ox

Isabel Rojas, Steven Brown, OaxacaCine y el Cinéfago

JOSUÉ SALVADOR VÁSQUEZ ARELLANES

OaxacaCine cumple ocho años, pero este proyecto de exhibición y formación cinematográfica tuvo su origen mucho antes, hace 19 años cuando su directora, Isabel Rojas, conoció al músico Steven Brown:

“De hecho lo conocí en El Pochote, en una función estaba a lado mío y de Bruno, donde estaba haciendo mucho ruido sacando unos discos de una bolsa de plástico y yo volteaba y decía quién es este señor que está haciendo esto. Al salir de la proyección hablamos un poco y nos dimos cuenta que era nada más y nada menos Steven Brown quien estaba llegando a vivir a Oaxaca; era el año 2000”, rememora  Isabel, quien confiesa que “una de las personas que más influyeron en mi carrera, en mi decisión de programar cine ha sido Steven”.

“Ahí inicio una amistad, en la casa de Steven en Atzompa, generosamente sacando sus proyectores con una colección de películas que tiene en 16, en súper 8, con los proyectores ahí en vivo, y jugar toda la tarde y cocinar; yo era la comisionada de hacer las palomitas y hacíamos unos volantitos a mano para invitar a la gente en el pueblo y luego eran las funciones proyectadas en una pared blanca en la nochecita; eso era Cinema Domingo Orchestra (CDO) y se convirtió en una “droga” que te da toda la pasión de lo que significa compartir cine y música. Creo no hay nada más lindo que cine y música, es una experiencia muy física para el alma”.

Algo que Steven Brown condensa en lo siguiente: “OaxacaCine y CDO son gemelos, es como parte de la familia. En esas funciones en mi casa era para divertirnos, ahí inició CDO y sembró la semilla de OaxacaCine”.

Sobre cómo resume Isabel Rojas (IR) estos 8 años de OaxacaCine nos comenta:

IR: “Muchísima gente, amigos viejos, amigos nuevos, grandísimas colaboraciones y apoyos sin los cuales no existiríamos, pero sobre todo el público.

109 mil 490 personas que han podido asistir estos 8 años a 549 funciones, con 80 temporadas; números que no son nada si no es primero por el público y segundo por todos los colaboradores y apoyos que hay alrededor, entre ellos Cinema Domingo que ha acompañado a Oaxaca Cine estos 8 años”.

Por su parte, Steven Brown (SB) nos da una primicia, pues aunque CDO ya musicalizó Algol para OaxacaCine en agosto de 2012 (celebrado su primer década como ensamble), la función de Algol de este sábado 16 de noviembre, además de incluir a un nuevo músico, es “con otra música, corregida y aumentada”. Y en palabras del propio Brown: “Es mejor”.

Sobre cómo percibe Steven Brown al público oaxaqueño, precisa:

SB: “Hay un muy buen público en Oaxaca para cine y música o los dos juntos, un público acogedor e interesante, me di cuenta de eso desde que llegué a Oaxaca, sobre todo con cine mudo musicalizado en vivo, es como algo tan viejo que parece nuevo que toca una nota con el público que funciona muy bien. Tratamos de regresar un poco la magia del cine de antes al público de todas las edades”.

A lo que Isabel agrega:

IR: “Se podría pensar que la experiencia del cine y música en vivo nos pone en una misma edad”.

Y a lo que Brown, hace un poco de historia:

SB: “Es importante saber que cuando entró el sonido en el cine varios directores estaban en contra del sonido en cine, Charles Chaplin, Carl Dreyer, Sergei Eisenstein, dijeron no, no, no, va a quitar lo onírico del cine y tenían razón. Piensa en la película de Buñuel  Un chien andalou (Un perro andaluz), no tiene sonido, tiene música. Chaplin no usaba sonido hasta 1940, usaba música sí, pero no sonido. [Eso] tiene mucho que ver con el impacto que tiene hoy en día este proyecto”.

Ya entrados en la plática, preguntamos: Isabel, por tu parte, junto con Rigoberto Pérez Cano y el equipo de OaxacaCine, no sólo comparten cine, han formado público, ¿qué retos y satisfacciones, ha representado esta tarea en una era donde Oaxaca pasó de los cines locales a las multisalas, donde el cine comercial (por no decir Hollywoodense), domina las pantallas y dirige el gusto de gran parte del público?

IR: “Estoy convencida que necesitamos un cine, cómo, no sé, es muy difícil porque justo hablando de la exhibición en particular estamos en un contexto en donde todo se va a las salas comerciales por las leyes que hay en el país, pero es difícil regresar a esa forma del cine como tal, y estoy convencida que más que nunca es fabulosa tenerlo; ahora mismo nos cuesta trabajo mantener la programación en los teatros porque eso, no son un cine como tal donde obvio y naturalmente pasan otras cosas lo cual siempre respetamos mucho la otra programación que hay en estos espacios, porque así debe ser, pero nos quedamos cortos, porque hay muchas más películas que quisiéramos pasar pero no podemos porque la demanda existe y tenemos días limitados para hacerlo. Estoy convencida de que necesitamos una sede como tal y espero que esto sea posible, que esté dedicado únicamente al cine y así pueda haber cabida de toda la programación habida y por haber”.

Y agrega:

IR: “Estoy muy contenta, en este octavo aniversario es muy fuerte la presencia que veo de los jóvenes, que empezaron venir con nosotros con algunas funciones y que ahora los veo con resultados que me encanta. Por ejemplo está el cortometraje de Nicolás Rojas, Tuyuku, que está fotografiado por Casandra Casasola que fue voluntaria de Oaxaca Cine, y que hace poco puso en su tuiter que la primera película que vio con nosotros fue Algol musicalizada (ver aquí), que le impactó tanto lo que le hizo quererse integrar al equipo de Oaxaca Cine, estuvo un par de años y poco después se fue a estudiar cine a la Ciudad de México y ahora regresa ya con su corto. Creo en un devenir, tenemos más voluntarios que nunca antes y ellos se quieren reunir, hablar de cine entre ellos, están haciendo animación, video, consultan la pequeña biblioteca de la oficina que tenemos que es para ellos, para los jóvenes y para todos”.

Aprovechando que uno de los estrenos estelares de este aniversario es El irlandés (The Irishman) del legendario Director Martin Scorsese, quien hace poco habló sobre el “cine de Marvel” (leer aquí), le preguntamos a Steven y a Isabel sobre qué opinan de ese cine, y por qué creen que hipnotiza tanto a la gente.

SB: “La gran parte del público son tontos y no tienen alguna formación o cultura, yo estoy de acuerdo con Scorsese y Coopola. Antes de leer a ellos, no quería ir a ver The Jocker por lo mismo, qué estúpido es eso de tomar personajes secundarios de una película de hace 10 años y haciendo un largometraje sobre este personaje, wtf. ¿Ya no hay escritores, ya no hay guionistas en Hollywood, por qué siguen reciclando? Cada dos años viene un nuevo Superman, nuevo Spider-Man, nuevo Batman, ¿qué pasa? Muy triste.

IR: “Creo que hay tanto cine para ver que no me detengo a pensar en eso, ya hay mucha gente ocupándose de eso, y mi energía está dedicada al otro lado, entonces te juro no me da la cabeza para leer todas las cosas que hay, estoy muy distante porque mi energía está puesta en todo lo otro y ahí sí que me meto y trato de rascar y hacer todo lo mejor que pueda para dar pantalla a ese otro cine, porque todo ese ya tiene un chorro y además tienen todas las redes sociales, todo los comentarios. Pues que siga pues, pero entonces yo me ocupo del otro lado”.

A lo que Brown agrega:

SB: “Alguien que está trabajando duro ocho horas al día, seis días a la semana, es una ayuda, un apoyo, un alivio ir a ver una tontería como Marvel, escapismo total; en ese sentido tiene sentido”.

IR: “Y es que también es la información que te llega, son películas que están hechas para los medios y son productos del entretenimiento que suceden en los medios, y obviamente si estás en la oficina seis horas, ocho o más y en todos los tiempos que puedes ver el celular y ves en las redes sociales esto, pues ahí te entra y es lo que quieres ver; versus toda la otra información de cine que no puedes encontrar porque ni siquiera está en tus líneas de consulta. Me da mucha sorpresa de este cine el impacto en una escala de medios, me maravilla del mundo en general, del tiempo que vivimos de cómo las cosas suceden en campañas mediáticas y eso me asusta un poco; y vuelvo a los jóvenes, ¿qué oportunidad tienes de asomarte a la vida, cosas que existen en una diversidad? En Oaxaca somos afortunados por tener bibliotecas como el IAGO y otras donde te puedes asomar a la vida a muchas cosas, y creo que por eso veo que hay un público tan ávido de otras cosas; pero sí que hay una gran parte de la población que es lo que tiene a la mano (redes sociales) y por eso se va ir para allá”. 

Sobre el papel que ha tenido la tecnología en los proyectos tanto de Cinema Domingo Orchestra y OaxacaCine, explican:

SB: “Hoy en día tenemos más películas en digital, trabajamos casi exclusivamente en digital porque ya no se encuentran en 16 mm, con el digital se nos abrieron muchas más posibilidades, más material, conseguir películas raras, ocultas, que sólo en digital se encuentran. Y usamos electrónica pero la mayoría de las bases son bastante tradicional: piano, trombón, saxofón, bajo, guitaras”.

IR: “Es importante el número de películas a las que podemos acceder ahora, porque estamos viendo cine digital. Hay películas que están terminadas en una copia digital pero que fueron filmadas en celuloide y que también es muy rico ver, y se nota en la pantalla, en la imagen. Nos ayuda y sobre todo ahorita se ha estandarizado más y abierto las posibilidades de la distribución de cine, así podemos tener por ejemplo una exhibición de cine de The Irishman con una copia en DSP, o Portrait de la jeune fille en feu(Retrato de una mujer en llamas), maravillosa, bellísima y que es gracias a la tecnología. Creo que vamos a tener un ejemplo increíble con la película de Agnès Varda (Varda por Agnès) porque fue el último documental que hizo ella sobre su obra, y la mitad de su carrera fue análoga y la mitad digital, y es una mujer que pasó de un mundo a otro. Y la película es ella dando una clase maestra de toda su labor, y de cómo cambio al mundo digital y lo que significó para ella poder agarrar la cámara aquí en la palma de la mano y hacer cosas maravillosas. Finalmente es la experimentación que permite el cine cuestionando qué es la imagen, qué es el sonido y qué podemos crear con estos lenguajes”.

SB: […] German dijo lo mismo en los ochentas hablando de Súper 8: Ay que es una maravilla se puede ir así, así nomás (simula que mueve la cámara mientras ríe).

Sobre cómo dialoga OaxacaCine con esa oferta-demanda de hoy en día donde hay una docena, sino es que más, de lugares en la Ciudad de Oaxaca donde se proyectan películas, algunos con regularidad o no, algunos con cierta curaduría, o no, unos oficiales otros no tanto; cómo se ven dentro de ese no mar, y sobre todo, qué los identifica y diferencia.

IR: “A mí me encantaría convivir más, a veces lo que me falta es tiempo, me encanta ver que haya carteleras, me encanta ver proyectos que están ahí constantemente y que cada mes camino por las calles y veo los carteles de una y otra cosa, ofertas, me encanta. OaxacaCine, desde mi perspectivas se identifica creo por el espacio donde proyectamos, que es un espacio que la gente ya ubica, una manera de hacerlo, un tipo de cine que podemos ver quizá clavado en un cine más reciente, y luego este interés por poner cine clásico que a veces es un riesgo, como Ascensor para el cadalso o El Mago de Oz, pero que funcionó. Creo que la programación tienen un sello, y es lo que nos distingue en medio de la oferta que hay en Oaxaca, pero me encanta que haya tantas propuestas y eso me maravilla que salgo a la calle o en las redes y veo y más y más anuncios de diferentes lugares que están exhibiendo”.

En torno a para qué sirve el cine y qué función tiene en la vida del individuo desde su perspectiva personal, responden:

SB: “Fue mi primer amor el cine. Para mí el cine incluye todo, pintura, coreografía, música, actuación, teatro. Todo está ahí”.

IR: “Es un lugar de fuga, te lleva, o al menos a mí, a otro plano, en este mundo tan aplastante donde suceden cosas tan terribles, el cine para mí también es un escaparate por donde me meto por un instante a otro mundo. Lo que te permite es el punto de fuga que te permite pensar las cosas de otra manera, meterte en un espacio-tiempo que es diferente a éste, y ese nivel de no realidad me fascina, ese espacio que uno se va cuando se mete a una película y estás en un poco en otro mundo, estás en el mundo de la película, y me parece tan mágico que algo pueda hacer eso que me parece indispensable como humanos que podamos tener esa experiencia. Qué invento tan maravilloso que es capaz de sacarte aquí y llevarte a otro lugar; sólo cuando duermes, cuando ves cine, cuando estás en un concierto estás en otro mundo. Es la experiencia del arte como acto que me parece indispensable. ¿Y para qué sirve? Transforma nuestra posibilidad de entender este mundo, transforma nuestras emociones, transforma, a mí sí me transforma”.

Y en cuanto al cine como una posible forma de apropiarse del espacio público y hacer comunidad, comentan:

SB: “Hacer comunidad sí, hay quienes dicen que es importante ir al cine a ver una película con 100 gentes alrededor en lugar de verlo en tu teléfono o en tu casa solo, es parte de la magia de estar con otra gente yo creo. Aunque hoy en día están ahí haciendo ruido con sus pinches teléfonos, con sus luces viendo sus mensajes en medio de la película, pero bueno, en teoría es más potente con un público sí. Espacios públicos, mmm, ese es otro asunto, no sé si funcione tan bien eso, a veces sí depende del espacio público, siempre es mejor en cine o en teatro, en un lugar encerrado. Se puede afuera si el espacio está adecuado, con la situación ideal podría ser muy fuerte”.

IR: Sin duda puedes hacer comunidad con el cine, es un muy buen pretexto, como es el caso de los voluntarios. Y es raro, puedes ir al cine sola o solo, y estás al mismo tiempo en esta extraña comunidad de cinéfilos o de gente que está viendo la película y puede que no hables con nadie, pero estuviste ahí por ese tiempo con esos otros extraños. Creo que es importante poder interactuar como personas porque si no nuestra capacidad de tolerancia y de convivencia ciudadana, se va disminuyendo, entonces creo que es importante poder interactuar entre todos como sociedad porque aprendemos entre todos de lo que hacemos y ayudarnos. A veces el aislamiento impide tener estos códigos y estos espacios de convivencia con los otros, y gente que está con el telefónico creo que es parte de la convivencia. Comunidad sí, al sabernos parte de algo que no somos solos, no podríamos ser solos y por eso me encanta la posibilidad de que el cine sea un pretexto para ejercitar comunidad. Y claro, puede haber lugares que lo arraiguen más, como lo fue El Pochote, por el tamaño y por su jardín. Es importante el lugar, más de lo que nos detenemos a pensar.

Y ya por último, preguntamos a Steven Brown sobre su película favorita, y a Isabel Rojas sobre su o sus películas favoritas de OaxacaCine en estos ocho años.

SB: ¡Joker! (risas). 2001: Odisea en el espaciode Staley Kubrick  y  En un año con trece lunas de Fassbinder.

IR: Qué difícil, pero me ha sido fantástico ver el cine clásico, Cleo de 5 a 7 de Agnès Varda justamente en el Macedonio Alcalá. Misterios de Lisboa (Raúl Ruiz), Había una vez en Anatolia (Nuri Bilge Ceylan), Tabú (Miguel Gomes), Mimosas (Oliver Laxe). Pero también tengo unas con base a la función, con lo que pasó con el público, y cómo fue una función tan mágica, por ejemplo: Bellas de noche (María José Cuevas) fue hermosa la función, La tirisia (Jorge Pérez Solano), La Negrada (ídem), Carmín Tropical (Rigoberto Pérez Cano), Las búsquedas (José Luis Valle), Maquinaria Panamericana (Joaquin del Paso); que han sido funciones maravillosas y con las que hemos podido contar con presencia de invitados.

8 ANIVERSARIO OAXACACINE

¡Vamos al cine! ✨Conoce las programación que preparamos para este #8Aniversario:1 clásico musicalizado en vivo1 cortometraje oaxaqueño3 estrenos internacionalesConsulta cartelera completa en www.oaxacacine.comBienvenidas y bienvenidos.

Posted by OaxacaCine on Tuesday, November 5, 2019

*Cinefágo: El que tiene el hábito de comer y devorar cine.

#NosVemosEnOaxacaCine




No hay comentarios

Añadir más