unnamed (16)

«El futuro tendrá que ser comunal»: Yasnaya Aguilar

SAN AGUSTÍN ETLA, Oax. (sucedióenoaxaca.com/vía FILO).- Por su amplio trabajo en los ámbitos de la academia, la música, la literatura, las telecomunicaciones y el activismo en defensa de los recursos naturales y la vida comunitaria en la Sierra Norte de Oaxaca, la 41 Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO) entregó el Reconocimiento FILO a la Trayectoria a Jaime Martínez Luna, en el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa).

En esta ceremonia estuvieron presentes el homenajeado, Vania Reséndiz Cerna, directora general de la FILO, Yásnaya Elena Aguilar Gil, lingüista y activista mixe, y Luis Hernández Navarro, escritor y periodista.

“No me represento a mí mismo, lo que tengo, lo que escribo, lo que canté, no es mío, me lo han dado”, dijo durante la ceremonia Martínez Luna, pionero del concepto “comunalidad”, y que se refiere al modo de vida comunal que caracteriza a las comunidades originarias. Es pues, la voluntad individual de ser colectividad y se distingue por la reiteración cíclica, cotidiana y obligatoria de esta voluntad, por medio de la participación en las actividades de poder, trabajo, fiesta y relación con el territorio.

Martínez Luna afirmó que somos uno con “lo que tocamos, escuchamos, vemos, pero sobre todo con lo que respiramos. Eso hace del ser comunal un ser dependiente del todo”.

Contrapuso el ser comunal a aquellos que, voluntariamente o guiados por el individualismo se separan del mundo y tratan a los demás como objetos. “Lo cosifican todo”, apuntó. “La vida no es derecho, es el acuerdo que tomamos equis número de compañeros para hacer una acción, por eso el futuro es comunal”.

A lo largo de su trayectoria, Jaime Martínez Luna ha defendido el modo de organización y vida de las comunidades indígenas, especialmente la asamblea como modelo de organización y toma de decisiones. En este modelo, entre otras cosas, cada ciudadano y ciudadana participa activamente en la elección de autoridades y acciones en beneficio de la colectividad.

La directora de la FILO, al entregar el reconocimiento, señaló “qué es una feria del libro, si no el esfuerzo colectivo por promover la circulación de eso objeto en los que se contiene las historias que nos conforman, gracias a las cuales podemos de cierta manera protegernos, que nos unen y nos invitan a ayudarnos entre nosotres”. Agregó la pertinencia de reconocer a defensoras y defensores de los espacios y modos de vida como lo ha sido Martínez Luna, “seres que trabajan en los cuidados de los lugares que habitamos en común, que protegen sus territorios, como las tapas de los libros resguardas nuestras historias y que quienes somos las hojas que lo formamos agradecemos esa protección”.

“Víctor Hugo decía que no hay nada más poderoso que una idea a la que le ha llegado su tiempo, y a la comunalidad le ha llegado su tiempo”, aseguró el periodista Hernández Navarro. “Guelatao (de donde es originario y radica Martínez Luna) es la semilla que nos muestra que otro mundo puede germinar”. El invitado invitó a pensar el país como algo más allá del modelo estado-nación, e imitar los modelos de organización de las comunidades. “La comunalidad es una práctica ancestral de resistencia al colonialismo, es rescatar lo propio para enfrentarlo a lo ajeno”.

Yásnaya Elena Aguilar Gil, lingüista mixe, apuntó que “la comunalidad lleva 500 años demostrándose como una herramienta que hace posible la vida. Una estructura de resistencia que nos ha traído hasta aquí”. Mencionó que gracias a la preservación de esta forma de vida, hoy los mixes, zapotecos, mixtecos, zoques y demás pueblos pueden seguir siendo lo que son, hablando su lengua y viviendo su cultura. “El futuro tendrá que ser comunal”, sentenció.

Para la FILO es de suma importancia reconocer el trabajo o trayectoria de quienes contribuyen con su vida y obra al mundo de las letras, el arte y el trabajo social, por lo cual los homenajes y reconocimientos ocupan un lugar especial en su programación anual. Así, en 2018 fue instaurado el Reconocimiento FILO a la Trayectoria.

Martínez Luna es originario de Guelatao de Juárez, se define a sí mismo como Zapoteco Serrano. Su trayectoria académica e intelectual lo condujo a enunciar un concepto que según algunos especialistas resulta paradigmático y otros más epistemológico: Comunalidad. También se ha definido como un músico, antropólogo y comunicador.

Se ha distinguido como creador de estructuras que fundamenten y le permitan continuar con sus propuestas: Dos estaciones de radio, un Centro de Producción Musical, Organizaciones Etnopolíticas así como las agrupaciones musicales Trova Serrana y Encanto Consentido. Su fórmula para potenciar el impacto de sus actividades y propuestas es que piensa en su utilidad más allá del beneficio individual.

Ha impulsado desde los años setenta la lucha y la organización por la defensa de los recursos naturales de la sierra y por su aprovechamiento comunitario. La célebre Organización para la Defensa de los Recursos Naturales de la Sierra Juárez, (ODRENASIJ), de la que fue fundador, fue una de las organizaciones etnopolíticas regionales que dieron origen –a principios de los ochenta- al movimiento indígena contemporáneo en Oaxaca.
Como comunicador creó estaciones de radio regionales, impulsando, desde los años ochenta, un proyecto que se concretó en el establecimiento de XEGLO “La Voz de la Sierra” emisora de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.



There are no comments

Add yours