DSC01632

«San Álvaro Carrillo» bendijo a Tomás Vargas Gris

SAN RAYMUNDO JALPAN, Oax. (sucedióenoaxaca.com).- Los músicos le decían «San Álvaro Carrillo» al compositor de «Sabor a mí» porque les bendecía dándoles el sustento a través de la interpretación de sus canciones.

Su hijo Mario no fue la excepción, pues relató que estando en España cantando en la calle temas de su padre, recibía propinas que le ayudaban a sostenerse lejos de su país.

Así lo recordó al agradecer la entrega de la Medalla «Álvaro Carrillo» instituida por el Congreso del Estado de Oaxaca en homenaje a su padre, y que este año fue concedida al compositor mixe Tomás Vargas Gris, autor de más de un centenar de obras entre sones, jarabes, cumbias, valses, pasodobles y oberturas.

Recibió la medalla de manos del hijo de Álvaro Carrillo.

La «bendición» de «San Álvaro Carrillo» alcanzó esta vez al músico tradicional nacido en Santa María Alotepec mixe en 1953, un hombre sencillo dedicado a cultivar la tierra y a componer música en sus ratos libres.

Esta ocasión, la Comisión Permanente de Cultura que preside el diputado Alejandro López Bravo, organizadora del certamen, recibió 19 propuestas de creadores y promotores de diversas disciplinas artísticas entre las que figuraban la poeta Irma Pineda, la cantante Silvia María, el compositor y director musical Nathanael Lorenzo Hernández, y el también músico Rodolfo Villegas Altamirano.

Con Fernando Sandoval, músico zapoteca y el arqueólogo Oscar Guzmán.

Los jurados que tuvieron a cargo la selección del ganador fueron el escritor Manuel Matus Manzo y el director teatral Sergio Santamaría, quienes sujetándose a los criterios de la convocatoria calificaron en cada propuesta que contribuyera a la conservación, el fomento, la difusión y el desarrollo cultural de Oaxaca.

Al agradecer el galardón, el maestro Tomás Vargas Gris leyó un mensaje en el que expresó su orgullo por la labor musical que realiza desde la sierra mixe y exhortó a las nuevas generaciones a servir «con humildad y pasión a sus comunidades para seguir conservando y desarrollando la música tradicional que nos caracteriza como pueblos indígenas y como oaxaqueños».

Manifestó su agradecimiento a los jóvenes músicos que promovieron su postulación encabezados por el compositor mixe Eduardo Díaz Méndez. Acompañaron al maestro Vargas Gris en la recepción de la presea sus hijos Tomás y Lourdes, y sus nietos, así como el compositor Fernando Sandoval y el arqueólogo Óscar Guzmán, promotores de la postulación del galardonado.




No hay comentarios

Añadir más