denuncia-pública-al-presidente-municipal

Carta de Jaquelina Escamilla, Directora del IMM, a la opinión pública

H. Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez

Ciudadano Presidente Municipal Constitucional

A la audiencia que me escucha y a la ciudadanía en general

Por este medio y en uso de las facultades y atribuciones que, en mi carácter de Directora del Instituto Municipal de la Mujer, me permiten la Constitución General de la República, la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Oaxaca y el Bando de Policía y Buen gobierno de Oaxaca de Juárez, me permito exponer lo siguiente.

El día viernes 22 de mayo del presenta año, recibí instrucción telefónica de la ciudadana Patricia Benfield López, Presidenta del Consejo Consultivo del Sistema DIF Municipal, para abrir la plataforma virtual del Instituto y dar espacio a la transmisión de una conferencia sobre la defensa del derecho a la vida y un posicionamiento político de ProVida, que realizaría la Mtra. en Derecho Fiscal y Diputada con licencia Magda Isabel Rendón Tirado, conjuntamente con actores el sector salud y católico del Estado.

La situación descrita la informé al ciudadano Presidente Municipal de Oaxaca de Juárez, mediante una carta en la que expuse que el Instituto Municipal de la Mujer (IMM) tiene establecido un plan de trabajo en el que, de acuerdo con las líneas de acción, están vinculadas al logro de los objetivos del Instituto, las cuales hemos venido desarrollando puntualmente, no obstante de la emergencia sanitaria que vivimos, por lo que cada viernes estamos desarrollando conferencias sobre los derechos de las mujeres, que cumplen con los objetivos de promoverlos y dufundirlos, no así la referida conferencia, que ahora sé que se denomina «PRESERVAR LA VIDA, LA MÁXIMA NECESIDAD EN ESTE TIEMPO» de los Derechos y las realidades médicas en el Estadod e Oaxaca, ya que por instrucciones del propio Presidente fue subida a la plataforma virtual del IMM, anunciada como una actividad más y en respuesta al referido documento.

Es objetivo esencial del IMM, instrumentar políticas públicas que faciliten el ejercicio pleno de todos los derechos humanos de las mujeres, a través de programas de prevención que difunden su conocimiento y ejercicio, como lo es el derecho a la salud sexual y reproductiva, responsable, informada y libre de estereotipos de género, dirigido a la población en general, sin retroceder jamás el avance hacia su realización, pues muchas luchas se han dado para su reconocimiento.

También pedí, por medio de la Secretaría Municipal y de su Jefe de Oficina, que cancelaran este evento, pues implica un retroceso al avance de los derechos humanos de las mujeres, el cual no puedo avalar ni permitir que se me imponga, aunque esté en juego mi trabajo y el de mis compañeras, como me lo hizo saber la esposa del presidente, Patricia Benfield López, invocando la lealtad, de lo cual difiero pues la lealtad no debe implicar agachar la cabeza y obedecer, más aún si nos pisotean; ya que estando al frente de un espacio creado para defender y proteger los derechos de las mujeres, no puedo y no permitiré violencia institucional en mi contra o de cualquier otra manera, por principio legal, ético, profesional y en concordancia al cargo que se me confirió, pues no concibo cómo promover el respeto a los derechos de las mujeres, si permito la vulneración de los propios.

Reitero que el actuar institucional tiene el deber constitucional de proveer, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos dentro de las respectivas competencias, y en este caso, bajo los principios rectores de igualdad, de no discriminación, equidad y progresividad; además de todos aquellos contenidos en la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, Tratados y Convenciones Internacionales referentes a los derechos de las mujeres, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Oaxaca, a la que se apega el Bando de Policía y Buen Gobierno del Municipio de Oaxaca de Juárez.

Los derechos humanos de nadie, ni de las mujeres, deben imponerse, sin embargo, hoy en día nosotras somos quienes seguimos enfrentando cuestionamientos para ejercerlos; por lo que el Estado dentro de su marco institucional debe observar la laicicidad, el Estado de derecho y la democracia; ¡no está para autorizarlos, condicionarlos, ni mucho menos imponer actos contrarios a su realización y al principio de progresividad!

Es tiempo de que los gobiernos asuman un compromiso verdadero y congruente, que las mujeres hagamos uso del derecho a decidir en todos los asuntos que nos conciernen, tanto en el ámbito público como en el privado, así como hemos de cumplir nuestras obligaciones, hemos de ejercer nuestros derechos.

Comprometida con el deber que me impone la ley como responsable de cumplir con las funciones al cargo que desempeño, reafirmo mi compromiso por la efectividad de los derechos de las mujeres, la igualdad y no discriminación por razón de sexo y género, por un trato digno, por la toma de decisiones y el derecho a elegir, por el acceso a la justicia y por una vida libre de violencia, no permitiendo la imposición de actividades que implican un retroceso a los derechos de las mujeres.

C.c.p Lic. Andrés Manuel López Obrador, Presidente de la República Mexicana

C.c.p. Dra. Naidne Gasman, Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres

C.c.p. Mtra. María Candelaria Ochoa Ávalos, Comisionada Nacional para prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM)




There are no comments

Add yours