Cómo-comenzaron-los-haikus

Celebración de cumpleaños

Nadie que vaya

por este camino

BASHO

El tiempo de la imagen, la celebración popular, requiere acompañarse de las letras; su opuesto, la temporada de lluvias con su nube de zancudos, el índice inflacionario, la carestía de la vida -esa forma del crimen organizado-, demandan una pausa, parar; celebrar nos debería proporcionar esa pausa requerida para tomar valor y resistir.  

  1. Celebro mi Día de Cumpleaños; escribo fragmentos como otra forma de resistencia.
  2. Si para clasificar la extensión del poema depende de la energía empleada en su elaboración, ¿cuánta energía necesitó Basho para escribir su haikú?
  3. Junto al trasto de las letras/una hoja de reciclaje; junto a la hoja reciclada, dos cabitos de colores: azul y rojo.
  4. Los nuevos poetas de la ciudad vuelven de Monte Albán.
  5. El calendario. Mi madre lo conoció como almanaque; lo que antes fue considerado como Poesía, ahora son hojas desprendidas de un almanaque; en el piso son basura, en el muro representan los días por venir, el futuro.
  6. Hablar de la psicología de quien escribe sería confundir los corridos con la Revolución.
  7. Permanezco junto a la hoja en blanco, junto recuerdos de mis amigos ya fallecidos.
  8. Escribo con tinta verde sobre hojas sueltas de la libreta.
  9. Para no extraviarme en las letras, numero las hojas sueltas como forma mínima de encontrar el camino de vuelta; encuentro la guía para dos entidades opuestas que accidentalmente se encuentran, las letras y mi persona.
  10. La vida que le costó a Basho construir la forma del estanque y la rana, reproducirlas sobre el papel arroz. Salta la rana/en el viejo estanque/ruido del agua.
  11. Cumpleaños: como estar en la calle y caminar sin rumbo, tras la latita de aluminio que patean mis pies, tras un sonido.
  12. Al mediodía de mi Cumpleaños desciendo por la cuesta de Monte Albán.
  13. Por la madrugada los Cerdos Salvajes descenderán también de Monte Albán, seguirán el sonido que brota del chocar de sus pezuñas con los escalones de la ciudad antigua; en Puente Valerio encenderán los drones-el singular sonido que los guían hasta las casas de San Felipe.
  14. Escribo sobre las pequeñas hojas del calendario, busca la forma de hacer el día.
  15. A mi vuelta de la papelería un vecino me detiene en el vado, afligido me habla de la lluvia, los relámpagos; me pide permiso para derribar los árboles de mi patio.
  16. Escribo contra las parroquias que tomaron por asalta la ciudad.
  17. Escribo cartas, la forma inicial del poema.
  18. Muchas cosas no son importantes, estoy de acuerdo, pero ¿por qué negar el derecho a la escritura de un hombre que celebra su día de cumpleaños en martes?
  19. Todos tenemos derecho a escribir la lista del mandado; resulta tan frágil la memoria.
  20. En cada celebración debo recurrir a las letras, me ponen de golpe frente a lo necesario.
  21. En el camino, de pronto, extravío la latita que venía pateando.


There are no comments

Add yours