38291877812_aaa2d6e68b_h

La «patria» de un escritor es la biblioteca con la que crea su estilo

SARA LISCHINSKY

OAXACA, Oax. (sucedióenoaxaca.com/vía FILO).- Los escritores Maximiliano Barrientos y Juan Cárdenas participaron en la mesa literaria que tuvo lugar en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) el 8 de noviembre, dentro de la reciente Feria Internacional del Libro, con el tema Las fronteras que nos unen: América Latina en relación consigo misma, moderada por Luis Manuel Amador.

Barrientos, originario de Bolivia habló del viaje: “siempre ha estado en los textos que he escrito, me interesa el viaje con la relación con la experiencia, me interesa es la idea del viaje como una huida con el pasado».

Se planteó la tecnología como puente para reconocer la literatura mediante los medios, que permiten a los lectores encontrar autores menores.

Barrientos habló de las ventajas y las desventajas de haber nacido en un lugar donde la literatura no tiene gran trayectoria: “lo que permite más libertad, pero al mismo tiempo te permite que los demás no te lean a la sombra de nadie”.

Por otro lado, bajo la interrogante de la identidad nacional, Barrientos comentó: “La idea de lo nacional no puede funcionar en la literatura me parece, la patria de un escritor es la biblioteca con la que fue creando su propio estilo, su propia voz».

Cárdenas de nacionalidad colombiana comentó: “Si hay relatos de lo nacional, que no necesariamente tienen que ver con las tradiciones de la literatura nacional sino relatos de la historia nacional, que sí siguen atravesando completamente y vertebrando nuestras ficciones”.

Sobre la experiencia de haber salido de sus países natales y haber vuelto, para Barrientos no significó un cambio en su escritura: “Salí dos años, pero no siento que afecte en nada a mi escritura”.

Mientras que para Cárdenas ha significado un cambio: “Lo que he ido haciendo paulatinamente es volver a la tradición colombiana, pero precisamente después de pasar por otras tradiciones vecinas. Creo que acerté volviendo.”

Agregó que desde su experiencia de traductor en diferentes idiomas: “Me ha resultado muy provechoso ser traductor de portugués porque me ha proporcionado una especie de espejo para leer la tradición colombiana”.

Finalmente, la mesa literaria cerró con la interrogante del público de si existe una identidad propiamente latinoamericana.

Barrientos  expresó: “Lo único que tenemos en común es el lenguaje, todos escribimos en castellano, aunque sean distintos castellanos”.

Cárdenas mencionó que “no hay identidad latinoamericana y está muy bien que no haya, nunca hay un cierre identitario, ya que mencionaba, no hay ni parecido entre los autores de los mismos países y eso es lo rico de Latinoamérica».

 

 




There are no comments

Add yours