12314002_10153898363582994_7579690235432979563_n

En Ocotlán vive la auténtica Frida Kahlo

OCOTLÁN DE MORELOS, Oax. (sucedióenoaxaca.com).- Su retrato se encuentra en guías turísticas; la vienen a fotografiar desde los cinco continentes; hay personas que lloran de emoción cuando la conocen. A un joven hasta le bajó la presión cuando la vio, asegura.

-Va usted a provocar un infarto uno de estos días…

-¡Ni lo mande Cristo!

Beatriz Vásquez Gómez, “La Frida oaxaqueña”, atiende un comedor en el mercado de Ocotlán.

Ella es admirada por turistas que llegan a conocerla, apreciada por los oaxaqueños por su gran sencillez, y es la envidia de sus paisanas que le han dicho: “¡Cómo dejas que te comparen con una coja!”.

Su gran parecido con la pintora Frida Kahlo, emblema cultural de México en el mundo, quien cumple este 6 de julio 109 años de su nacimiento y el 13, también de julio, 62 de su muerte, es el imán de esta sencilla mujer que sólo se dedica a cocinar platillos oaxaqueños.

La vida de Bety, como le dicen cariñosamente los comensales que disfrutan sus manjares frecuentemente, está llena de anécdotas.

“Una japonesa que vino hace unos años se puso a llorar cuando me vio. Me dijo que estaba muy emocionada porque ella colecciona muchas cosas de Frida. Me abrazó, lloró, se secó las lágrimas, se puso labial y se tomó la foto conmigo”, recuerda.

“Otro día llegó un muchacho que estudia diseño. Se impresionó tanto que empezó a sentirse mal, le bajó la presión así que lo tuvimos que ayudar”, relata.

Bety también es personaje de un relato del escritor peruano-mexicano Mario Bellatin quien llegó un día a Ocotlán a buscarla, le tomó muchas fotos y se hicieron amigos.

El texto forma parte de su libro El libro uruguayo de los muertos.

“No me pareció creíble la información que recibí sobre la supuesta existencia actual de Frida Khalo atendiendo un puesto de comida. Sin embargo, me atrajo la idea de que alguien pudiera seguir vivo a pesar de su muerte. De cierta manera, una posibilidad semejante tiene que ver con determinado pensamiento místico, el cual afirma que la realidad es inmanente y se viven en simultáneo todos los tiempos y todos los espacios”, escribió Bellatin.

En una entrevista publicada en el periódico El País, el autor de Salón de belleza sostuvo que la pintora fue una “impostora”, y –dijo de Bety- “Esta mujer es la verdadera Frida Kahlo. Es la mujer que Frida Kahlo siempre quiso ser y nunca pudo ser. Esta es la original. Frida Kahlo se representaba a sí misma como una comerciante de pueblo que nació después de que Frida Kahlo se murió… ¿Has visto sus fotos? Todas estaban armadas, eran perfectas. En todo lo que hacía no había nada de cotidiano, todo estaba dentro de una parafernalia…”

En Ocotlán, Frida Kahlo sigue viva

“Hay gente que me dice ‘Frida pirata’, o me preguntan: ¿por qué te vistes así si tú no estás coja como Frida? Pero yo me siento bien, me siento libre, no le tengo miedo a nada, ni a lo que hable la gente. Yo sé que algo bueno me va a pasar”, dice.

-Háblenos de sus guisos. ¿Cuál es la especialidad de la Cocina de Frida?

-Una vez vinieron unos muchachos de Hungría, comieron habas guisadas, mole de almendras y estofado. Creo que el estofado es el que me queda mejor. Y los chiles rellenos. A veces en vez de saludarme me preguntan ¿Hay estofado? Ja ja ja

Bety aprendió a cocinar desde los diez años. Sus padres le enseñaron este oficio. Ambos fallecieron. “A mi madre la cuidé hasta el último momento.

-¿Vio la película de Frida?

-No, no la he visto. Yo no tengo televisión. Solamente escucho el radio. Eso sí, no puedo vivir sin el radio. Un día me trajeron la película pero como no tengo televisión no la he podido ver.

-¿Bety, qué le gustaría hacer?

-Me gustaría conocer la casa de Frida Kahlo. Hay una muchacha que me ha tomado muchas fotos y me quiere llevar para tomarme unas fotos allá. Tal vez un día se me haga ir.




No hay comentarios

Añadir más