya verá usted de qué están hechas; y no precisamente es Rico Pollo.

A los desposeídos los privilegiados les hacen constar su control sobre los ellos cada vez que los visitan, y valiéndose de la fuerza bruta deciden quién vive, quién muere, o quien es desmembrado; todo bajo la lógica de mantener el equilibrio del tren que funciona como un ecosistema. Una especie de lobos humanos en un Yellowstone ferroviario.

Míticamente el ánimo de rebelión está latente en la clase no privilegiada, quienes han estado planeando la insurrección y esperan el momento adecuado. La rebelón será encabezada por Curtis, interpretado por el mismísimo Chris Evans, quien con ésta y la ahora en cartelera Un don excepcional (⋆ ⋆ Vale la pena), ha demostrado ser más que un simple Capitán América. Por su parte una siempre imponente Tilda Swinton, personifica el mal hecho persona con su personaje Mason, que mezcla maldad desajenada con toques de comicidad.

Oiga, una curiosidad: si ya vio Un don excepcional sabrá que Octavia Spencer, ganadora ya de un Oscar en su carrera, hace mancuerna con Chris Evans. Pues en Snowpiercer: El expreso del miedo esta dupla se repite; otro motivo más para verla quizá. Así mismo, es curioso como Bong Joon-ho logra dirigir a su actor fetiche Song Kang-ho a lado de Chris Evans, lo que demuestra el control que tiene este director oriental ante una industria occidental-norteamericana.

Bastión en mano, la rebelión se desata y al mismo ritmo en que avanza el tren por montañas de hielo y nieve, veremos frenéticas peleas campales, una incluso en medio de la oscuridad, con un saldo de muertos en ambos frentes, donde se deciden cosas en poco tiempo, y donde los líderes claro siempre son los que lograrán llegar al final de la batalla.

El final es parecido a la escena de Matrix donde el Arquitecto explica a Neon que incluso las rebeliones y los líderes con aire mesiánico como él, y Curtis, han sido planeados y contemplado desde el génesis de la estructura social, porque todo eso, la división de clases, la insurrecciones, es parte del equilibrio social.

Basta decir que el final no es este que le cuento, y puede ser que le guste mucho o no tanto, pero espero que cuando llegue a él, usted ya habrá efectuado un viaje en el que mínimo habrá pensado: qué clase de pasajero soy en este tren de la vida, donde “la humanidad es pasajera”.

El Postre

⋆ ⋆ Vale la pena

Es que si la cartelera mexicana tiene estos pequeños desfases, la cartelera oaxaqueña no se queda atrás. Sin esperarlo ni sospecharlo llegó a cartelera Colossal: Ella es un monstruo, protagonizada por una Anne Hathaway por la que no parece pasar el tiempo, bitch, jajajaja.

Fuerte en trayectoria, y oriundo de España, Nacho Vigalondo, al igual que nuestro director anterior, intenta entrarle al negocio occidental-norteamericano llamado Hollywood. Y lo trata de hacer con una película siu generis que está catalogada como acción en la sinopsis, pero que mezcla la comedia, así como la sátira y sino es que hasta con destellos de drama, que exploran los motivos de vida del personaje.

Es anécdota: El sábado este cinéfago anduvo en una de las mejores fiestas a la que lo han invitado en el año, y entre que esto o aquello, se comentaba que a las 12 de la noche todos los que estábamos ahí nos convertiríamos en monstruos.  Es una forma sutil y divertida de decirnos a nosotros mismos que lo más seguro es que al filo de la media noche ya íbamos a andar todos etílicos, y así fue. “No te preocupes, estas conviviendo entre puro monstruo”, alguien me decía. Y si viera cómo acabó ese monstruito…

Lo anterior para hablar sobre el tema de Colossal: Ella es un monstruo, donde Gloria se nos presenta como una mujer que ha dejado de controlar su forma de beber, al grado que su novio prefiere sacarla de su vida porque al parecer no hay nada qué hacer con su alcoholismo social. A eso se suma el desempleo que ha vivido por más de un año. Eso le hace salir de la cosmopolita ciudad de Nueva York para regresar a su campirana ciudad natal. En dicho regreso se reencuentra con un ex amigo de la primaria, quien parece ser buena gente pero que tras algunas noches de cervezas, descubriremos su verdadera personalidad.

Insisto, una cosa queda clara, la metáfora en esta película es simple, y como el mismo nombre lo insinúa, colosal: el alcohol lejos de volvernos más amenos y divertidos, devela lo peor de nuestra persona y es la válvula de escape para que algunos monstruos personales salgan y ataquen no sólo a los que conviven con uno, sino incluso a los que más queremos y que muchas veces son los menos culpables de nuestro alcoholismo. Un mal de nuestro tiempo donde el número de mujeres ha aumentado, así que el tema es vigente.

Zozobra es lo que queda al tratar de remedar las acciones derivas del descontrol que contiene una noche de muchas copas, es tan difícil como tratar de vencer a un gigante que destruye la ciudad de Seúl. Sentimos que el problema es tan ajeno, que pretendemos que no pasa nada, pero que al igual que Gloria, cuando percibimos que el monstruo somos nosotros mismos, reconocemos que es necesario hacer algo, actuar y tratar sino de remedar algo, al menos que esto no siga igual.

Como se entiende, Gloria, quien es el monstruo mismo que ataca Seúl, técnicamente ha llegado a matar gente inocente mientras duerme por lapsus causaos por su grado de embriaguez, algo que sucede hoy por hoy en la vida real aún con los mentados “alcoholímetros”. Por ejemplo, personas que matan gente inocente, a veces sin darse cuenta, debido al grado de embriaguez en el que iban manejando. Creo que nadie pretende o debería llegar a tanto, pero en el caso de Gloria no sólo tendrá que lidiar con su problema de bebida, sino con el de otra persona que al albergar un rencor de años, y quien encuentra en el alcohol y en el monstruo que despierta éste, el único momento de “poder” que su vida lúcida y sobria no le brinda. Algo que hoy en día, en este plano real, ha dado lugar a algunos Lords y Ladys.

Un tanto seria y un tanto cómica, la película empieza bien, por un momento parece que pierde el rumbo, pero al final recupera el mismo tono del inicio logrando llegar a buen puerto con un final irónico.

Mire, no se preocupe, si no logra alcanzar Colossal: Ella es un monstruo en sus dos únicas funciones que tiene, la puede ver en línea aquí (Opción 2 + ►), o encontrarla en el tianguis con el dealer de películas de su preferencia.

La Gula

⋆ ⋆ ⋆ No se la pierda

Pisando todavía terrenos personales, hace unos días mi mejor amigo reprobaba Melanie, apocalipsis zombi (The Girl with All the Gifts). Un amigo de mi amigo, me preguntó mi humilde opinión, a lo que respondí: Antes que nada gracias por lo de cinéfilo José Alais (el amigo de mi amigo), pero no llego a tanto, soy un simple cinéfago (el que tiene el hábito de comer y devorar cine). Ahora bien, eso no me da a derecho a decirte qué ver o qué no, pero mira, te propongo esto:

Lamentablemente acaba de fallecer George A. Romero (QEPD) el creador del concepto zombi en cine, así que sería interesante, ahora más que nunca, ver su película La noche de los muertos vivientes (1968), recalco, primera en el género. De ahí puedes ver Melanie Apocalipsis Zombi [ya anda en línea aquí (HTLM5 FHD + Ver Online + ►)], y tú mismo sacar tus conclusiones y opiniones sobre cómo cambió el género a partir de la primera y última película sobre zombis, y tener una opinión propia sobre si Melanie realmente aporta algo nuevo o distinto, o sólo es pan de lo mismo. Me parece que es más de lo primero que de lo segundo.

Entonces agregué: Te dejo el comentario de Fernanda Solórzano (<3), creo que su visión e interpretación sobre el concepto de la película (no tiene spoilers) es interesante, pero sólo es una sugerencia, si quieres sacar tus propias conclusiones de la película puedes omitir el video. https://www.youtube.com/watch?v=mlACZ1ub_DE

Seguro de mí, finalicé: En lo que si no me dejará mentir Álvaro (mi mejor amigo), es que al menos Transformers: El último Caballero no es para nada lo mejor en cine en este verano. #SóloParaVerdaderosFans

La Sobremesa

⋆ ⋆ Vale la pena

Otra reseña, ya para irme a dormir. Le comento: Qué tacaño es una comedia francesa que muestra los disparatados esfuerzos que hace un violinista cuarentón por tratar de economizar al máximo. Cualquier madre mexicana tratando de ahorrar se queda corta ante las a veces radicales medidas que toma este personaje.

Y todo se complicará en su vida cuando Valérie, una colega violonchelista, se fije en él y pretendan entablar una relación que sacarán el cobre de este violinista llamado François. La mejor escena de esta película es cuando van a cenar a un lujoso restaurante, y tras pedir la cuenta, François pierde los estribos recreando una de las imágenes más emblemáticas del cine del clásico The Shining (El Resplandor).

Todo esto sumado a una hija hasta entonces desconocida interpretada por la bella Noémie Schmidt, pero a quien disfrutamos mucho más en La estudiante y el Sr. Henri; y que morimos por ver en la serie Versailles.

Un interesante giro sucede cuando François tiene que tomar una decisión de bondad que no tiene nada que ver con dinero, y que reafirmarán aquello de que los padres son capaces de todo por los hijos.

Fortuitamente como dijera Nicolás Alvarado, “hasta las malas películas francesas son buenas”, y no es que esta sea mala, es sólo un tanto exagerada, pero con varios momentos de diversión para quien va solo, acompañado o en familia. Unas carcajadas sí le saca.

⋆ Puede verla

Ah, si le gustó No se aceptan devoluciones del “súper comediante” Eugenio Derbez (a quien recordamos en su papel de Perrito Fernández), y quien también hace su lucha por mantenerse en la industria de Hollywood, pues la película de Dos son familia, ahora en cartelera, resulta ser el remake francés de este éxito del año 2013. Es lo mismito que No se aceptan devoluciones pero en francés.

No tema malgastar su money, también la puede ver en línea aquí. (HTML5 + Ver Online + ►).

#BonAppétit

*Cinefágo: El que tiene el hábito de comer y devorar cine. #SeValeLaGula

 




No hay comentarios

Añadir más