Cántame 1

«Cántame», tributo musical del Calmécac en el mes de la Guelaguetza

NEJAPA DE MADERO, Oax. (sucedióenoaxaca.com/vía COMUNICADO).- Julio es un mes para ofrecer, es el mes en que Oaxaca brinda su cultura al mundo; en el Calmécac creemos firmemente en esto.

Sumidos en una pandemia que no cesa, pero que al mismo tiempo está modificando el orden en el quehacer artístico y en tantas otras cosas, el Calmécac cumple con su cometido aun en tiempos de emergencia.

Cántame es la sexta producción audiovisual que de manera independiente, y en colaboración con empresas forjadas en la comunidad, ve la luz este julio; un proyecto patrocinado por Planta Fandango de Matatlán y producido por Imaginando Gráficos de Huajuapan de León, en el que participan niñas, niños y jóvenes del Instituto Intercultural Calmécac con sede en Nejapa de Madero, Yautepec,  bajo la batuta del maestro Nathanael Lorenzo Hernández.

El video de Cántame, composición de Nathanael Lorenzo para voz soprano y banda filarmónica, se estrenó el domingo 05 de julio en las redes sociales. El tema es interpretado por  Maribel Sánchez, maestra de canto de la Casa de la Cultura Oaxaqueña.

La grabación se realizó durante dos noches y dos madrugadas, en locaciones de Planta Fandango y Cerro Fandango, donde actualmente se encuentra el Hotel Casa San Antonio.

Desarrollar propuestas artísticas en tiempos de pandemia representa un reto para el medio artístico que vive de la presencia ante sus públicos, afortunadamente  el Instituto Intercultural Calmécac lleva en los medios digitales aproximadamente siete años, lo cual le facilita y le da una enorme ventaja en estos tiempos en que la nueva normalidad por mucho es virtual.

Como institución musical, el Calmécac continuó con sus actividades académicas en su comunidad en todo este periodo, si bien se cancelaron giras de conciertos, visitas, intercambios y presentaciones en comunidades, el Calmécac busco la asesoría directa de especialistas en la salud para poder continuar con sus actividades sin poner en riesgo a su alumnado.

Ha sido de gran ayuda que la comunidad de Nejapa, donde está establecido el Calmécac, realizó un cerco de salud comunitario muy estricto, esto nos permitió estar laborando sin caer en  pánico o preocupación innecesaria. Para ello contamos con asesoría de expertos en la salud que supervisaban diariamente nuestras medidas de prevención.

La pandemia arrasó con nuestro mes de la Guelaguetza, pero no con el espíritu de compartencia que caracteriza a niñas, niños, jóvenes, maestros, colaboradores y donadores del Instituto Intercultural Calmécac.




No hay comentarios

Añadir más