Las-tropas-9

“Las Tropas”, puesta en escena que sabe y huele a Oaxaca

AZAHAR MABETH

OAXACA, Oax. (sucedióenoaxaca.com).- Cada persona libra su propia batalla, dijo el filósofo Platón, y eso es lo que la escenificación de Las Tropas nos puede hacer reflexionar mediante la historia de Sara, Lucina Rojas, y el Capitán Zárate, Ricardo Ramírez, quienes se refugian en una casa mientras esperan que las tropas enemigas del Capitán los encuentren.

En palabras de Ricardo Ramírez, la obra “establece una relación de dos personas, entre odio y amor, dos personas que viven una ilusión, ambos se crean sueños para poder mantenerse con vida en este mundo. No sabemos si están vivos o muertos, eso es lo extraño de la historia”.

Escrita por el oaxaqueño y egresado del CEDART, Fernando Reyes Reyes, Las Tropas permite al espectador generar diversas emociones y sensaciones, ya que la pareja te invita a ser parte de la vida que construyen alrededor de la fantasía

“De alguna manera invitan al público a entrar a su centro, su núcleo, su hogar; mostrarnos de alguna manera, no solo esta relación emotiva que puede existir entre un matrimonio, sino también nos muestran un poco cuál es su raíz, cuál es su esencia. De pronto huele a tierra, huele a provincia, huele a fiesta, huele a Oaxaca, huele a tradición”, comparte la experimentada Lucina Rojas.

Para el reconocido teatrero Ricardo Ramírez, la obra tiene un planteamiento rulfiano, pues en medio del campo, en una casona, la pareja espera a Las Tropas, sin saber qué son o cómo son.

“Esta incertidumbre crea todo el ambiente de la obra, porque al final yo como espectador puedo saber qué son Las Tropas. El público saca su propia conclusión”, comentó el actor y maestro de teatro.

“Lo que ofrecemos como hacedores de teatro es la experiencia, lo que hace falta en estos tiempos es el poder oler, sentir, vibrar la presencia del otro. Por eso los invitamos a que vean La Tropas para ser parte de esta experiencia sensorial”, agrega Liliana Alberto, asistente de dirección, quien coordinó el trabajo entre los actores oaxaqueños y el escritor y director que vive en la Ciudad de México.

Un año de trabajo fue necesario para dar vida a la puesta en escena, la cual se estrenó en la Ciudad de México el 16 de agosto pasado, donde se montó una temporada con 12 funciones en tres fines de semana en el Teatro Sergio Magaña.

“Fue una temporada de 12 funciones, que para nosotros, aquí en Oaxaca… Bueno ahí están acostumbrados a temporadas de 100 funciones o más, esperemos que esta (Las Tropas) llegue”, dijo Roberto Ramírez.

Agregó, que como gremio se debe “luchar porque la gente se acostumbre a ir al teatro así como va al cine. Es difícil, por muchas razones, un entramado social, educativo, económico, infraestructura, como está el país”.

“En Oaxaca muy difícilmente tienes una temporada de una obra. Nosotros tendremos una única función, porque si damos tres funciones en el teatro, vamos a terminar la función con 30 o 40 personas por la falta de creación de públicos”, comenta su compañera Lucina.

Teatro de calidad

“Les garantizo que verán un trabajo de calidad” sentenció Ricardo Ramírez, quien da vida al General Zárate, pues es lo que hace falta en Oaxaca.

“Desde siempre hace falta buen teatro. Una de las cosas que hemos descuidado como gremio, como gente de teatro es no hacernos necesarios para la comunidad, no hemos tenido la inteligencia, la logística de reunirnos y hacer proyectos juntos; de pronto depositamos demasiada esperanza en las cuestiones gubernamentales y sabemos que ahí no funciona. Tenemos que hacer nuestra tarea por nuestro lado”, expuso Ricardo Ramírez.

En este sentido, abundó que si bien hay trabajo de teatro en Oaxaca, se requiere ofrecer calidad al público, pues es gracias a la calidad del trabajo que la obra queda en memoria de los y las espectadoras.

Esto, en voz de Lucina Rojas se basa en fortalecer la profesionalización de quienes se dedican a hacer teatro, desde cualquier actividad que realicen, a la par que se generen críticos y prensa teatrales, tal como en la Ciudad de México, donde en cada función tuvieron presencia de medios de comunicación.

En Las Tropas, dijo, encontró esa profesionalización, la cual le permitió enfocarse en crear a Sara, en pensar solamente en brindar al público una actuación que le permita conectarse con la historia y disfrutarla.

“Hace muchos años que yo no estaba en una obra donde podías contar con un musicalizador, un iluminador, un escenógrafo, una vestuarista, un equipo que elabora los elementos que utilizamos, que podamos contar con la asistencia durante todo un año, en este caso de Liliana Alberto, que tengamos un dramaturgo vivo, que ha estado con nosotros y comparte la dirección”, puntualizó Lucina.

Agregó que, en muchas ocasiones cuando realiza teatro debe ser todóloga, “vendo los boletos, veo lo del diseño de la publicidad, veo si algo de la casa puede servir para escenografía, si puedo yo sola veo cómo estructuro el vestuario. Entonces hacemos de todo, lo cual te distrae de la actividad primordial, que para mí es actuar”.

Las Tropas se presenta este domingo 16 de septiembre a las 18:00 horas en el teatro Macedonio Alcalá, como parte de los festejos del 109 aniversario del majestuoso recinto. Donativo $150 pesos, a beneficio de mismo teatro. Boletos en taquilla.




No hay comentarios

Añadir más