Immigration May Day

Tensión violenta en zona fronteriza México-EE.UU.

WASHINGTON, D.C.- La situación fronteriza EE.UU.-México se ha ido deteriorando no sólo por la violencia generada por los migrantes ilegales, sino por la decisión gubernamental estadunidense de calentar las plazas: aumento de 10 mil oficiales de inmigración, contratación de periodistas ciudadanos para reportar violencia criminal en la línea y protestas de migrantes encaradas por grupos supremacistas armados.

El propósito es el de colocar a México en el centro del debate sobre migración, mientras el gobierno mexicano carece de capacidad de definición de iniciativas para enfrentar el acoso estadunidense.

El sitio internet Breitbart News, fundado por el supremacista Steve Bannon, hoy principal asesor de Trump en la Casa Blanca, se ha convertido en el difusor del ambiente tenso contra los migrantes. El fin de semana reportó que una marcha a favor de migrantes musulmanes en Dallas organizada por la ACLU, organización estadunidense por las libertades civiles, fue encarada por grupos radicales armados.

La sección Texas de ese sitio acaba de anunciar la contratación de “periodistas ciudadanos” que se atrevan a filmar escenas de ataques criminales, a fin de difundirlos en las redes sociales como una forma de demostrar que el crimen organizado opera sin controles en los estados de Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León. Lo malo es que esos comunicadores improvisados, como lo reconoce Breitbart Texas, pueden ser asesinados o secuestrados, aunque a cambio el sitio les ofrece publicar sus testimonios con nombres falsos.

El Departamento de Seguridad Interior reveló la contratación inmediata de 10 mil nuevos agentes de migración para fortalecer las redadas en todo el país. Las oficinas de la migra tienen en su poder información privilegiada sobre la localización de migrantes con antecedentes penales de alto impacto, no sólo los que han sido detenidos con documentación falsa sobre su estancia. Datos oficiales señalan que redadas del 2011 al 2015 localizaron a más de 12 mil migrantes con antecedentes penales y fueron deportados, en tanto que la semana pasada en cinco ciudades arrestaron a casi 700 migrantes con cargos penales duros.

El endurecimiento de la persecución de migrantes con antecedentes penales ha generado temor en la población migrante, no solo por la deportación sino por la rapidez del proceso para evitar que pasen por juzgados. Inclusive, muchos migrantes prefieren el arresto con espacio para defenderse en tribunales que la deportación inmediata.

El ambiente para los migrantes está muy descompuesto porque muchos patrones que han utilizado los servicios de migrantes ilegales a sabiendas de su situación irregular han preferido despedirlos que ayudarlos, aprovechando el hecho de que los migrantes desconocen los procedimientos judiciales.

Las presiones del gobierno de Trump han ido disminuyendo la existencia de zonas consideradas como santuarios para recibir a migrantes y evitar sus procesos judiciales, sobre todo porque ciudades e iglesias reciben fondos federales para esos menesteres que van a ser recortados. Asimismo, los empleadores han sido amenazados por las autoridades respecto a la utilización de trabajadores sin estatus legal.

La decisión mexicana de movilizar a los consulados no resuelve la crisis social por la razón de que los tribunales están desahogando con rapidez los expedientes de los solicitantes de procesos judiciales sobre su estancia. La situación de ilegalidad de alrededor de 6 millones de mexicanos sin permisos para trabajar ha taponado algunos consulados, pero lo más grave es que la función consular no garantiza cuando menos juicios con posibilidades de quedarse en los EE.UU.

A pesar de promesas, los migrantes siguen estando solos.

-0-

Política para dummies: La política exige mantener siempre los ojos abiertos porque no se deben cerrar los ojos a la realidad.

Sólo para sus ojos:

  • Más mediática que posible circula la versión de que Donald Trump podría ser declarado incompetente para gobernar, La Vigésima Quinta enmienda invocada señala que el vicepresidente y la mayoría de los funcionarios del gabinete deberían declarar la incompetencia del presidente para gobernar, algo imposible porque fueron designados por Trump.
  • Los migrantes ilegales están siendo presionados por sus patrones a no protestar públicamente contra las decisiones del presidente Trump o ser despedidos. Más que servir a la autoridad, los patrones no quieren ser señalados como empleadores de ilegales.
  • El nuevo consejero de seguridad nacional de la Casa Blanca, R. McMaster, no es un estratega geopolítico sino un experto operativo en contrainsurgencia, corredactor de libros sobre el tema. Los primeros indicios revelan que fue el único que aceptó el cargo, no el más preparado en materia de juegos internacionales de poder.

 

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh




No hay comentarios

Añadir más