arturo-marquez

Arturo Márquez, el «Toledo de la música»: Eliseo Martínez

OAXACA, Oax. (sucedióenoaxaca.com).- Arturo Márquez es a la música, lo que Francisco Toledo es a la plástica, sostiene el director de la Orquesta Sinfónica de Oaxaca, Eliseo Martínez, al referirse al músico nacido en Álamos, Sonora, en 1950, catalogado como uno de los mayores compositores mexicanos de la actualidad.

De Márquez son una serie de Danzones que se interpretan en diversas latitudes del mundo, y de él son las obras que interpretó el pasado fin de semana la Sinfónica de Oaxaca bajo la dirección del maestro Enrique Barrios, quien inició en 2012 una compilación de la obra orquestal del compositor mexicano, con distintas instituciones musicales del país.

Enrique Barrios ha sido director de la Filarmónica de la Ciudad de México y de la Filarmónica de la UNAM, entre otras orquestas, dentro y fuera del país.

Las grabaciones se llevan a cabo a través de un proyecto de coinversión con el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), y en esta ocasión, con la participación de la Secretaría de las Cultura y las Artes de Oaxaca (Seculta), se incluyó a músicos oaxaqueños informó el maestro Barrios.

El martes 04 de junio concluyeron las grabaciones de «Zarabandeo» en sus dos versiones: para piano y clarinete, con los oaxaqueños Eliseo Martínez y Emiliano Mendoza; y para viola y orquesta de cuerdas, con el solista Arturo Rodríguez y la Sinfónica de Oaxaca, así como del «Homenaje a Gismonti».

Eliseo Martínez al piano y Emiliano Mendoza, clarinete, en el concierto del domingo 03 de junio en el Teatro Macedonio Alcalá.

«Es una maravilla que podamos grabar estas obras que preparamos toda una semana; las tocamos en concierto y las grabamos en el teatro Macedonio Alcalá. Arturo Márquez ha sido parte de este trabajo desde las primeras grabaciones de los Danzones que iniciaron en 2012. Llevamos siete años con este proyecto que hice para el Fonca», explicó Enrique Barrios.

Agregó que al principio se grabaron los conocidos Danzones de Arturo Márquez, y otras obras como «Hoy no circula», «Fuga en clave» y «De sol a sol», que fueron interpretadas por la Orquesta Mexicana de las Artes.

Arturo Rodríguez «Mingo Ramos», interpretó con la Sinfónica de Oaxaca el «Zarabandeo» para viola y orquesta de cámara.

El Fonca cubrió los honorarios de los solistas y de la Orquesta Sinfónica por la grabación de la producción discográfica de Arturo Márquez en esta ciudad.

A la Seculta correspondía cubrir el boleto de avión de Emiliano Mendoza, quien se trasladó desde París, donde realiza estudios de perfeccionamiento de clarinete en la École Normale de Musique de París «Alfred Cortot», sin embargo, debió financiarlo por sí mismo en tanto Seculta se comprometió a reintegrar el costo posteriormente.

Escasa asistencia al concierto de la Sinfónica en domingo 02 de junio en el teatro Alcalá.

La calidad del trabajo orquestal alcanzado por Enrique Barrios con la Sinfónica de Oaxaca, así como de los solistas, previo a las grabaciones, pudo apreciarse en el concierto del domingo 02 de junio dedicado a las obras de Arturo Márquez, y la sinfonía del Nuevo Mundo de Dvorak.

Aunque, cabe hacer notar que el citado concierto careció de programas de mano, y la asistencia al teatro Macedonio Alcalá fue escasa.




No hay comentarios

Añadir más