IMG_0248

Emociones, vivencias y letras en el ciclo “Mezcal y Poesía” de la FILO

LOURDES ESTEFANÍA LÓPEZ TAMAYO/KARLA GUADALUPE HERRERA GUZMÁN

OAXACA, Oax. (sucedióenoaxaca.com).- Este sábado 11 de noviembre concluyó el ciclo “Poesía y mezcal”dentro de la 37 Feria Internacional del Libro de Oaxaca 2017.

Clyo Mendoza, Óscar Sandoval y Enrique Arnaud fueron los poetas que participaron en el especial de la noche, llena de recuerdos y anécdotas, las cuales, comentaron fueron en su momento inspiración para crear las diversas piezas de su autoría.

Clyo Mendoza Herrera, estudiante de Letras Hispánicas, es una joven poeta que a lo largo de su corta trayectoria ha sido incluída en antologías nacionales como: Poetas Parricidas (2014), Asamblea de cantera”(2014) y en Homenaje a José Emilio Pacheco (2009).

Desde hace 4 años trabaja en un libro, el cuál no ha sido concluido debido a que la historia personal que lo envuelve tampoco ha tenido un final.

Óscar Sandoval, escritor oaxaqueño, autor del libro Bioluminiscencia, explicó que su poemario se centra en  aquella luz que se halla en la obscuridad, se sitúa en atmósferas decadentes y estructuras que “no significan”.

Enrique Arnaud Blum, ensayista, cuentista, autor de Extra-vagantes y diversos textos, compartió con los asistentes que no obstante su trabajo narrativo, es un apasionado de la poesía, lo cual se vio demostrado al inicio del evento, ya que comentó que el primer poema que compartiría “Ver el mar por primera vez”, lo había escrito momentos antes.

Entre luces cálidas, un ambiente exquisito y un buen mezcal, los poetas compartieron a lo largo de la noche diversos poemas de su autoría tales como “Traga luz y la ciudad negra”, “Quipo menstrual”, “Arañas”, “Yoga”, “Ver el mar por primera vez” y “Las voces de Ixcotel”, este último de un autor desconocido pero compartido por Enrique Arnaud, quién quiso hacer mención del mismo con el fin de escuchar la voz de quienes muchas veces son olvidados, ya que el poema relata los momentos de angustia que se vivieron dentro de la penitenciaria al suscitarse el pasado terremoto.

La forma en que los escritores compartieron sus poemas fue muy bien recibida por el público ya que la entonación, ritmo, volumen y énfasis que manejaron en cada instante, crearon un ambiente emotivo entre las y los asistentes a este que fue uno de los últimos eventos de la FILO.

La Nueva Babel – Café Cultural, ubicado en Calle del General Porfirio Díaz 224, fue el sitio designado para esta sesión del ciclo “Poesía y mezcal”.




No hay comentarios

Añadir más