Andres-Manuel-Lopez-Obrador-en-conferencia-mananera-Captura-de-Pantalla-2

Ventarrones de febrero / La opinión del periodista Ernesto Reyes

ERNESTO REYES

Este mes de febrero, la oposición aceleró su embestida con el objetivo, a corto y mediano plazos, de bajar al presidente Andrés Manuel López Obrador de la altísima popularidad con la que cuenta. Sus números en las encuestas, en términos electorales, representan más de 50 millones de votos a favor de Morena, si hoy se realizaran elecciones.

Sin que les produzca pena, sus enemigos tratan de hacer ver, a quienes han sido la base social y electoral del presidente, y a quienes se están convenciendo de que están cambiando las cosas y se vive un proceso de transformación, que el hombre que escogieron para dirigir los destinos del país es igual de corrupto como ellos. Y con tal propósito, inundan el firmamento mediático con calumnias y vilezas para sembrar la duda sobre su persona y familia.

Me refiero, al reportaje difundido por Carlos Loret y, hasta por Carmen Aristegui, sobre una casa rentada que ocupó temporalmente en Estados Unidos, José Ramón López Beltrán y su esposa. Con este caso, pretenden sembrar la idea de que AMLO y familia terminaron iguales o peores que la parentela de Enrique Peña Nieto. Sin hacer caso a las aclaraciones de la parte afectada, salvo la defensa que realiza el presidente, que por otra parte no tiene el alcance de los grandes medios, comparan “La casa blanca” con el invento de “La casa gris”, armando un desaforado espectáculo hasta en el Congreso Federal. Creen que ya encontraron el flanco débil por donde va a escorar, hasta hundirse, la autoridad moral del presidente.

En otro flanco, y aprovechando la inacción de gobiernos estatales y otras autoridades para garantizar la seguridad de sus ciudadanos, al presidente y a políticos de Morena le estallan las protestas sobre los crímenes cometidos contra periodistas. Con el afán de confundir a las infanterías reporteriles, se mezclan los riesgos de un reportero de a pie, que se juega el pellejo trabajando en circunstancias peligrosas, con los corruptos de los grandes medios como Carlos Loret, ariete de grandes firmas empresariales y políticas que buscan asestar un golpe blando al mandatario.

La narrativa de quienes se dicen amenazados y expuestos a que se revelen sus fortunas y negocios al amparo de “la prensa”, trata de dejar mal parado al mandatario en materia de protección a los derechos humanos y libertad de expresión. Por ello, las legítimas luchas del gremio para frenar los ataques hacia los trabajadores de medios, no debe mezclarse con los sucios intereses de la política electoral, porque no todos somos Loret, ni López Dóriga, ni Salinas Pliego ni Alejandro Junco, el dueño de Reforma. Exijamos castigo a los asesinos de periodistas, no importando del partido que sean, y que se ponga un alto a la delincuencia, a la inseguridad y a la impunidad.

Sin embargo, como la oposición no ha ofrecido un proyecto de país diferente, para resolver los grandes problemas nacionales, no hay incentivos para que la gente pierda la confianza en la autoridad federal y regrese al pasado, ni mucho menos reducir su interés por participar en la jornada del próximo 10 de abril para votar porque se quede o se vaya el presidente. Este “gallo” se someterá al ejercicio de revocación de mandato quien, después de los fuertes ventarrones de febrero, no ha perdido una sola pluma.

Don Evaristo

Falleció el compañero de la Red Ciudadana Oaxaqueña, Evaristo Tovar Ponce (3 de junio de 1953-17 de febrero de 2022), quien como tantos otros se significó por su apoyo incondicional a Andrés Manuel López Obrador cada que llegaba a Oaxaca. Siempre a don Evaristo se le veía en tareas de propaganda y convencimiento, prácticamente sin recursos, hasta que su líder llegó a la presidencia.

Nunca aspiró o estuvo peleando por un cargo. No obstante, la vida le permitió ver coronado el esfuerzo, por lo que tanto luchó y aportó tiempo y sacrificio personal. Ahora que el destino nos lo quita, deja un hermoso ejemplo de vida para que su esposa y compañera, Josefina Julieta Cortés Hernández e hijos Dominique Celeste y Lenin Tovar Cortés, sientan el orgullo de que cumplió gran parte de su meta como hombre de izquierda. Sin gente como él, muchos no estuvieran gobernando o ejerciendo el poder. Sus amistades y compañeros lo recordaremos con respeto en nuestras mentes y corazones. Hasta luego don Evaristo.

@ernestoreyes14



There are no comments

Add yours