27591183_2024927911163525_926767673_n

Invita Ayuntamiento de Zaachila a redescubrir su pasado prehispánico

Fotografía y video: CARMEN LETICIA PACHECO

VILLA DE ZAACHILA, Oax. (sucedióenoaxaca.com).- El montículo conocido popularmente en Zaachila como “El Cerrito” guarda en su interior los vestigios arquitectónicos de las tumbas 1 y 2, descubiertas a finales de enero de 1962 por el arqueólogo Roberto Gallegos Ruiz.

Para recordar ese hallazgo, el custodio de la zona arqueológica de Zaachila, Lázaro Antonio Félix , explicó que dichos espacios fúnebres, construidos a manera de palacios pues estaban destinados para el entierro de gobernantes, están  decorados con grabados del Dios de los muertos y de aves como el búho, para que acompañaran a  estos personajes  en su viaje al inframundo.

En el caso de la tumba 1, detalló que es la más adornada y donde se encontraron algunas piezas de jade que para los antiguos tenían un valor más alto que el oro porque le conferían un valor espiritual; mientras que la tumba 2 es más sencilla pero la que contenía la mayoría de los objetos de oro encontrados, entre los que figuran anillos, bezotes, cuentas y una falsa uña.

El oro expuso, era de uso exclusivo para los personajes de alto rango o guerreros, porque este metal se relacionaba con el sol, uno de los dioses más encumbrados en la escala politeísta del los pueblos mixteco- zapotecos.

Comentó que entre las piezas de cerámica destacan trípodes con patas en forma de serpientes, de perro o de águila, y resaltó la vasija o copa con un colibrí en el borde, que probablemente se utilizaba para contener la sangre de los sacrificios, o para su uso en ceremonias de casamiento, cuyo diseño fue retomado por la Liga Mexicana de Beisbol para su trofeo denominado “Copa Zaachila”.

El arqueólogo encargado de la custodia del sitio prehispánico, quien además tiene formación en Informática,  dio a conocer que como parte de una investigación basada en el códice Borgia diseñó un algoritmo para reconstruir el calendario prehispánico compuesto de 20 días, que confería a diez días nombre de animales ya otros diez nombres de fenómenos naturales.

Mediante este programa, en las visitas guiadas a las escuelas se  invita a los niños y niñas a descubrir, con su fecha de nacimiento, qué nombre tendrían si hubieran nacido en tiempos prehispánicos, como 5 Temblor u 8 Venado, por ejemplo.

Finalmente, el arqueólogo Antonio Félix exhortó a oaxaqueños y visitantes a conocer el pasado prehispánico de Zaachila en “El Cerrito”, con características que lo relacionan con otros sitios más conocidos como Mitla o Monte Albán.

 

 

 

 




Hay 1 comentario

Añadir más
  1. jesus felipe

    El ” Cerrito ” en Zaachila es un lugar prhispánico hermoso, lleno de un legado de nuestros antepasados, Invito a los ciudadanos de la hermosa población a que le den la importancia debida, que le den mas difusión, para que lleguen muchos a visitarla, realmente está muy abandonada hay mucha indiferencia, le preguntan a los pobladores y no saben ni qué es lo mas importante que encontraron allí, desde el Kinder deben inculcarles el valor y amor a lo que tienen y sobre todo la mancha urbana, que esta a sus alderredor, la presidencia deberían bardear o concientizar a la población que ya no invada, las festividades que allí realizan por ej. la Guelaguetza , deterioran más el lugar, y por ultimo deben buscar la forma de explorar lo que falta del lugar.


Publicar un nuevo comentario