DSC03038

Revitalizan el Jarabe Carleño de San Carlos Yautepec

SAN CARLOS YAUTEPEC, Oax. (sucedióenoaxaca.com).- Cuando comienza a refrescar la tarde y la noche empieza a caer, la cancha de basquetbol de esta cabecera municipal se convierte en la sala de ensayos de la Delegación Oficial del Fandango y el Jarabe Carleño de San Carlos Yautepec.

Personas mayores y jóvenes arriban mientras su director artístico, Fredi Jiménez, instala el equipo de sonido para reproducir esa música que pervive en la memoria de los ancianos, y que empieza a anidarse entre jóvenes, más expuestos al reguetón y a la música grupera y de tamborazo.

El Fandanguito, Zapateado, El Chivo, La Cecilia, Los Enanos, El Patito, La Zenona, La Julita y un Pasodoble, son piezas tradicionales que hasta hace algunos años se bailaban en las bodas de este municipio de la sierra sur oaxaqueña, y que ahora vuelven a escucharse gracias a la iniciativa de la comunidad y el respaldo del presidente municipal, Edgar Aragón Parada.

Tía Meche es una de las integrantes más entusiastas de la delegación yautepecana.

Morena y delgada, un tanto seria pero amable, Mercedes López Ramírez, de 81 años, es la mayor del grupo. En contraparte se encuentra Allison Jazmín, de diez años, quien porta el estandarte de la Delegación.

También acuden Tía Nachita, de 65 años, Tia China, de 64; Tía Luisa de 46 y doña Cecilia, un poco más joven, quien además brinda servicio como Regidora de Educación.

Por parte de los varones asisten Tío Cheo Pérez, de 66 años; Tio Lico de 51, y Tío Cheo Como, el trovador y coplero del grupo, además de aficionado cronista de su pueblo.

Eliseo Como Ramírez, Tío Cheo, el trovador y coplero.

Los novios son personificados por Gamaliel de 15 años y Silvia de 20. Los padrinos por Salvador y Daisy, también jóvenes ellos.

Para la representación del Fandango Carleño, la joven novia porta el vestido que le prestó la señora Efigenia Parada, Tía Geña, quién lo usó hace 35 años en su boda.

«Cuando me dijeron que era para bailar el Jarabe Carleño luego les dije que sí; es que a mí me gusta mucho la cultura», expresó la mujer de 60 años, quien accedió a posar con Silvia.

Tía Geña, prestó su vestido de novia.

La Delegación Oficial de San Carlos Yautepec se ha convertido en un espacio de convivencia entre personas mayores y jóvenes que comparten el deseo de mostrar a Oaxaca y el mundo su tradicional Fandango y Jarabe Carleño, que  de no revitarlizarlo podría perderse.

En busca de su pase a la Guelaguetza 2019

A solicitud de la autoridad municipal de San Carlos Yautepec, el Comité de Autenticidad  realizó una Visita de Observación en marzo pasado a fin de valorar la originalidad del baile, la música y la vestimenta.

Desde aquel día, el grupo sigue ensayando bajo la estricta dirección de Fredi Jiménez, egresado de la licenciatura en Educación Intercultural Comunitaria de la Unidad de Estudios Superiores de Alotepec (UESA).

Ellos visten capulina de piel de venado, garnil y huaraches de pata de gallo.

«Me gusta que vengan vestirse a la casa y salir de acá juntos para ir a bailar; esa alegría y fraternidad creo que se expande hacia el resto del pueblo», expresó Fredi Jiménez mientras supervisaba indumentaria y accesorios de cada integrante de la Delegación previo a su presentación el pasado 10 de mayo, en el homenaje a las madres.

Explica que la delegación carleña se compone de jóvenes, adultos y personas mayores. En estos tiempos, “nuestros pueblos necesitan hermandad que eternice nuestras culturas; por eso estamos aquí, para mostrar nuestra alegría, nuestra danza y música, para recordar que somos hijos de una misma tierra y los mismos ancestros que un día en el pasado fueron hermanos”, expresa el profesor.

Con el respaldo del presidente municipal, Edgar Aragón Parada, quien manifesta su interés por fortalecer la identidad del pueblo de San Carlos Yautepec, el pasado 9 de marzo recibieron al Comité de Autenticidad de la Guelaguetza en su visita de observación.  

Ellas con su falda tableada, rebozo, mascada en el pecho y sus largas trenzas.

“Como Delegación de Fandango y el Jarabe Carleño queremos mantener vivos  nuestros valores culturales porque sabemos que así podemos fortalecer nuestra identidad, y vivir en armonía con la naturaleza y nuestros semejantes”, agregó su director artístico, quien detalló que la misma se compone de 19 mujeres y 12 hombres bailarines o danzantes, y 12 músicos.

“Anhelamos una sociedad más culta, capaz, solidaria y pacífica. Deseamos que nuestra identidad se fortalezca con el arte colectivo que es de todos y para todos; que la cultura sea el motor de nuestro desarrollo y le motivación de la niñez y la juventud carleñas para que se sientan parte de esta tierra, de sus costumbres y sus tradiciones; que sientan orgullo de su origen y jamás vergüenza de haber nacido en San Carlos Yautepec”, finalizó.

El antiguo Corral de Piedras

Denominado antiguamente como San Carlos Corral de Piedra, San Carlos Yautepec se fundó en 1786 en el territorio del rancho conocido como  Guegolavichi, que en lengua zapoteca significa  juego-río, y lavichi-pitayo, Río del Pitayo.

Con una población de 23 mil habitantes, se ubica en la Sierra Sur, donde colinda al norte con los distritos de Tehuantepec, Choapam, Villa Alta y Tlacolula, al oeste con Tlacolula y Miahuatlán; al sur con Miahuatlán, Pochutla y Tehuantepec; y al este también con Tehuantepec.




No hay comentarios

Añadir más