sanmiguelarcangel

Mi historia con Miguel Arcángel

JUDITH OSORIO VENEGAS*

Por mi Madre que ya se encuentra entre los ángeles de Dios que es mi Padre celestial, que me regaló la presencia física y espiritual de esta hermosa mujer, comenzó mi conocimiento acerca del mundo angelical.

Ella nació en la población de San Francisco perteneciente al Distrito de San Miguel Sola de Vega de la región de la sierra sur. Cuando yo era niña me hablaba cómo sus abuelos y sus padres le inculcaron la creencia en San Miguel, e ir todos los domingos a la misa de costumbre y después orarle a este arcángel como símbolo de protección para cada persona, familia, o un caso difícil.

Mi madre me comentaba que Miguel es ideal para LIBERARNOS de las cosas negativas en nuestro interior, para calmar las guerras, los pleitos personales, para tener una seguridad en todas las áreas de nuestra vida y así lograr con su ayuda todos nuestros objetivos.

Me enseñó que cuando estemos pasando por momentos difíciles invoquemos a este poderoso arcángel para cualquier mal entendido, y mentalmente repetir tres veces “Nadie como Dios”. Y este decreto aquietará a los demás en contra de nosotros, o tranquilizará nuestro ser interior para darnos valor, seguridad y certeza en nuestras ideas equivocadas, temores y errores.

Antecedentes

Etimológicamente el nombre de Miguel en hebreo significa “La Victoria de Dios”, Semejante a Dios, Nadie como Dios y también es una pregunta ¿Quién como Dios? La angelóloga estadounidense Elizabeth Clare Prophet cita en su libro Ángeles de protección, historias reales del Arcángel Miguel pág. 12: «La palabra Miguel significa (el que se parece a Dios, el que es como Dios). Podemos decirlo en forma de interrogación: ¿Quién es como Dios? Es el grito de guerra de los ángeles malvados de Lucifer que lucharon contra él y le gritaron: (¿Quién es como Dios?), ¿piensas que eres Dios?, ¡crees que eres como Dios?; fue entonces que ese grito de guerra se convirtió en el nombre de Miguel. A este bello y amado arcángel  se le conoce también con los apelativos  de Archiestratega o Archiestrega, título dado a Miguel por Dios mismo como el arcángel supremo de las batallas celestiales, este nombre significa jefe de las huestes celestiales.

El Arcángel Miguel es el jefe de la milicia celestial y regente del coro de los ángeles de protección y del rayo  o llama del color azul. El junto con sus legiones de luz hace miles y miles de años se han dedicado a la seguridad, al perfeccionamiento de nuestras almas, de nuestra protección, cuidándonos, patrocinándonos, reprendiéndonos, enseñándonos la voluntad de Dios, nos permite comprender el origen y el porqué de nuestra existencia en este plano terrenal.

La Biblia, en el libro de éxodo 3:2 cita que Miguel es el Ángel del señor, que significa que él es el ángel de la presencia de Dios. La presencia del Señor está allí cuando Miguel está en un lugar o cercano a la humanidad y cuando Miguel está cerca de nosotros Dios está a nuestro lado. Con él tenemos la victoria en la vida, porque Dios está con el individuo; Miguel también significa la unión de los hombres y el omnipotente. Su complemento de este arcángel es Fe, es un espíritu angélico que procura (da) la elevación espiritual para contactarnos con las huestes angelicales y Dios. La llama azul es el enlace de Miguel y Fe es la forma, parte femenina de esta potestad.

Miguel es conocido como un guerrero romano, por el traje que porta en las imágenes que vemos en el arte sacro de las iglesias católicas. Por lo azul es considerado el príncipe de la paz, sus símbolos de protección y de combate son la espada con la que se le identifica más, y es el arma que ahuyenta al maligno por eso se cree que las armas filosas de punta son los que ahuyentan a los espíritus de oscuridad. La balanza es la que pesa el alma cuando pasa al astral (mundo espiritual), balancea las acciones buenas y malas de cada ser humano, las cadenas son para atar al demonio y no permitirle que dañe más a la humanidad. Su traje de soldado romano indica que se apareció en las disputas de los romanos y los cristianos y su aparición fue para pacificar a los dos grupos opuestos en su formación filosófica.  También se le relaciona con el salmo 85, pues se asegura que él fue quien se lo dicto al rey David. Y a quien se le apareció fue a San Gregorio en Francia y le asigno la tarea de construirle un templo para que fuera un punto de reunión en los cristianos y así pedirle a través  de él a Dios por nuestras necesidades y protección.

San Francisco de Sales reconoció el poder del Arcángel Miguel, por todos los dones que Dios le otorga es posible derrotar a los ángeles rebeldes y al espíritu de orgullo que han intentado sembrar en los corazones de los hijos de Dios. Él escribió que la veneración al Arcángel Miguel es el remedio mayor contra el desprecio a los derechos de Dios, contra la insubordinación, el escepticismo y la infidelidad.

El culto a Miguel

Miguel y los ángeles de protección nos auxilian en momentos violentos, como accidentes, catástrofes, la mala decisión de suicidarse, cuando rectificamos de una mala acción y no la llevamos a cabo,  por eso es de suma importancia la oración e invocación de los ángeles y lo que sucede es un milagro una manifestación o el auxilio de algunos de nuestros semejantes para  cuando los ángeles (espíritus celestes) llegan a un lugar  se siente su presencia, su amor y protección. Lucy Aspra, nos habla de la importancia de la puesta de un altar como símbolo de auxilio y amparo para nuestro hogar dentro y fuera de el.

Si se instala un pequeño altar al norte de donde está ubicada nuestra casa, es el sitio perfecto para un retablo, donde se colocara a los arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael y la virgen María.

Posteriormente una vela blanca o azul, son los elementos ideales para empezar un culto a Dios, a María nuestra madre universal y a sus ángeles. El incienso es para ambientar el lugar, las flores blancas para la pureza, lo que apetezcamos que haya en nuestra morada, el domingo es el día en el que podemos iniciar con este ritual. Si deseamos tener en nuestro altar a los siete arcángeles o ángeles que ya tengamos está bien  si tuviéramos un solo angelito no importa en caso de tener a los siete arcángeles, yo los invito a que investiguen el color y día de cada arcángel y en ese orden poner los materiales antes mencionados y estaremos más cerca del mundo de ellos.

Los ángeles se manifiestan a través de los sueños, para darnos un mensaje de buenas nuevas, para advertirnos de sucesos no agradables. En la biblia está la historia de José el soñador, quien poseía el don de interpretar los sueños y soñar el futuro. José padre adoptivo y  terrenal de Cristo recibió el mensaje del arcángel Gabriel de que la doncella con quien se había casado, concebiría por el espíritu de Dios al mesías.

Esto se recuenta como un antecedente, como un testimonio real como desde la antigüedad los ángeles en sueños  se comunican con los hombres para hacernos o ser mejores personas, para constatar que los pedimentos a Dios son escuchados, y sus obreros celestiales nos lo hacen saber con su ternura y amor.

Para tener un sueño placentero y pasivo es importante orar ya sea guiándonos por las plegarias conocidas o una hecha por nuestra propia voluntad e inspiración anotarla y dedicársela a nuestro padre celestial y a sus ángeles. Como Ana Pérez, Migene González Wippler estudiosas del fenómeno angélico y contactadas por estos bellos seres como lo presentan en el libro: ANGELORUM (Que significa todo acerca de los ángeles) “El libro de los ángeles”.

La oración dice así:

Amado creador y Dios mío, acepta esta plegaria que en gran amor te envió.

No me abandones nunca ni permitas que el mal me toque.

Aunque soy pecadora y débil mi alma te ama y espera en ti.

Permite que tus ángeles de luz me acompañen y guíen siempre.

Espero de tu bondad infinita me proveas en todas mis necesidades.

Recordando mi condición humana y las tentaciones que me rodean.

En ti espera mi alma. Bendice y protege a mis seres queridos.

Zéfiros de luz lleven mi plegaria y mi amor a Ti,

Amen

Las visitaciones del Arcámgel Miguel a la tierra

Miguel acompañado de sus ángeles del coro azul  pálido al más intenso,  llega a su retiro espiritual que se encuentra en las montañas rocosas canadienses de Banff y Lake louise. Este es el espacio de donde van y vienen los ángeles del rayo azul con su líder para nuestra ayuda y auxilio. La iglesia católica festeja a San Miguel el 29 de septiembre, también se les festeja a los arcángeles Gabriel y Rafael. En nuestro estado Oaxaca algunas poblaciones se llaman San Miguel, como es el caso de San Miguel sola de vega en la sierra sur, en la población de Tlalixtac de Cabrera en los valles centrales, el santo patrón es Miguel, se le conoce con este nombre por el arcángel y el pintor virreinal Miguel Cabrera.

Actualmente Miguel es un nombre común para nombrar a una persona del género masculino, en castellano es Miguel, en inglés es Michael, en oriente para los musulmanes es Mikail, en francés es Michelle en vasco es Mikel.

La angelología reconoce a Miguel, como líder de todos los billones, trillones, miríadas de ángeles en el universo, elevar el pensamiento a San Miguel es invocar a Dios y atraer a toda la corte celestial. Su energía y poder viajan al chakra de la garganta, por eso en los grupos humanos hay líderes sociales y espirituales, los jefes de una oficina, una escuela, en la política, para los que poseen el don de la palabra hablada, de los oradores, de los que trabajan en algún medio de comunicación.

A Miguel se le relaciona con la cultura de oriente, se cree que el baja en su tiempo y espacio a nuestra dimensión, a expulsar a los demonios de los lugares donde hay guerra, catástrofes naturales (huracanes, tornados, terremotos, tsunamis).

El esoterismo considera que vestir de color azul, da un equilibrio mental, físico y espiritual. Es el color de nuestro cielo, de la atmósfera, de la mar, de las pupilas de algunos de nuestros semejantes, es la esencia de nuestro hermano mayor y salvador Jesucristo, es la tonalidad para atraer a nuestro protector San Miguel Árcangel.

La autora de este texto es angelóloga, terapeuta  y poeta oaxaqueña. 



There are no comments

Add yours