kira

Hay que perderle el miedo a la poesía: Kyra Galván

OAXACA, Oax. (sucedióenoaxaca.com).- La poesía corre apurada entre el rugir de los camiones, Avenida Juárez 500. Se escucha la voz de Kyra Galván (Ciudad de México, 1956), “Aquí estoy para limpiar los pisos el sábado por la mañana”.

A la convocatoria de Dulce María Méndez García, directora de Larimar Gallery, la tarde del lunes 4, se sumaron poetas y servidoras públicas, jóvenes artistas, en el programa «Soy Juana, Pasión disruptiva, Homenaje a Juana de Asbaje», arte, literatura y ciencia en torno al Día Internacional de la Mujer.

Kyra Galván, economista, poeta, novelista, fotógrafa, traductora y periodista, autora de Un pequeño moretón en la piel de nadie (1982, Premio Poesía Joven Elías Nandino), y de la novela Los indecibles pecados de Sor Juana (2010), dice: “Escribí poesía desde muy joven, en preparatoria, con un grupo de amigos creímos que la poesía debería salir a las calles, las plazas y los mercados”.

Alumna en el taller del poeta Juan Bañuelos, sostiene:

-La poesía ha sido género de élites, será necesario acercarla para que la gente no le tenga miedo.

17:00 horas, tarde con calores de marzo.

Elige poemas cortos para compartir con el público:

Estoy tan cansada./ Me acuesto y siento fluir un agotamiento/ tan anterior a la Revolución Francesa./ Es que los enormes pechos/ de la Venus de Willendorf/ oprimen mi cuerpo desde la prehistoria.

Afuera, frente al semáforo, los autos se detienen.

Traductora de Ana Ajmátova, la poesía de Kyra Galván habla “del lenguaje sintético”, de aquello que dice “muchas cosas” y causa “desconfianza de las audiencias”.

Hasta el espacio de la lectura llega el ruido de la avenida Juárez.

En el poema “Contradicciones ideológicas al lavar un plato”, dice:

Y también quisiera explicar/ por qué me maquillo y por qué uso perfume./ Por qué quiero cantar la belleza del cuerpo masculino./ Quiero aclararme bien ese racismo que existe/ entre los hombres y las mujeres./ Aclararme por qué cuando lavo un plato/ o coso un botón/ él no ha de estar haciendo lo mismo.

El trabajo de 22 mujeres artistas de la pintura, grabado y fotografía, oaxaqueñas, cuelga de los muros de Larimar; suena la voz de Kyra Galván, la poeta que radicó en Tokio y Londres, profesora de la Sogem.

Dentro de Larimar, todo es atención.

-Hay que trabajar para que la gente pierda el miedo a la poesía.




No hay comentarios

Añadir más