zapotec

Para preservar lenguas indígenas existe el Cedelio, pero carece de presupuesto

OAXACA, Oax. (sucedióenoaxaca.com).- La propuesta de la diputada local Gloria Sánchez López de crear un Instituto de Lenguas Indígenas en el estado es “bienintencionada”, sin embargo, “parece un poco lanzada al vacío” y advierte su desconocimiento del trabajo que realiza el Cedelio, y de la situación de las lenguas originarias ante el español, considera el Coordinador de Difusión del Centro de Estudios y Desarrollo de las Lenguas Indígenas de Oaxaca (Cedelio), René Oswaldo González Pizarro.

Creado hace 20 años, dependiente del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), el Cedelio “es una institución de carácter académico e investigativo que tiene la encomienda de mejorar las condiciones lingüísticas de los diferentes grupos étnicos de Oaxaca, así como el propósito de preservar, fortalecer, desarrollar, promover y rescatar las lenguas indígenas; de igual manera proponer políticas que protejan y procuren su uso constante en todos los aspectos de la vida, en las diferentes regiones y áreas de influencia”, señala su página oficial en Facebook.

Sin embargo, el problema radica en que el Cedelio carece de presupuesto propio para realizar tales acciones.

“Desde la restructuración del IEEPO, en 2015, no contamos con presupuesto para los proyectos a desarrollar. Colaboramos en el Cedelio siete profesionales en las áreas de lingüística, diseño, psicología y pedagogía, más el apoyo de 23 trabajadores administrativos, pero sin presupuesto para realizar los proyectos. Mendigamos con otras instituciones y organismos para obtener recursos y sacar adelante el trabajo”, comenta el servidor público.

Como parte de proyecto «Paisaje sonoro», la comunidad de Santa María Ixcatlán colocó señalética en ixcateco con apoyo del INALI. en colaboración con Cedelio.

Entre las entidades que han financiado proyectos del Cedelio figuran el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI), la Secretaría de Asuntos Indígenas (SAI), la Dirección de Culturas Populares, la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) y el Sistema de Aprendizaje con Tecnología de la Información y Comunicación (SATIC XXI),  así como instituciones académicas extranjeras que confían en Cedelio, agrega.

González Pizarro explica que la confianza en el Cedelio se ha ganado porque trabajan en contacto constante con las comunidades, “no desarrollamos ni ejecutamos planes desde el escritorio”, puntualiza.

“Es necesario volver la vista a los pueblos mismos; entenderlos como agentes autónomos y capaces para entonces poder entablar un diálogo respetuoso respecto a las necesidades y posibles estrategias para al menos detener, si no es posible revertir, la extinción de hablantes de lenguas originarias en nuestro estado” añade.

«Paisaje sonoro» con señalética en zapoteco en Santa María El Tule.

Menciona que entre las acciones que han concretado en los últimos años se encuentran: señalética en lenguas originarias, materiales educativos impresos, o en audio o video; recetarios, calendarios, conferencias, talleres, charlas y paneles, en las que han contado con apoyo de profesores de Educación Indígena.

Dado que existe el Cedelio, que forma parte del Comité Interinstitucional para las Culturas y Lenguas de Oaxaca (CICLO), el servidor público estima necesario que “nuestros representantes en el Congreso no confundan entre visualizar los procesos de extinción y marginalización de las lenguas originarias con la creación de un Instituto como respuesta automática”.

“Desde el CICLO hemos señalado que la falta de guías y análisis en las políticas públicas respecto a las lenguas y culturas originarias han sido, por acción o por omisión, las responsables del lingüicidio, así, con todas sus implicaciones, que hemos presenciado en los últimos 200 años”.

Para lograr mejores resultados en la preservación de las lenguas indígenas estima que debe realizarse un diagnóstico estatal y trabajar de la mano con las comunidades indígenas  haciendo a un lado intereses personales o de grupo.

Cuadernillo en zapoteco editado por el Cedelio, disponible en su sitio en internet.

“Dos obstáculos nos han detenido principalmente. Uno, la falta de financiamiento (solamente hacer un diagnóstico estatal es una tarea titánica) y dos, los intereses personales y políticos de las instituciones gubernamentales y los directivos de las mismas, pues estos intereses suelen ir en sentido contrario a los intereses de los pueblos que hablan las lenguas oaxaqueñas”.

-¿En tu opinión qué se necesita para fomentar la conservación de las lenguas nacionales?

Desde lo general, procesos de diagnóstico, sistematización de necesidades y situaciones actuales, y –enfatiza- mucho financiamiento. Desde lo particular, establecer líneas de acción por lenguas y pueblos para operar con las mejores rutas de acción.

Ante la propuesta de crear un Instituto de Lenguas Indígenas, lanzada a finales de noviembre por la diputada Gloria Sánchez, presidenta de la Comisión Permanente de Asuntos Indígenas y Migración de la LXIV Legislatura local, diversas voces manifestaron el temor de que se acreciente la burocracia con un nuevo organismo, y se pronunciaron por fortalecer al Cedelio que opera entre severas carencias.

Aquí el antecedente:

Promoverán creación del Instituto de Lenguas indígenas para Oaxaca




No hay comentarios

Añadir más