unnamed (14)

“El silencio es igual a la muerte”: Rebecca Solnit

SANTA LUCÍA DEL CAMINO, OAx. (sucedióenoaxaca.com/vía FILO).- La escritora y activista por causas como los derechos humanos, el medio ambiente y las mujeres, Rebecca Solnit, fue la encargada de ofrecer la actividad inaugural de la 39 Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO), con la conferencia El poder de la voz, las políticas del silencio, la mañana de este sábado.

La estadounidense autora del libro Los hombres me explican cosas e impulsora del término mansplanning, abordó en esta charla la forma en que la voz y el poder de ejercerla, puede volver o no a una persona participante de la sociedad o, incluso, sujeto de derechos. Igualmente, la manera en que en que los órdenes sociales se han construido sobre la capacidad de unos de hacer escuchar su voz y silenciar las de otros.

“Las palabras son instrumentos con los cuales protegemos nuestras vidas, decimos qué queremos y qué no. Las palabras son actos poderosos”, apuntó la autora quien señaló que este derecho a veces es negado a conveniencia de quienes ostentan el poder, a fin de que sólo su versión de la historia se conozca y legitimarse por encima de los demás. “Quién se escucha y quién no, es lo que define el estatus quo”, afirmó.

Como ejemplo citó el gobierno de su país, encabezado por Donald Trump, cuya voz es portadora de un discurso de miedo y odio contra los migrantes, quienes, silenciados por los medios de comunicación, concentran una imagen negativa dictada por quienes hablan en su contra. Asimismo, recordó las películas de vaqueros, donde la historia se cuenta desde los hombres blancos, a quienes se les pinta como héroes pese a ser ellos quienes invadían y despojaban a los indígenas, retratados en los filmes como los malos.

“Estamos contado la historia de los conquistadores, de genocidas” refirió la autora, quien agregó que esta misma estructura se aplica a distintos grupos y situaciones que se han visto silenciados por las voces y versiones de sus represores. “El silencio es la muerte”, refirió. Entre estos grupos agredidos por el silencio enunció a las mujeres, cuya historia ha sido siempre contada por el hombre o a la sombra del mismo.

No obstante, Solnit señaló que en últimas fechas ha habido una apertura a nuevas voces, historias y versiones de las mismas. Agregó que acciones simbólicas son muy importantes para lograr un balance en este aspecto. Ejemplificó con lo realizado en algunos lugares de Estados Unidos, donde estatuas y monumentos a colonizadores, genocidas, promotores del esclavismo, entre otros, tratados por mucho tiempo como héroes, han sido removidas. Asimismo, algunas calles se han renombrado. “Es necesario un cambio en el panorama público para cambiar la historia”.

“Para hacer un cambio necesitamos entender lo que está pasando: la resistencia indígena, los 70 años de feminismo, la lucha contra el cambio climático. Todas estas voces importan, todas estas voces tienen poder”, sentenció. Con la invitación a escuchar y dar el poder de hablar a quienes lo necesitan, Solnit concluyó esta primera participación en la 39 FILO, dedicada este año a dar el poder de la voz a las mujeres y a los pueblos indígenas.




No hay comentarios

Añadir más