IMG_3970

Tse’etsknëëj / Leche materna

AYUTLA MIXE, Oax. (sucedióenoaxaca.com).- “No olvides tu leche materna. Esa leche materna de la palabra que es dulce y agradable” expresa el escritor y activista de la lengua mixe Federico Villanueva Damián, en este texto que nos adentra al auténtico sentido de lo que son las lenguas maternas de Oaxaca, México y el mundo.

FEDERICO VILLANUEVA DAMIÁN *

Ku mejts mjä’äty yää nääjxwiiny ojts mnan m’äxäj, ojts mnan m’äpity, ojts mnan mtse’etsk’u’nk mtaääkon jëts tsujte’kn, yunkte’kn mëkajpxy.

Ku mejts mkaxi’iky ojts mnan, mtat jëts mmuku’uktëjk na’amuk mtaxontä’äkyët.

Ku mejts mkaxi’iky ojts ja’ mëtu’uk ää, mëmajtsk ää ayuujk xmëtey, xmëtookuk.

Ja’ ayuujk mëte’ep mnan, mtat  ojts mo’oyët, ja’ te’n mejts mtse’etsk’äjtpy, ja’ te’n mejts m’ääts’äjtpy, mjëën’äjtpy, mpi’ixky’äjtpy ejtp.

Ey xjät xkäjpxt: Buenos días, buon yorno, bonjour, good morning…këtee m’ayuujk x’atyëkey, këtee m’ayuujk jëëpäm xpëjktä’äky, këtee x’ëjxtijy, këtee xkuyu’utsy.

Määy, buenos días, buon yorno, bonjour, good morning…te’n te’n pyät’aty ku mkäjpxt.

M’ämyätsp ku yë’ m’ää, m’ayuujk mnan mtat myëj kumä’äny yë’. këtee mejts ku ookyë’n msëën, këtee mejts ti’iny mkunëjkx, mkuye’ey.

këtee mejts mtse’etsknëëj x’atyëkey. ¡Ja’ ayuujk tse’etsknëëj mëte’ep pä’äkte’kn, jo’okxte’kn jä’ëp!

Leche materna 

Cuando llegaste al mundo tu mamá te recibió, tu mamá te abrigó, tu mamá puso en tus labios su  pezón y te habló con amor y dulzura.

Cuando naciste, tus papás y tus familiares se alegraron por ti.

Cuando fue tu alumbramiento oíste las primeras palabras y las  comprendiste.

Esas palabras que te ofrecieron tus papás son por siempre tu alimento, tu raíz, tu fuerza, tu vigor.

Aunque sepas hablar: Buenos días, buon yorno, bonjour, good morning… No olvides tu idioma, no lo coloques al último, no lo desprecies, no lo ocultes .

Määy, buenos días, buon yorno, bonjour, good morning… es el orden justo como te corresponde hablar.

Recuerda que tu idioma es una gran herencia de tus papás, de tus ascendientes. No vivas como un huérfano, no vivas sin sentido, sin rumbo claro.

No olvides tu leche materna. ¡Esa leche materna de la palabra que es dulce y agradable!

*Autor del libro “Voces del Zempoaltépetl” a la venta en Proveedora Escolar y Libreespacio La Jícara, en la ciudad de Oaxaca.




No hay comentarios

Añadir más