3442114262_c154a97d06_o_0

Agosto por la mañana

No está en cuestión lo que hacemos

ni lo que debiéramos hacer,

sino lo que ocurre con nosotros

por encima de nuestro querer y hacer

HANS-GEORG GADAMER, Verdad y método

Para Malva Flores

En la radio suena una bachata; son tiempos duros, la gente teme, baila, espera. En la infancia, en barrio Santa María, Santa, en Tehuantepec con calles de piedra y carretas, me enseñaron que la gente hace fiesta para que termine el miedo (sin otra razón para forjar la alegría), no estuve de acuerdo, caminé mares, islas, busqué otro motivo; no poseo más cosas para enfrentar lo adverso, que esta necedad que tengo por las cosas que recuerdo. El tiempo de madre y padre, los cuatro hermanos, la casa con su patio de jazmines y la necesidad de levantar los brazos, defender las horas con la libreta roja -como quien protege su carne del rayo, con un escapulario.

I

Alegre juega vacila autora

La libreta reposa en la mesa de cristal

Hasta la mesa llegan alegres los ruidos de la calle

La voz del mezcal

La libreta reposa pastas duras sobre el silencio

Destreza y botín la libreta

En la ventana pasan nubes flores de mayo distancias

Hormigas

La libreta sin nombre suma manchas borrones

La libreta sin importancia tiene páginas

Escritas por la emergencia

Las nubes pasan entra la música

¿Qué puedo hacer?

Sólo cosecho lo que siembro

A veces pienso que en la libreta está escrita

La vida futura

Caen las hojas en blanco

Quisiera escribir del cansancio

Me derrota el sueño

La madrugada llega con voces soy distraído perezoso

Sólo recuerdo asaltos pillaje la vida circular de las monedas

Son tiempos duros

Uno extraña el viejo sonido del níquel

Aquella lucha por el menor esfuerzo

La canción de los desesperados

A veces digo está el poema miro el vacío

Las letras son fantasmas

Que vuelven a recoger sus pasos

Hay silencios

Hay noches turbias de sombra

Claras angustias

Recuerdos

Hay pasos que terminan frente al muro

Hay sombras que vuelven rancios luceros

Hay místicos instantes

Los colores del alba los presentimientos

La libreta espera que se aclare mi cabeza

II

El agua corre bajo los puentes (hay

tanto espacio entre los pies y el agua)

Nunca me cansaré de contemplar

el aire

que me mira

III

Camino como oruga, patas arriba

IV

Arcos donde corre el aire

Casa de los sabios pasmados

Tengo una historia -todos tenemos alguna historia-;

Sueño con la voz que increpa ante los limpios cristales

De la cabina

Telefónica

V

Saluda canta ríe

Aguarda

Una tarde dice estoy emputada y se pierde

La libreta entre colores de sombra -tostones de luz-

Camina en retirada

VI

Dice el libro por más que uno intente mirar

Con los ojos de los críticos

La propia perspectiva desarrollada a lo largo de tantos años

Impone una solidez propia

Quisiera aprender a escribir lo más honesto con cada poema

VII

Para que las cosas bajen de temperatura le digo está bien

Y agarro por su frágil espalda

La roja libreta



There are no comments

Add yours