ebrard

Layda Sansores, Ebrard y AMLO detrás de ataques contra Mancera

El caso de la senadora Layda Sansores de San Román ilustra la falsedad del discurso anti corrupción del candidato López Obrador: los dineros ocultos pagados por el Senado para gasto personal hubieran sido un escándalo de antología si fuera priísta. Pero en Morena, ahora se sabe, se perdona toda corrupción pasada, presente y por tanto futura.
Militante del PRI durante treinta años, Sansores es hija de uno de los prototipos del priísmo marrullero y pícaro: Carlos Sansores Pérez fue gobernador diazordacista y echeverrista, presidente del PRI casi la primera mitad del lopezportillismo, una referenciade las anécdotas de cuando el PRI decidía todo en los terrenos de la corrupción política y, por cierto, dirigente del PRI cuando López Obrador se afilió, con convicción, al tricolor.
 La senadora Sansores renunció a treinta años de militancia cuando el PRI le nególa candidatura a gobernadora y ha pululado por la oposición hasta aterrizar en Morena. Como diputada y senadora se ha destacado por la violencia verbal –en grado de insulto– de sus intervenciones.
Hoy es candidata por Morena a alcaldesa para Alvaro Obregón en CDMX. La semana pasada el noticiero nocturno de Denise Maerker de Televisa reveló uso de dinero del Senado para gastos personales, más de 700 mil pesos comprobados, aunque existen indicios de mucho más dinero que pronto podrían probarse. Se trata de recursos que reciben todos los senadores, solo que Sansores se presenta como la más honesta sinserlo.
Sansores ha difundido fotografías donde aparece besando la mano de López Obrador de la misma manera que los fieles lo hacen con los sacerdotes, lo que revela que no pertenece al grupo del primer círculo lopezobradorista. Eso sí, hay indicios que pruebanque Sansores es una punta de lanza de Marcelo Ebrard Casaubón en sus primeros ataques contra el exjefe de gobierno Miguel Ángel Mancera, quien reveló irregularidades en la línea12 del Metro con Ebrard. De ahí los ataques de Sansores contra Mancera, Héctor Serrano y Leonel Luna.
Detrás de Sansores se encuentra otro personaje de la política de cañerías: su asesor de cabecera Alberto Esteva Salinas, un incondicional y pieza de ataque de Ebrard. Esteva, nacido en Oaxaca, se forjó de 1985 a 1989 en la Dirección de Información y Seguridad Nacional, surgido de las cenizas de la Federal de Seguridad y antecedente del CISEN. Se alió a Ebrard desde los años del DDF de Manuel Camacho Solís. En el 2006 fungió como subsecretario de Gobierno de Ebrard en el GDF.
De 2013 a 2015, Esteva fue designado como secretario de Seguridad Pública del gobierno PAN-PRD-MC en Oaxaca por el gobernador aliancista Gabino Cué Monteagudo, pero renunció ante las denuncias de policías de tráfico de sueldos y de recursos y luego de un paro laboral de policías de más de un mes. Enojados por las burlas de Esteva, varios policías irrumpieron en la cámara local de diputados durante una comparecencia para acusarlo de corrupto. Luego de muchas presiones, Esteva renunció por Twitter y nunca entregó su renuncia oficial, lo que significo que simplemente dejó tirado el cargo.
Hoy ese Esteva es quien impulsa los ataques de Sansores contra Mancera. Y la asesora ante las pruebas de corrupción de la senadora morenista.
Política para dummies: La política es ontología pura: lo que es, y punto,
Si yo fuera Maquiavelo: “Hay, pues, que ser zorro para conocer las trampas y león para espantar a los lobos; los que sólo sirven de las cualidades del león demuestran poca experiencia”.
Sólo para sus ojos:
·             Recuerde revisar todos los días el sitio www.seguridadydefensa.mxpara enterarse de los juegos geopolíticos de poder.
·             Recuerde leer, antes de votar, el libro La silla endiablada, de Carlos Ramírez, donde se explican los verdaderos proyectos políticos de los candidatos presidenciales. De venta en tiendas Sanborns de la república.
·             Un dato mayor ocurrió en el caso de los cuerpos desmembrados tirados en Nonoalco Tlatelolco: las cámaras de video que graban fueron desconectadas, lo que habla ya de complicidad criminal con las élites policiacas encargadas de esas vigilancias. Y también habla de la capacidad de corrupción de los narcomenudistas.
·             Se enreda Donald Trump en su agresiva política anti migrantes hispanos y convierte el debate en mundial por la separación de niños y padres. Pero por lo que mostrado, Trump no va a dar marcha atrás.
·             Famosas últimas palabras: “Ganaremos la batalla contra el narco”: José Ramón Amieva, jefe interino de gobierno de CDMX ante las evidencias de crímenes en las calles por disputas de territorios de narcomenudistas.
@carlosramirezh



No hay comentarios

Añadir más