13151382_1314039841943792_8277318574699352983_n

La fotografía, patria de los recuerdos

OAXACA, Oax. (sucedióenoaxaca.com).- Verónica Gómez Santiago se inició en la fotografía de manera familiar, “porque no me gustaban las fotos que me hacían”; pasado el tiempo, en la escuela primaria Policarpo T. Sánchez, colonia Moctezuma, al sur de la capital oaxaqueña, su figura resulta indispensable en clausuras y celebraciones escolares, “con la tecnología la fotografía cambió, hay mayor premura, pero no cambia el gusto de la gente por ver su imagen”.

Con 22 años como fotógrafa, guarda un registro visual de directivos, profesores y alumnos que pasaron por el plantel, “me resulta un placer el fotografiar la infancia de alumnos que, posteriormente, se convierten en padres, y tomar las fotos de sus hijos”.

-¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

-Retocar, arreglar paisajes, modificar el entorno para fijar lo bello sobre el paso del tiempo.

Me pregunto asombrado, ¿cuántas generaciones habrán visto pasar los ojos de esta mujer? No lo sé, quizá miles de estudiantes de primaria, cientos de padres de familia, recuerdo su figura en el patio de la escuela cuando mis hijos eran niños.

-¿Qué es lo que más le gusta trabajar en la fotografía?

El retoque, hace algunos días un anciano solicitó que le trabajara una imagen, una pequeña fotografía de su boda para obsequiarla a su esposa; eso me parece maravilloso, que se conserve el amor sobre el paso del tiempo.

Pienso en sus respuestas y concuerdo: la patria del adulto está en los recuerdos de su plenitud.

-La fotografía me permitió conocer a mucha gente.

Verónica cerró su local en las cercanías de la escuela primaria. La renta le agobió, “el trabajo lo puedo hacer en casa”.

Por las calles de la agencia municipal de San Martín Mexicapam se le observa con cámara en mano, con el constante repiqueteo de su teléfono.  

-¿Hay futuro en el negocio de la fotografía?

La gente no pierde el gusto por ver su imagen, eso es muy oaxaqueño, en las clausuras puedo ver a padres de familia y alumnos atravesar el patio con el teléfono en mano, tomar fotos; pero no dejan de solicitar la imagen de su generación, de su profesora.

En el 40 aniversario del plantel, celebrado este viernes 25 de enero, la fotógrafa llegó a efectuar el registro de la celebración.

-Son muchos alumnos los egresados, miles, cuando paso por la calle me saludan rostros adultos, yo respondo el saludo, aunque no recuerde sus nombres.




No hay comentarios

Añadir más