untitled5

En un hecho histórico Oaxaca aprueba la ILE, avance por demás significativo para las mujeres: Hilda Luis

San Raymundo Jalpan, Oax, (sucedióenoaxaca.com/vía COMUNICADO). Con la aprobación de la Intervención Legal del embarazo, Oaxaca se convierte en el segundo Estado en hacer historia y saldar parte de la deuda que se tiene con las mujeres en materia de derechos humanos, de justicia y de democracia, así lo señaló visiblemente emocionada, la legisladora de Morena Hilda Graciela Pérez Luis.

Expresó que esta es una batalla ganada a favor de las mujeres quienes por siempre fueron  criminalizandas por interrumpir su embarazo, perpetuando la idea de que el cuerpo de la mujer es un instrumento del que ella no pueda tener el control; la justicia reproductiva erá, hasta hoy una deuda que el Estado tenía con las mujeres.

Si no fuera por las mujeres que nos antecedieron, aquellas que alzaron la voz y salieron a manifestarse para reclamar nuestros derechos políticos electorales, hoy compañeras, no estaríamos aquí -subrayó-
 «Ahora nos toca a nosotras continuar con la lucha para que todos nuestros derechos sean reconocidos y garantizados, incluidos nuestros derechos sexuales y reproductivos y por ende nuestro derecho a decidir».

La integrante de la Comisión permanente de Grupos en Situación de Vulnerabilidad  recalcó que en este instrumento legal que hoy se aprobó no obligará a las mujeres que no quieren interrumpir su embarazo a que lo hagan. Por el contrario, brinda la posibilidad a quien así lo decida de practicarlo en condiciones dignas y seguras».

“El aborto ya existe: datos de los servicios de salud de Oaxaca señalan que en la entidad son alrededor de 9 mil doscientas   mujeres las que recurren a esta práctica cada año. La criminalización no las persuade de no abortar. Lo único que logra es poner en riesgo su salud y su vida y justo esto lo que se tiene que detener de manera urgente».

Hilda Luis destacó que quienes  han accedido a un aborto seguro, clandestino pero seguro, han sido aquellas mujeres que cuentan con recursos económicos para tener una interrupción de embarazo en condiciones seguras. Las que se mueren, son las más vulnerables, en su mayoría, pobres y jóvenes.

«Ninguna mujer debe morir por decidir sobre su cuerpo.
Ninguna mujer debe estar presa por ejercer su autonomía».

La legisladora señaló en tribuna la necesidad de avanzar, garantizar la vida y la libertad de las mujeres, aseverando que la maternidad será elegida o no será, «debe ser una decisión libre, no una obligación, ni una imposición social, moral o religiosa».

Agregó que como mujeres, es nuestro derecho decidir tener o no hijos, cuántos, cuándo y con quién, de acuerdo con nuestros deseos y necesidades. El Estado debe respetar y garantizar nuestras decisiones.

En este contexto recalcó que como representantes populares es su deber garantizar el pleno ejercicio de los derechos humanos de las mujeres, entender que su responsabilidad es velar por el respeto irrestricto a los derechos humanos, no así privilegiar sus convicciones personales o incluso, religiosas.

La representante popular, indicó que este gran movimiento que durante la historia luchó contra el control de la ultraderecha; hoy ha triunfado un movimiento progresista de regeneración que se comprometió a cambiar de fondo la forma de hacer política, ‘es tiempo de una política progresista donde se garantice que las decisiones que se toman en el espacio público sean libres de presiones y se legisle desde la objetividad haciendo patente el Estado Laico como un compromiso Juarista».

En tanto agradeció a sus compañeras y compañeros  legisladores quienes se unieron a la lucha de las mujeres y votaron a favor de los dictámenes .

Finalmente acotó que ningún derecho de las mujeres ha sido reconocido de manera espontánea. Por eso, seguimos en la lucha, estamos juntas y no descansaremos hasta que nuestros derechos sean plenamente reconocidos y recalcó su compromiso de seguir creando y proponiendo leyes que garanticen la igualdad de oportunidades para las mujeres que coadyuven a la eliminación de la violencia contra las mujeres por razones de género.




There are no comments

Add yours