454043345_d818440849_o-2

Mapa de ruta del 2017

Hace unos años tuve un sueño:

Estaba en el mar, parado sobre una roca, la marea subía a una velocidad espantosa y pronto me iba a cubrir totalmente hasta quedar sumergido en el fondo del mar. En el sueño era consciente de que no sabía nadar y tenía dos opciones, ante la vorágine marítima, esperar que el agua me cubriera o lanzarme a enfrentar la violencia del mar.

No recuerdo si, efectivamente, tuve este sueño, o me lo platicó una vieja amiga o lo leí en un libro de autoayuda. La verdad no importa. Este sueño puede aplicar al momento actual y la complicada coyuntura por la que atravesamos.

Se respira un ánimo de frustración y desesperanza. Recibimos el 2017 con los brazos caídos, esperando que la turbulencia inflacionaria y la crisis económica no nos revuelquen, con el vaivén de las olas, hasta el fondo del mar.

El año 2017, verdad de Perogrullo, es la antesala de 2018. Los experimentos y las jugadas políticas, que se van a ensayar durante este año, serán determinantes para definir al candidato o candidata a la presidencia de la república.

Este año habrá elecciones en tres entidades del país: Coahuila, Nayarit y Estado de México, y se elegirán ayuntamientos en Veracruz. En total estarán en disputa más de 500 cargos públicos.

En este año 2017, se resentirán los efectos de la Reforma Energética y la Hacendaria. La liberalización del precio de la gasolina y la falta de subsidios al combustible ocasionarán severos efectos en la economía de la población, especialmente de los más pobres. Aun no se han anunciado, pero se espera también alza de precios en las tarifas de electricidad.

En Oaxaca se cumplirán los primeros cien días de gobierno de Alejandro Murat y, hasta ahorita, no se vislumbra cuáles pueden ser sus primeros resultados.

En la región del Istmo iniciará un movimiento de oposición a las Zonas Económicas Especiales y continuará la resistencia contra las eólicas y las mineras.

El magisterio oaxaqueño, como ya es tradición, presentará su pliego de demandas en la jornada de lucha de mayo. Los resultados de este episodio disiparán las dudas sobre los acuerdos alcanzados en el primer encuentro Sección 22-Murat.

El mes de enero de 2017 tomará posesión, como presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. No se puede pronosticar lo que va a suceder, en primer lugar, con la población migrante y tampoco se puede prever qué sucederá en términos de la relación comercial con México. La llegada de Trump a la Casa Blanca no es una buena noticia para nadie.

El 2017 pinta para ser el año de la resistencia, de cuestionar a los poderes establecidos y sus magros resultados.

El año 2017, siguiendo la metáfora con la que iniciamos este sermón, no quedará otra opción más que lanzarse, sin miedo, sobre las aguas turbulentas de la realidad en busca de manos esperanzadoras y solidarias con quienes luchemos juntos para salir avante.




No hay comentarios

Añadir más