joaquin-chapo-guzman

El juicio contra El Chapo y el poder criminal

El juicio contra Joaquín El Chapo Guzmán Loera en Brooklyn, Nueva York, parece que pasó de noche para loa expertos mexicanos en seguridad. Las notas hablaron de un reality show, pero en realidad en la corte se abrieron muchas líneas de revelaciones que debieron profundizarse en investigaciones judiciales y periodísticas.

Las notas privilegiaron la moda de la esposa Emma Coronel, la tristeza del delincuente, las señas a sus hijas y datos sueltos como la pederastia. Pero nadie se preocupó por hacer un recuento de la vida criminal de El Chapo, la forma de operar a base de matones, la lista de sicarios y el número de muertos.

La otra parte gravísima se localiza en la presencia del Cártel del Pacífico o Cártel de Sinaloa en los Estados Unidos y su presencia en la venta de droga al menudeo en las principales ciudades estadunidenses.

Tampoco se ha indagado la verdadera fortuna del capo, aunque en el congreso estadunidense se manejó la cifra de 14 mil millones de dólares y la revista Forbes aventuró una fortuna personal de mil millones de dólares, teniendo como punto de comparación la riqueza del empresario más rico de México, Carlos Slim Helú, con 45 mil millones de dólares

De El Chapo sólo se recordaron, con afán de burla, sus dos fugas y sus tres arrestos.

¿Y sus redes de poder? ¿Y Los Chapitos? ¿Y su compadre Ismael El Mayo Zambada con el control del cártel?

El encierro de El Chapo hasta su muerte va a tener un efecto de reacomodo en los cárteles y sin duda que alguna guerra. Aunque habrá que estar atento al hecho de que los cárteles más activos luchan por expandir imperios, en tanto que El Chapo se dedicaba al trasiego.

Y los indicios no confirmados de presuntos políticos presuntamente comprados por el narco no abrieron líneas de investigación oficial, menos provocó el interés de periodistas investigadores. Y eso que los nombres salpicados en la Corte de Brooklyn fueron lo suficientemente apetitosos como para rascar en el mundo sórdido de las complicidades políticas de los narcos.

En fin, El Chapo será encerrado, imposible que se escape, pronto pasará al olvido y seguramente habrá corridos y algunos libros.

Carpetas

  • El gobierno federal pudiera estar jugando con fuego al disminuir la actividad de seguridad pública a la espera de la aprobación de la Guardia Nacional. Y las cifras de aumento de violencia sería un factor de presión.
  • Más que un aumento real de la criminalidad en Ciudad de México, lo que se percibe es más bien una mayor atención de medios de comunicación, Ahora el temor es que el Cártel Jalisco Nueva Generación ya se haya instalado y comience una guerra por la plaza.
  • La lucha por el control de Tepito esta arreciando la guerra entre grupos criminales. Los datos indican una lucha como la de las mafias en Chicago de los años veinte del siglo XX.

(*) Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad.

seguridadydefensa@gmail.com

www.seguridadydefensa.mx

@carlosramirezh

—30—




No hay comentarios

Añadir más