ine-proceso-electoral-méxico-photo-cuartoscuro-1024×529

No está solo / La opinión del periodista Ernesto Reyes

ERNESTO REYES

En artículo difundido hace una semana, afirmé que el boicot del INE al suprimir más de 100 mil casillas en todo el país iba a afectar la consulta, por lo que era previsible que no se alcanzara el 40 por ciento para que fuera vinculante.

Sin embargo, con solo el 30 por ciento de casillas, el 17.7 por ciento de ciudadanos ejerció su derecho de democracia participativa, de los cuales el 92 por ciento expresó su deseo de que el presidente continué en el cargo, mientras 6.5 votó porque revocarle el mandato. En números concretos, 15 millones para que se quede y un millón para que se le revocara el cargo por pérdida de confianza, mientras 280 mil anularon su voto.

La falta de una amplia difusión, por parte del INE, menguó la concurrencia, pero no el ánimo, pese a poderosos enemigos que auguraban fracaso total. Fue un sonado éxito.

Decía, que el ejercicio revocatorio o referéndum se queda como una práctica virtuosa para evaluar, a mitad del periodo, el desempeño de quien ostente la presidencia de la República. Saber que la ciudadanía le está vigilando, será un incentivo para que el desempeño del poder ejecutivo sea confiable, honesto y eficaz, es decir, un buen gobierno. Faltará replicar el modelo en las gubernaturas y presidencias municipales. Y por qué no en los poderes legislativos.

Aunque no se puede comparar con ninguna otra elección, hacíamos la proyección empírica de que en el estado de Oaxaca deberían de obtenerse, alrededor de 800 mil sufragios. Los resultados del domingo 10 de abril fueron sorprendentes. A pesar de que solo se activaron mil 890 casillas, dejando sin oportunidad de votar a los habitantes de cientos de localidades, Oaxaca se ubicó en el sexto lugar de la participación nacional, con arriba del 23 %. Este porcentaje corresponde a más de 700 mil personas, de las cuales 670 mil (el 94.5 %) le dieron su respaldo, en tanto que 24 mil (el 3.5 %) lo reprobaron, anulándose 13 mil votos.

El hecho de que a nivel nacional la mitad de sufragantes de hace cuatro años (30 millones) sostenga al gobierno, es que algo está haciendo bien López Obrador a favor de la gente.

Someterse a referéndum siempre es una aventura en materia política. Guardando las proporciones, el caso más sonado es Inglaterra donde el país perdió la posibilidad de seguir perteneciendo a la Unión Europea.

La lectura de este ejercicio democrático tiene múltiples interpretaciones:

  • Tendrá repercusiones político-electorales a favor del movimiento de la 4T, a pesar de que a Morena le faltó movilización, lo que orilló a funcionarios a impulsar la consulta, arriesgándose a ser sancionados. En los municipios oaxaqueños de Ciudad Ixtepec y Salina Cruz fue donde más votaron y Morena hizo la tarea.
  • Los partidos de oposición que, apostaron al fracaso, perdieron una oportunidad de oro para pulsar el ánimo de la gente. Ausentarse, promoviendo la abstención, es contraproducente para cualquier partido.
  • López Obrador obtuvo individualmente más votos que Anaya (PAN) y Meade (PRI) por separado.
  • Los resultados le otorgan un piso mínimo de apoyo al presidente, refrendando su popularidad que las encuestas indican. Si se hubiesen instalado las 161 mil casillas, su alcance efectivo en votación rondaría los 40 millones.
  • Los efectos podrían llegar hasta el 2024 para asegurar la candidatura presidencial de Morena. Antes, el próximo 5 de junio se renuevan 6 gubernaturas y 2 más el año entrante, con grandes posibilidades de triunfo, en la mitad de ellas.
  • La burocracia del INE pierde, no así la ciudadanía que, de manera responsable y gratuita, operó las casillas y contó los votos. Ellas y ellos son los verdaderos héroes de la jornada.
  • La consulta genera incentivos para realizar una gran reforma electoral que, entre otras, podría establecer que los consejeros del INE sean electos en votación directa, a fin de que no sean los partidos y sus amanuenses quienes controlen el INE.
  • Los altos índices de aprobación que hoy acumula AMLO le inyectan fuerza moral y política para avanzar en la transformación y los cambios que demanda el país. La derecha conservadora sufre una nueva derrota. Se confirma que Andrés Manuel López Obrador no está solo y es un honor estar con él.

@ernestoreyes14



There are no comments

Add yours