Sepúlveda

Hasta siempre Luis Sepúlveda

CIUDAD DE MÉXICO (sucedióenoaxaca.com/vía PLANETA).- Grupo Planeta lamenta el fallecimiento de Luis Sepúlveda (1949 – 2020), ocurrido este jueves 16 de abril en España.

En su obra destaca la preocupación que sentía por el desequilibrio del planeta y el futuro de la humanidad

Sus libros contienen ciertos rasgos de moraleja y de aliento profético, al tiempo que su escritura aparece como una evolución del neorrealismo hacia nuevas tendencias.

Sepúlveda se dio a conocer con la publicación de la célebre novela Un viejo que leía novelas de amor, publicada en 1993 por Tusquets.

A este éxito —traducido a numerosos idiomas y llevado al cine con guion del propio Sepúlveda— le siguieron las novelas Mundo del fin del mundo y Nombre de torero, el libro de viajes Patagonia Express, y los volúmenes de relatos Desencuentros, Diario de un killer sentimental seguido de Yacaré y La lámpara de Aladino.

Con Historia de una gaviota y del gato que le enseñó a volar, publicado en 1996, Sepúlveda se convirtió en un clásico contemporáneo para muchos jóvenes y escolares, lo que —confiamos— mantendrá su obra y legado vivo, y le asegurará un lugar especial en la historia de la literatura chilena.

Considerado un clásico de la literatura latinoaméricana, su obra es un legado para el mundo.

Enviamos nuestras más sinceras condolencias a la familia, amigos y lectores de Luis Sepúlveda.

Luis Sepúlveda

Nació en Ovalle, Chile, en 1949. En 1993 Tusquets Editores empezó la publicación de su obra con su célebre novela Un viejo que leía novelas de amor, traducida a numerosos idiomas, con ventas millonarias y llevada al cine con guión del propio Sepúlveda, bajo la dirección de Rolf de Heer y protagonizada por Richard Dreyfuss.

Le siguieron las novelas Mundo del fin del mundo y Nombre de torero, el libro de viajes Patagonia Express, y los volúmenes de relatos Desencuentros, Diario de un killer sentimental seguido de Yacaré y La lámpara de Aladino. Con Historia de una gaviota y del gato que le enseñó a volar, Sepúlveda se convirtió en un clásico vivo para muchos jóvenes y escolares. En esa misma tradición publicó Historia de un perro llamado Leal, un relato puro y emotivo que volverá a conmover al lector, con independencia de su edad.




There are no comments

Add yours