67755473_2503269623028025_741469328481714176_n

«Enorme» brecha entre norma y política pública intercultural

OAXACA, Oax. (sucedióenoaxaca.com).- Organizado por instituciones académicas nacionales y extranjeras que realizan estudios en sociedades de toda América Latina, “donde pueblos y comunidades conviven con un Estado monolingüe”, en el Centro Cultural San Pablo fue inaugurada la Des-conferencia de Intérpretes y Traductores en Lenguas Indígenas, en el marco del Año Internacional de las Lenguas Indígenas declarado por la UNESCO.

Sebastian Van Doesburg, director de la Biblioteca de Investigación “Juan de Córdova”, perteneciente a la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca (FAHHO), fue quien inauguró los trabajos que durante dos días se desarrollan en esta ciudad con la participación de traductores e intérpretes de lenguas indígenas de varios países de América.

Por parte de los convocantes, asistieron Laura González, de la Universidad de Florida, Mónica Morales Good, de la Universidad Columbia Británica-Okanagan; Cristina Kleinert, de la Universidad Veracruzana, Nora Rivera, de la Universidad de El Paso Texas y Carmen Alicia Núñez Borja, de la Universidad de Amberes.

Al dar la bienvenida a las y los participantes, el presidente del consejo directivo del Centro Profesional Indígena de Asesoría, Defensa y Traducción A. C. (Cepiadet), Tomás López Sarabia, manifestó que ante la “violación sistemática” de los derechos lingüísticos de pueblos y comunidades en todo el continente, así como derechos de justicia, salud y servicios públicos, será necesario debatir para construir nuevas relaciones cotidianas entre las instituciones del Estado moderno y población indígena.

La declaratoria de la Unesco del Año Internacional de las Lenguas Indígenas resulta un «festejo» para el Estado, porque se niega a ver la urgencia e importancia que tiene el tema de las lenguas, agregó López Sarabia.

Recalcó que “existe una brecha enorme entre lo que se dice en la norma y lo que se hace cotidianamente”, porque las políticas públicas no atienden la multiculturalidad.

Ante esta realidad, hizo tres propuestas: ubicar al intérprete más allá de su función como puente de comunicación, “verlo como guardián de conocimiento y sabiduría”; dignificar el trabajo de los intérpretes, que deben ser remunerados; e incidir en las comunidades para fomentar la subsistencia de las lenguas.

En la inauguración estuvieron representantes del Instituto de Capacitación y Formación Profesional de la Fiscalía del Estado, la Escuela Judicial del Poder Judicial del Estado, la presidenta de la Comisión de Asuntos Indígenas del Congreso local, Gloria Sánchez, del Instituto Estatal Electoral, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, sala de Justicia Indígena; y del Colegio Superior de Educación Integral Intercultural de Oaxaca.




No hay comentarios

Añadir más