82110228_2569443713300732_2116416689259151360_o

Necesario visibilizar a mujeres que participan en sistemas de cargos: Maricela Zurita

OAXACA, Oax. (sucedióenoaxaca.com/vía CEPIADET).- La participación de las mujeres debe observarse en la conformación total del sistema de cargos de una comunidad indígena y no sólo enfatizar los cargos municipales, como se ha hecho en los últimos años, hacerlo de esta manera, es una perspectiva limitada.

Los Sistemas de Cargos tienen la característica de otorgar una responsabilidad a una persona, sea hombre o mujer, pero el trabajo siempre se hace de manera colectiva, empezando con el apoyo de la familia.

Así lo dio a conocer Maricela Zurita Cruz, Regidora de Ecología del municipio chatino San Juan Quiahije, Juquila, durante el webinar «Participación de mujeres en el sistema de cargos en comunidades indígenas”, organizado por el Centro Profesional Indígena de Asesoría Defensa y Traducción (Cepiadet).

Zurita Cruz, quien es Licenciada en Ciencias de la Educación y formada en equidad de género, expuso que los cargos a nivel comunitario no son a título personal. “Yo lo asumo, sin embargo, hay todo un trabajo colectivo, ya sea con la familia o con las personas con quiénes se comparte la vida, un esposo o una esposa; un ejemplo es la mayordomía, donde el cargo se cumple con el núcleo familiar, lo que implica levantarse temprano para la preparación de la comida, ir al panteón, cuidar la iglesia, etc. La persona que fue nombrada no puede realizar sola el trabajo sino que interviene toda la familia”, explicó.

Añadió que toda ciudadana o ciudadano; comunera o comunero, sin necesariamente tener un cargo comparte responsabilidades como por ejemplo el tequio. Los hombres son requeridos para el arreglo de un camino, y a las mujeres se les convoca para la realización de las fiestas comunitarias. “Es una obligación que tenemos, responder a todos esos  trabajos colectivos para el bien de una comunidad. Y, por otro lado, cada cargo en lo individual tiene sus propias obligaciones y cumplimientos”, expresó.

En el panel moderado por la Doctora en Derecho y experta en Antropología Jurídica, Anita Parastoo Mesri, intervinieron la defensora yaqui de derechos indígenas y medio ambiente de Loma de Bácum, Sonora, Anabela Carlón Flores; la comunera mixe de Santa María Tlahuitoltepec, Natalia Jiménez, y la Magistrada del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado, Ana María Cruz Vasconcelos, además de Juan Carlos Silva Adaya, Magistrado de la Sala Regional Toluca del Tribunal Electoral de Poder Judicial de la Federación.

La abogada yaqui, Anabela Carlón Flores, mencionó que en su comunidad, Loma de Bácum, donde no existe la figura del Ayuntamiento, los cargos se clasifican en civil, militar, eclesiástico, costumbre, danzantes y fiesteros; y en casi todos las mujeres tienen una participación, sin dejar a un lado la defensa del territorio que en la cultura yaqui es obligatoria y siempre ha sido una lucha entre ambos: hombres y mujeres.

Por su parte, la Magistrada Ana María Cruz Vasconcelos ponderó que la mujer indígena aspira a un cargo público relevante en su comunidad cuando ha cumplido con varios servicios, ha ganado experiencia con cada cargo, y está preparada, y no por ser amiga del gobernante en turno, como suele suceder en el sistema de partidos políticos. Fue contundente al señalar sobre el daño que ocasionan los partidos políticos al entrometerse en la vida comunitaria.

Sucede que si «se llevan con el gobernante en turno, luego luego son diputadas», expresó quien fue una de las primeras mujeres en ocupar cargos públicos de primer nivel en el gobierno de Oaxaca, al ser la primera directora del Registro Civil en los años 70.

En tanto, el Magistrado Juan Carlos Silva Daya señaló que los jueces, para poder resolver casos de elecciones por Sistemas Normativos Internos, deben convertirse en investigadores, sociólogos, antropólogos, etnógrafos para analizar cómo funcionan dichos sistemas en cada comunidad y no solamente pensar en el derecho a la igualdad entre hombres y mujeres, sino también plantearlo desde la cosmovisión del pueblo del que se trate.

Natalia Jiménez, comunera mixe de Tlahuitoltepec, apuntó que en su municipio, por ejemplo, se otorgan cargos a las  mujeres, pero solo a mujeres solas, solteras, que no tienen pareja o son madres solteras, y todas tienen que ir escalando desde vocal,  quién hace los mandados; barrer, limpiar, y poco a poco van llegando a cargos donde se toman decisiones y se ejercen recursos.

El panel “Participación de mujeres en el sistema de cargos en comunidades indígenas” es el segundo de un ciclo que realiza Cepiadet semanalmente los jueves a las 12:00 horas con distintos ejes temáticos, con expertos en cada tema.




No hay comentarios

Añadir más