metinides-3

Cinéfago*: “Pensarnos desde lo común y no desde la individualidad”

JOSUÉ SALVADOR VÁSQUEZ ARELLANES

En apoyo a Daniel Nush.

El mejor mal alumno.

El Menú

Mi villano favorito 3 | Okja | Tras la tormenta | Spider Man: De regreso a casa | Graduación

El Entremés

⋆ ⋆ ⋆ No se la pierda

Aunque no lo crea vi Mi villano favorito 3 y me gustó. El jueves 29 de junio había decidido ver Míster Universo en el Oaxaca Cine a las 7 de la noche, la cual resultó singularmente conmovedora y humana; pero como tenía un tiempo libre antes de que empezara la función, me fui a ver Mi villano favorito 3. Me como algo en la función y si me duermo no creo que me pierda de mucho, me dije, pero para mi gran sorpresa me comencé a divertir y a entretener con la trama de la película, a tal grado que salí hasta de buen humor y con ganas de repetir la experiencia.

La sorpresa fue Balthazar Bratt, que aunque un poco anticuado, resultó ser un villano con un lietmotiv tan único y tan bien llevado a cabo, que si llegara a ver juguetes de él, no dudaría en comprar uno, y más si lanzara chicles de sus hombreras #MeHePortadoMuyMal. Sino la ha visto, vaya, es una buena experiencia que se puede disfrutar solo o acompañado, y más de una vez. #Garantizado.

⋆ ⋆ ⋆ ⋆ Deje todo y corra a verla

Este lunes 10 de julio Oaxaca Cine proyecta El hombre que vio demasiado, un documental  i-m-p-e-r-d-i-b-l-e  sobre el afamado fotógrafo de nota roja Enrique Metidines. La cita es a las 7 pm en el teatro Macedonio Alcalá. Aquí la reseña que éste cinéfago escribió al respecto.

El Plato Fuerte

⋆ ⋆ Vale la pena

Justamente el 22 de mayo comentábamos en esta columna sobre la película Okja del director coreano Bong Joon Ho, y del revuelo que causó éste año en el Festival de Cannes. Entre que esto o aquello, desde el 28 de junio ya está disponible en Netflix, así que agréguela a su lista o descárguela para verla en un rato libre que tenga.

Antes que nada no es #Spoiler, sólo es la premisa: Okja es una cerda modificada genéticamente para poder crecer más de lo normal, y junto con otra veintena de cerdos, será seleccionada para concursar y en su caso ganar el certamen “Súper puerco”, organizado por el corporativo ‘Mirando’, que modifica animales para vender su carne como comida. Sin embrago todo esto es una estrategia de marketing para promover el consumo de carne “orgánica” y no ser señalados dentro del maltrato animal, y se perciba al mismo tiempo la imagen de que se les da un cuidado digno a los animales que después serán alimento empaquetado y “sano”.

No todo es miel sobre hojuelas, todo se complica cuando van por Okja al sur de Corea para ser premiada en New York como la cerdita más saludable, y Mija quien ha crecido junto con Okja durante 10 años, pretenderá salvarla porque la considera como parte importante de su vida, ante la lógica de propiedad que argumentará Mirando como dueña del producto y que por lo tanto cree que puede hacer lo que quiera, sobre todo comida, con esa vida animal.

Después de esto aparecerá un grupo de activistas del Frente de Liberación Animal encabezados por el apuesto Paul Dano (tan encantador que lo hacen a uno querer volverse activista), quien pretenderá evidenciar junto con sus compañeros de causa, el maltrato animal y devolver a Okja con Mija a quien consideran su legítima dueña.

Resulta que todo esto es una crítica muy directa y certera hacia una práctica del maltrato animal en rastros y granjas donde los animales son objetos de violencia y maltrato, pero a diferencia de los videos de PETA, el mérito de Okja es que logra hacer que le entremos a este tema de una manera quizá sí bonita, tierna, a veces hasta cómica, pero que al final de cuentas entendemos por un momento la angustia que puede sufrir un animal en esa situación sin necesidad de ver tanta sangre y crueldad juntas.

Intentando no ser absolutista, este cinéfago apuesta a que casi todos hemos visto en alguna ocasión un video o documental en el que se vea a secas y de manera cruda, la matanza de animales ya sea por su carne, su piel o por algo que absurdamente justifica su muerte de manera violenta y cruel, y es algo que muy difícilmente estaríamos dispuestos a ver en el cine; por lo que Bong Joon Ho emplea los elementos del cine para hacer de este tema algo, vaga la expresión, digerible, algo empático y algo con cierta crítica social.

No en balde Fernanda Solórzano (<3) menciona que todo esto está bien logrado a través de la fantasía, es decir, Okja es una creatura fantástica hecha con buenos efectos especiales de tal manera que logran al mismo tiempo simpatizar con el animal, como entender que al final de cuentas, por muy cruel que pinte el posible desenlace, sabemos que nada de esto es real, que ningún animalito resultó herido en la grabación de esta película. Y es que a veces “La ficción es necesaria para que veamos cosas terribles representadas en pantalla sin la necesidad de salir corriendo”.

Así pues, más que empatizar con su público (la mayoría hemos sufrido la pérdida de alguna mascota, o con las imágenes de un animal maltratado), lo que logra Okja es poner no en tela de juicio pero sí en el tintero, aspectos como la ética o la falta de ésta en experimentos científicos, en donde sabemos muchas veces se emplea a animales como ‘conejillos de indias’.

Fuertemente edulcorada es como describen algunos esta historia, pero piénsele, cuántas cosas no nos pinta de forma “bonita” la mercadotecnia con tal de que compremos los productos de grandes emporios, aunque esto significa la destrucción, matanza o post-esclavitud de seres vivos, llamase flora, fauna o seres humanos. No es que tampoco se pretenda cambiar el mundo de tajo, pero sí al menos ponernos a pensar por un momento e informarnos constantemente sobre nuestras prácticas de consumo, lo que hay detrás de ellas y el impacto que puede tener en nuestro habitad.

Entonces, aunque parezca que soy el menos anticapitalista para decir esto (#ChisteLocal), Okja también la puede verse en línea aquí (HTML5 + Ver Online + ►).

Laureada, aunque poco reconocida, puede ver del mismo director la película Snowpiercer, en México traducida a El expreso del miedo, la cual es una “fábula muy ingeniosa sobre cómo cada vez que haya inequidad social, habrá lucha de clases aún si ya no hay recursos en el planeta”. La puede ver en línea aquí (HTML5 + Ver Online + ►).

El Postre

⋆ ⋆ Vale la pena

Inesperada como las lluvias que hemos tenido, sigue en salas Tras la tormenta, del director japonés Hirakazu Koreda, a quién éste cinéfago conoció hace unos años con su película De tal padre, tal hijo, con la que quedará conmovido y reflexionará sobre la suerte de tener la familia que tiene, y en concreto, el padre que ha tenido o tuvo dando la opción de imaginar lo que quizá todos hemos pensado alguna vez: qué sería de nosotros si hubiéramos nacido en otra familia, y lo más importante, qué es lo que realmente hace que alguien sea padre.

Zalamera dirán algunos, pero éste cinéfago tiene pendiente también de Hirakazu Koreda Nuestra pequeña hermana, un película donde el tema sigue siendo la familia pero ahora visto desde la arista de la hermandad. Tres hermanas, de distintos temperamentos cada una y que viven juntas, en el funeral de su padre descubren a su media hermana pequeña y deciden llevarla a vivir con ellas. Ya quedará de nosotros los espectadores, averiguar qué más sucederá.

Con el casi mismo tono, lo que veremos en Tras la tormenta,  es que el tema de la familia sigue siendo el interés de este director japonés que se ha vuelto de los más atinados para hablar sobre las variantes del núcleo familiar, donde en esta ocasión el protagonista es un detective llamado Shinoda, que investiga infidelidades y que malgasta sus ganancias en apuestas y boletos de lotería, algo que ha heredado de su padre y que han hecho que se distancié de su hijo, su ahora ex esposa, aunque no tanto de su madre, quien está mejor sin su difunto esposo pero que ve en su hijo todo su vivo retrato.

Un poco absurdo pero real, es haber escuchado alguna vez aquella frase de “te pareces tanto a tu padre, o, eres igualita a tu madre”, por algún rasgo físico, algún gesto o alguna expresión. Es decir, a veces la herencia familiar surge en algún momento por más desapegados que seamos, aunque la necesidad del vínculo familiar nos haga reconocer a veces en los lapsos más difíciles de la vida, que la familia es nuestro primer e incondicional refugio.

Más que nunca, a Shinoda le cuesta entender esto, ya que vive entre la herencia ludópata de su padre, y al mismo tiempo en tratar de averiguar quién es la nueva pareja de su exesposa, lo que le impide tener el control de su presente haciendo de la relación con su hijo algo distante. Y así como después de la tormenta viene la calma, en medio de la tormenta padre, madre e hijo, lograrán encontrar una grieta para recuperar parte de la convivencia y lazo familiar que ya se veía casi perdido.

Porque basta querer tener cerca a los que realmente necesitamos ahora que podemos, ya que después de las “tormentas de la vida”, uno no sabe que pueda pasar.

Lo crítica de cine Fernanda Solórzano (<3), habla del efecto Koreda, el cual refiere a este impacto emocional que despiertan las películas de este director, y el cual no se da de inmediato, sino que puede ocurrir incluso días después de haber visto la historia. Vea lo propuesto aquí y descubra si es usted materia de dicho efecto. De tal padre, tal hijo la puede ver en línea aquí (HTML5 + Ver Online + ►), y Nuestra pequeña hermana aquí (HTML5 + Ver Online + ►).

La Gula

⋆ Puede verla

Era “inevitable como un espiral” no ir a ver Spider Man: De regreso a casa.   Nuestra generación, o bueno, en los últimos 15 años, nos ha tocado presenciar el inicio y fin de dos sagas del Hombre Araña con resultados diversos, y con Spider-Man: Homecoming, vooolveeeemos a empezar aunque no sé si de la mejor manera.

A ojo de buen cubero, la cinta se siente muy dirigida al público adolescente, lo cual es comprensible dada la temporada y lo que no tiene nada de malo pues un personaje adolescente puede ser tan complejo como uno veterano.

Basta decirlo así, pero los que parecen estar en plena adolescencia son los estudios Marvel y Sony que a estas alturas deberían entregar películas sino es que maduras, válidamente pueriles pero con un poco más de conflicto o no tan “juguemos a ser grandecitos”. Si hay algo que admirar de las sagas anteriores, es que el joven Peter Parker lidiaba en algún momento como superhéroe, con un dilema de vida o muerte que complicaban su existencia tanto como estudiante como aprendiz de justiciero y héroe. Es como si esta nueva entrega pretendiera proteger a esta nueva generación de un tema como es el de la muerte, cuando hoy más que nunca es tan cotidiano y mediatizado y hasta frivolizado. Y hasta cosas peores llegan a ver.

Reitero lo que pensé en sala: lo mejor de Spider Man: De regreso a casa es Michael Keaton en el papel de El Buitre, una especie de Birdman a la Marvel pero que aun así le sale muy bien. Debo reconocer que el giro que hay entre Peter, su novia y El Buitre, no me lo esperaba; y la escena quizá más tensa sea la del auto, de ahí en fuera todo es un ir y venir de problemas adolescentes medianamente planteados.

A lo mejor lo que decepciona también es un Tony Stark como mentor, tenía todo el material para hacerlo memorable, pero creo que Hudson Hornet resulta mejor mentor con Rayo McQueen que Iron Man con Spidey.

Zonzas y un tanto fútiles resultan las escenas pos créditos, sino es que una falta de respeto al tiempo del espectador, que se tuvo que chutar dos horas 13 minutos de la peli más los comerciales y cortos. Valen más la pena los gráficos de los créditos teniendo como fondo Blitzkrieg Bop de Ramones.  Y bueno, a Tom Holland lo siento más genuinamente ágil bailando Umbrella  que trepando edificios: https://www.youtube.com/watch?v=lnjdCg2Jz3o #Because ya usted verá.

La Sobremesa

⋆ ⋆ ⋆ No se la pierda

Oh, ya por último, vaya a ver Graduación, un drama rumano que aunque extranjero, nos revelará que incluso en los actos más cotidianos de nuestra vida hay dosis de corrupción, ¿le suena familiar esto? No es que se justifique ésta, sino que al igual que en México, el sistema parece estar diseñado para orillarnos, en algún momento de nuestra ciudadana existencia, a tener que caer o recurrir a ella. Además que pone en tela de examinación qué tan válido es decidir sobre el futuro de los hijos pese a todo, incluso a un intento de agresión contra la hija.

#BonAppétit

*Cinefágo: El que tiene el hábito de comer y devorar cine. #SeValeLaGula

 

 




No hay comentarios

Añadir más