unnamed (1)

Sistema de salud, excluye y discrimina a pueblos indígenas

OAXACA, Oax. (sucedióenoaxaca.com/vía CEPIADET).- Ante la pandemia del COVID-19 los sistemas de salud a nivel mundial han mostrado incapacidad para brindar atención a la población afectada, y en especial a personas, pueblos y comunidades indígenas, manifestaron participantes en el webinario “Derecho a la salud de los pueblos indígenas”, organizado por el Centro Profesional Indígena de Asesoría, Defensa y Traducción A.C. (Cepiadet).

Asimismo, coincidieron en que el sistema de salud en México es excluyente y discriminador al no tomar en cuenta otras formas curativas que no sea la biomédica, cuando la salud es un tema que debe abordarse de forma integral, abarcando alternativas como la medicina tradicional, que además de atender un malestar físico busca brindar bienestar emocional y espiritual.

Dicho panel contó con la participación de Aitza Miroslava Calixto, integrante de Investigación y Diálogo para la Autogestión Social A.C.; Felicitas Cruz Bautista, integrante de la Asamblea de Mujeres Indígenas de Oaxaca; Cristina Montejo Briseño; consultora independiente; y Roberto Campos Navarro; profesor-investigador de la UNAM, así como  Lorena Pool Balam, investigadora del proyecto Agenda Antirracista-Cepiadet A.C.

En ivestigador de la UNAM Roberto Campos Navarro, sostuvo que el Sistema Nacional de Salud ha tenido varias características, entre ellas, la de ser un sistema fragmentado desde la época colonial, regido por el sistema de castas; el cual se reproduce en la actualidad por estratos sociales y/o grupos laborales, lo cual lo convierte en un sistema limitado e insuficiente, sobre todo para brindar sus servicios a pueblos indígenas.

A su vez, Felicitas Cruz Bautista, de la Asamblea de Mujeres Indígenas de Oaxaca, hizo énfasis en que la medicina alópata y la tradicional tienen grandes diferencias dentro de las comunidades, ya que la medicina tradicional no cura únicamente los malestares de las personas, también busca la salud del espíritu y el alma.

Además, expuso, en el caso de las comunidades, el o la paciente tienen una mayor confianza con el o la curandera para explicar sus malestares, lo que no sucede cuando visitan a un médico alópata con quien suelen presentarse barreras, por ejemplo, dificultad para explicar los síntomas al no dominar al cien por ciento el español, y en algunos casos, la falta de solvencia para cubrir sus honorarios.

A decir de Aitza Miroslava Calixto existe una violación sistemática al derecho a la salud de comunidades originarias empezando con que los centros de salud carecen de infraestructura básica; además de que en algún  momento ha imperado la corrupción, como cuando el Seguro Popular era necesario para poder certificar una unidad médica.

La integrante de Investigación y Diálogo para la Autogestión Social, también destacó el hecho discriminatorio de asignar personal médico de bajo perfil en centros de salud de comunidades indígenas, donde suelen enviar a prestadores de servicio social ante la ausencia de profesionales médicos, y menos aún con formación intercultural, lo que produce un choque cultural, que a la larga se vuelve un proceso de profunda de violencia y racismo.

Otro dato que revela la carencia de una adecuada atención en las comunidades indígenas es la alta tasa de muertes maternas, por la tardanza para ingresar a una persona en un servicio de salud, dado que sus redes de referencia y contra-referencia están totalmente desmanteladas.

El tema de atención a la salud mental es otro pendiente en las poblaciones indígenas donde las actividades cotidianas están marcadas por la colectividad, por lo que el “quédate en casa” se convierte en un factor de desequilibrio que puede generar rupturas en las redes comunitarias. Es por ello que a fin de conservar sus sistemas de vida en colectivo ha debido adaptarse la medida de contención sanitaria con el “quédate en tu comunidad”. Así lo expuso la consultora Cristina Montejo Briseño.

En conclusión, ante la pandemia y por falta de apoyo e insumos, los Servicios de Salud han demostrado ineficacia, sobre todo en comunidades indígenas, por la falta de una atención con enfoque socio-cultural, por lo cual es pertinente que se reconozcan los aportes de la medicina tradicional indígena.




There are no comments

Add yours