busto-dimas-02-baja

Un tal Pérez «Dimas» y su mítico danzón a las ninfas marinas

VILLA DE ZAACHILA, Oax- (sucedióenoaxaca.com).- El músico militar Amador Pérez Torres, nacido en esta localidad zapoteca el 15 de abril de 1902, cobró celebridad dentro y fuera de México por el que ha sido considerado el “danzón de danzones”: Nereidas, interpretado lo mismo por la más humilde marimba callejera que por prestigiadas orquestas sinfónicas en las mayores salas de concierto.

Sin embargo, en su tierra natal prevalecen historias que ponen en entredicho su autoría del más popular de los danzones, e incluso han cuestionado en ocasiones su desarraigo de Zaachila, pues la mayor parte de su vida transcurrió en la Ciudad de México.

A propósito del 118 aniversario del músico, el investigador Rodrigo Cruz Iriarte comentó que respecto al supuesto plagio de Nereidas por parte de Amador Pérez Torres, el académico del Instituto de Humanidades de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (IIHUABJO) aclaró que a la fecha no ha encontrado fundamento alguno y, por el contrario, un familiar del compositor cuenta con la partitura que originó la afamada pieza musical.

unnamed

“Desde hace tiempo me han dicho que Nereidas no es del Mayor Amador Pérez Torres sino que fue un plagio; no he encontrado sustento alguno. El rumor surgió debido a que ‘El Mayor’ era amigo de Rosendo Luis, un músico paisano suyo que tomaba mucho, con quien convivía en la Ciudad de México. A él, se dice, le pidió prestada ese pieza cuando el dueño del salón Nereidas le pidió un danzón para su establecimiento”, relató Cruz Iriarte.

Agregó que, para aclarar tal rumor, un sobrino nieto de “El Mayor”, Francisco Pérez, lo contactó y le hizo llegar la partitura de una marcha militar llamada “Las ninfas marinas”, la cual, le aseguró, es el antecedente de Nereidas, compuesta oficialmente en 1932 en la Ciudad de México.

“Me dijo que tiene entendido, que cuando el dueño de un cabaret llamado Nereidas le pidió a su tío un danzón para su negocio, lo que hizo fue adaptar esa marcha marcial para convertirla en danzón. Y curiosamente esta marcha se refiere también a personajes míticos marinos como lo son las nereidas, y es lógico porque El Mayor era músico militar pues tuvo formación castrense. Así queda aclarado que no hubo plagio alguno”, concluyó Rodríguez Iriarte.

Por otra parte, comentó que durante su estancia en la ciudad de Oaxaca, Amador Pérez Torres, quien era vecino y amigo de la periodista Arcelia Yañiz y de su esposo, Guillermo Rosas Solaegui, se quejaba  de que en Zaachila no lo querían, no lo saludaban, lo trataban como extraño, no le reconocían su trabajo como músico.

“Lo que pasa es que El Mayor se fue muy chico al la capital del país, ahí se hizo músico, se hizo famoso, y venía esporádicamente a Zaachila, donde no encajaba entre la gente que lo veía diferente porque siempre vestía impecable con su traje militar caqui, con su quepí, fumaba pipa. Y aunque fue presidente municipal sólo fue para ayudar a su pueblo pero luego se retiró nuevamente”, expuso.

Sobre por qué se le apodaba “Dimas”, el estudioso de la vida de Amador Pérez Torres mencionó que tal sobrenombre se le adjudicó en 1921 cuando formó la orquesta “Dimas y Prieto” con el músico y trompetista Silverio Prieto.

Pérez «Dimas» falleció el 30 de enero de 1976 en la Ciudad de México.




No hay comentarios

Añadir más