267552122_137111808741469_4744575775340675424_n (2)

«Sabíamos que la exposición terminaría, pero no abrupta y desaseadamente»: Nancy Mayagoitia

OAXACA, Oax. (sucedióenoaxaca.com).- Son pasadas las diez de la noche del sábado, día plagado de actividades en torno a la Guelaguetza oficial. Le envío mensaje a Nancy Mayagoitia, organizadora del «Homenaje a Tamayo», la exposición de monumentales sandías intervenidas por artistas, oaxaqueños en su mayoría, para recordar tres décadas de la extinción del astro de la plástica mexicana llamado Rufino Arellanes Tamayo Meixueiro.

Minutos más tarde logro comunicarme con ella. Esposa de un expresidente municipal, conoce en primera persona los recovecos del gobierno y los lenguajes cifrados con que suelen comunicarse las autoridades con todos los estratos de la sociedad.

«Siempre nos entendimos muy bien con el Municipio; supongo que Alicia Bueno, directora del Centro Histórico, no estaba  enterada, tampoco algunos amigos Regidores. Esto se manejó de manera muy discreta, incluso ignoramos si el presidente municipal estaba enterado o no», expresa Nancy Mayagoitia un tanto desconcertada.

Comenta que ninguna autoridad, ni estatal ni municipal, le pidió que retirara la exposición, ni le advirtió de algún operativo para su desalojo.

Sí, menciona, alguien sin identificarse, presuntamente del Municipio citadino, le dio «el pitazo» y , el director de Comunicación Social del gobierno estatal le avisó de forma verbal que el Ayuntamiento planeaba retirar la exposición en un operativo que daría inicio el sábado 23 de julio a las ocho de la mañana.

«Yo le dije: No señor, no las toquen, son obras de arte. Sabíamos que tarde o temprano la exposición terminaría, pero no de una manera tan abrupta y tan desaseada», expresa la experimentada galerista.

Relata que a partir de ambas advertencias, sin que mediara ningún oficio o comunicación institucional con ella, tuvo que organizarse con artistas para poder llegar a las ocho de la mañana, antes del «operativo», a la calle Gurrión donde estaban expuestas las Sandías de Tamayo, a fin de evitar que nadie, fuera de ellos, tocara las piezas.

«Tuvimos trece horas para organizarnos con los artistas, mandarles mensajes, conseguir camionetas, ayudantes, amigos, y poder estar temprano. Logré negociar que fuera un poco más tarde el operativo, porque la mayoría de  artistas viven fuera de la ciudad. Algunos llegamos a las ocho para no ser sorprendidos; y sí, había mucho personal del Municipio, quiero pensar que por lo menos con nuestra presencia se evitó la tragedia, porque fueron los propios artistas quienes retiraron sus piezas», añade Nancy a su historia.

-¿Pero, la exposición contaba o no con permiso?

-Ha sido una comunicación muy complicada con las personas que expiden los permisos, porque hasta la fecha se ha manejado que no tenemos permiso, solo el original que nos dio el Ayuntamiento pasado. En cuanto inició esta administración envié el oficio para la renovación del permiso pero a la fecha no he tenido respuesta, aún cuando desde que estaba en campaña y ya  como presidente electo, Neri nos había expresado que estaba encantado con las Sandías.

Nancy Mayagoitia tuvo la idea de convocar a una exposición al aire libre, debido a la pandemia, para rendir homenaje al artista considerado «oaxaqueño universal», al cumplirse, en 2021, 30 años de su partida, algo que las instituciones culturales gubernamentales pasaron por alto.

El acierto de fabricar grandes sandías de fibra de vidrio, para ser intervenidas por grandes artistas, algunos discípulos directos de Tamayo, se reflejó en un interés masivo por visitar la muestra, primero en la Plaza de la Danza, y luego en el centro histórico, a un costado del complejo cultural Santo Domingo.

«El público estaba encantado con esa exposición, era como tener un museo con decenas de miles de visitantes; no era una expo repudiada, al contrario, me atrevo a decir que está en todos todos los Facebook de Oaxaca», sostiene.

«Las Sandías produjeron un acercamiento con el arte increíble, incluso con los niños. Hemos limpiado las piezas continuamente porque las personas tocaban las sandías. Y  una de las cosas que más debemos recalcar es que llevaban nueve meses en la calle y no sufrieron agresiones, raspones, nada, incluso ni un posible accidente de alguien que se hubiera pasado de copitas. Es una exposición popular y se hizo para homenajear al oaxaqueño mas grande que hemos tenido, por algo le llaman el oaxaqueño universal».

Luego, Nancy expone algo que podría estar en el fondo del asunto.

«Ninguna autoridad, ni estatal ni municipal se tomó una foto con las Sandías ni promovió su visita. Y estamos hablando que las Sandías han causado furor, han sido un éxito, y tal parece que en Oaxaca el éxito se castiga», concluye la artífice del «Homenaje a Tamayo».

Epílogo

Cómo parte una charla más amplia que habremos de compartir escalonadamente, Nancy Mayagoitia comenta que el personal del municipio que tenía indicaciones de retirar las Sandías, terminó ayudando a los artistas a subirlas a las camionetas.

El espacio donde se encontraban las monumentales rebanadas artísticas hoy está ocupado por equipo de transmisión de Televisa, emplazados para dar cobertura a la Guelaguetza oficial.



There is 1 comment

Add yours
  1. Homenaje a Tamayo

    Elisa. Tu nota es larga y completa, llena de matices y hasta buenas puntadas. El éxito de las sandías, como ahora se le llama a la exposición Rufino Tamayo 30 Aniversario, radica en la elevada calidad de las obras de arte creadas por 30 emblemáticos artistas de Oaxaca y la total aceptación del público que las visitó que se cuentan en más decenas de miles y hasta más.

    Fue una pena ver la calle vacía al momento de terminar de retirar las sandías. Es una pena mayor ver al turismo hoy no poder tomar buenas fotos del conjunto arquitectónico de Santo Domingo incluyendo la placa del nombramiento de Oaxaca, por parte de la UNESCO,, como Patrimonio de la Humanidad.

    Gracias por tu acompañamiento desde el primer día. #tamayonosune


Post a new comment