2-susana-harp

Un «altar sonoro» el concierto que brindó Susana Harp

OAXACA, Oax. (sucedióenoaxaca.com).- Canciones tradicionales mexicanas, poesía de Villaurrutia y un tema en zapoteco dedicado a la memoria del maestro Francisco Toledo, fueron parte del «altar sonoro» en que se convirtió el concierto «De jolgorios y velorios» de Susana Harp, la noche del domingo 03 de noviembre.

A un costado de la ofrenda monumental instalada por el ayuntamiento capitalino en la Plaza de la Danza con motivo del Día de Muertos, la cantante oaxaqueña, y actual Senadora de la República, ofreció un repertorio que incluyó temas infaltables en estas fechas como «La Llorona» y «La Martiniana», y tras leer un poema al humanista juchiteco fallecido el 05 de octubre pasado, interpretó en zapoteco «Guendanabanni», también conocida como «La última palabra».

«Que hoy nos una tu partida, para entender tu legado, y darlo multiplicado a todo aquel que lo pida, que si la patria lo cuida es cuidar semilla y flor, a tu memoria el color y a la cultura el follaje, será el mejor homenaje, que te daremos pintor», declamó Susana ante un público que respondió con grandes aplausos y vivas para Toledo, cuya presencia se advertía de manera sutil en un pequeño changuito pintado en el telón de fondo.

La noche estrellada y fría favoreció el ambiente de misticismo que rodea las tradiciones locales en honor a los fieles difuntos, y la poesía de Xavier Villaurrutia condujo al público de la emoción a la palabra con su «Décima muerte»

¡Qué prueba de la existencia
habrá mayor que la suerte
de estar viviendo sin verte
y muriendo en tu presencia!
Esta lúcida conciencia
de amar a lo nunca visto
y de esperar lo imprevisto;
este caer sin llegar
es la angustia de pensar
que puesto que muero existo.

XAVIER VILLAURRUTIA

El público que abarrotó la Plaza de la Danza disfrutó de temas como «Cielito lindo» al estilo jarocho: «Saca tu butaquito cielito lindo y siéntate aquí, que te quiero ver sentada toda la vida junto de mí».

También se deleitó con «Que nadie sepa mi sufrir» y, acompañada de las voces de las oaxaqueñas Jéssica Reyes, Juani Martínez y Ana Paula, cantó “Arrullo al revés”, para lo cual pidió al auditorio cerrar momentáneamente los ojos y recordar a quienes partieron de esta tierra.

Acompañada de la Compañía Folclórica “Ritmo de mi Raza” Susana Harp expresó el orgullo de volver a cantar en Oaxaca, sobre todo en una festividad tan emblemática como la dedicada a los fieles difuntos.




No hay comentarios

Añadir más