1034105_NpAdvHover

Edomex: Josefina y PAN en tercer lugar electoral

El PAN no ha explicado las razones para registrar a Josefina Vázquez Mota como candidata al gobierno del Estado de México porque las cifras pasadas no le alcanzaban: en las presidenciales del 2012, la aspirante panista se quedó en la plaza mexiquense solo con 18.2% de los votos, contra 43.2% de Enrique Peña Nieto y 34% de López Obrador.

A pesar de que habrá candidatos estatales por el PRI y por Morena, los jefes de las campañas electorales para gobernador serán el presidente Peña Nieto y el aspirante 2018 y expresidente legítimo López Obrador. En cambio, Vázquez Mota quedará atrapada en la disputa Margarita Zavala-Ricardo Anaya-Rafael Moreno Valle.

Las cifras electorales mexiquenses de Vázquez Mota son bajas, además de que como candidata mexiquense está repitiendo los mismos errores de su campaña presidencial en el 2012: desorden, demagogia personal, carencia de un mensaje, muchos coordinadores tropezándose entre sí y el pasivo de los fondos del gobierno priísta para sus labores no panistas entre migrantes.

En las elecciones del 2012, Vázquez Mota no ganó ninguno de los distritos electorales mexiquenses, ni siquiera los del llamado corredor azul, hoy más priísta. En cambio, López Obrador gano diez de los contabilizados por las autoridades electorales estatales. Los demás se los acreditó Peña Nieto, quien pasó de gobernador mexiquense a la candidatura presidencial; más aún, en encuestas se posesionó de la nominación presidencial priísta al comenzar su segundo año de gobernador.

De acuerdo con las cifras oficiales de 2012, Vázquez Mota acreditó 1.2 millones de votos mexiquenses para su candidatura presidencial, con el dato adicional de que en la campaña nacional se presentaba como oriunda del Estado de México. La baja votación mostró que hace cinco años el PAN sólo tenía fuerza relativa en el corredor azul. En cambio, López Obrador acreditó 2.3 millones de votos, el 34% de la votación.

El problema de López Obrador radicará en el hecho de que el voto del PRD se va a dividir entre el candidato perredista y la candidata de Morena; existe una tendencia que señala que el tabasqueño le quitará un buen segmento de votos al perredismo, pero insuficiente para ganar; y los votos que se queden con el partido del sol azteca le faltarán a Morena para lograr una victoria garantizada. El PRD tiene un bastión fuerte en algunas zonas populares. La división en el voto PRD-Morena beneficiará al PRI.

El PRI arranca con ventaja electoral acreditada en elecciones anteriores. En las cuatro elecciones de gobernador, el PRI tuvo un promedio de votación de 53.5%, contra 22.5%del PAN y 18.9% del PRD. Pero con datos específicos: en el 2011 el candidato Eruviel Avila –hoy gobernador saliente– sumó 3 millones de votos, el 62%, frente a un desplome del PAN a 12.2% con Luis Felipe Bravo Mena. El PRD ha tenido un promedio de 22% en las tres últimas elecciones, con la votación más alta de 24.2% con la candidata Yeidckol Polevnsky en 2005 —pieza hoy de Morena–, justamente contra Peña Nieto.

Las cifras aportan una base para el análisis político. Detrás de los números se localizan los aparatos electorales que son al final de cuentas los responsables de garantizar las votaciones. Los resultados electorales son fiel reflejo de la movilización electoral, y ahí se percibe que Morena depende de López Obrador, el PRD consolida trabajo de base en algunas zonas y el PAN no pasa de exposiciones mediáticas.

-0-

Política para dummies: La política es la habilidad para entender los errores pasados, no para repetirlos.

Sólo para sus ojos:

  • Como para darle la razón a Donald Trump sobre el espionaje, WikiLeaks acaba de liberar miles de informaciones que prueban cómo interceptaba ilegalmente teléfonos la CIA. Y los tiempos afectan a Bush Jr. y sobre todo al gobierno de Obama. Además, The New York Times reveló que el gobierno de Obama tuvo información sobre los contactos de Trump con Rusia a través de intercepciones telefónicas, que también le da la razón a Trump.
  • Regada del secretario de Vivienda de Trump, el exprecandidato Ben Carson, diciendo que los negros esclavos no eran esclavos sino “inmigrantes”, aunque su condición fue de esclavos. Carson parece negar la guerra civil del siglo XIX.
  • Todo indica que el dirigente del PAN, Ricardo Anaya, lleva al partido a una gran ruptura que sacará del partido a élites panistas y que dividirá el PAN para beneficio del PRI. Y no hay que olvidar que Anaya fue el presidente de la mesa directiva que operó las reformas del Pacto Por México que afianzó al PRI en la presidencia en 2013 y 2014.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh




No hay comentarios

Añadir más