maxresdefault

Cine de la gente hormiga

Para Demián Flores

El que reniega y mueve los hombros mientras anda la senda. El que camina solo frente la cuesta y mueve los hombros.

___ El flojo y el mezquino dos veces por el camino –amenazaba mi madre.

El que mueve los hombros en el camino como si moviera el ombligo. El esforzado que sube la cima para plantar su bandera y mueve los hombres mientras asciende como si se renegara de su condición iracunda mientras es atacado por mil presagios como pulgas diminutas que muerden la espalda.

***

Kurosawa ocupa los estados de ánimo de sus personajes para crear movimiento y ganar la aprobación de los espectadores. Quien rezonga tiene la voluntad del que lo mira (sociedad insatisfecha). Al poner a girar multitudes en torno al hombre o la mujer que enfrenta soledad profunda en medio de una naturaleza feroz, adversa, obtiene aprobación. Nunca oculta su fervor por la renuncia, abandonar el campo o la ciudad por ideales superiores. Las artes del cine fueron desarrolladas para atender el sentimiento de orfandad de las multitudes de origen campesino que migraron del campo a la ciudad (hay que recordar aquí a Guillermo Cabrera Infante, Cine o sardina), presentes y futuros obreros.

Kurosawa pone en escena una multitud en movimiento que conmueve el alma porque al interactuar con el espectador, con imágenes en lo oscuro descubre que lo narrado trata de la propia historia de quien mira, la vida llevada al cine o la vida como la gran sintagmática del celuloide ; y cada realizador busca hermanar con su trabajo con la experiencia de los hombres.

Kurosawa comparte soledades entre desplazamiento, multitud; así logra el fervor de quien observa. Podrías hacer un ejercicio cinematográfico para comprobar esta opinión. Sube la cuesta mientras tu amada hace el registro al pie del monte.

Ella, la amada, tendrá en primer plano tu espalda bajo el movimiento de las aves marinas (hay un mar, todos los caminos llevan al mar), el azul del cielo y las nubes que hacen mil figuras al ser agitadas por el viento mientras en el sendero tú agitas los hombros como única expresión en el medio adverso.

El cuadro de la multitud en movimiento levanta simpatías porque sintetiza el tiempo del esfuerzo y sacrificio. El movimiento resulta infalible para impactar el espíritu. Hay un cielo y una tierra que te esperan el recorrido de un punto a otro punto en medio de adversidades, el traslado.

Ella, tu amada, recompensará al esfuerzo, tendrá un sentimiento de amor legítimo hacia tu persona, al esfuerzo que haces en medio de la incomodidad en el ascenso de la cuesta. Para los ojos de ella te encuentras solo en el mundo que asciendes, sin posibilidades de lograr la meta, cercado por oposición; querrá ser tu compañera, apoyarte en esa empresa, estar a tu lado; y te amará para toda su vida por darle la oportunidad de observar en primera fila una historia de esfuerzo y resistencia que es como la suya, la propia pero encarnada en otro cuerpo. Ahí está la magia de las imágenes que brotan en la oscuridad

Los amores se concretan el encuentro de la expresión de esfuerzo y resistencia en la clase social, el amor, entre pobres y ricos, resulta el acto de afiliación. El recorrido de un punto a otro punto entre adversidades genera el amor porque ocupa el espacio vacío en la persona, la experiencia sufrida y olvidada (hay un impacto, luego nos salva el olvido).

La multitud y el movimiento, contemplar la lucha del hombre contra lo adverso otorga la confianza que toda mujer demanda para entregar sus sentimientos a un hombre hasta hace poco desconocido para ella (los rostros son los mismos, lo que destaca es la experiencia ocurrida en otra persona, que tiene relación con la propia vida y que además nadie distinga que no nos pertenece: que brote de lo oscuro).

La imagen de la naturaleza feroz y las multitudes en movimiento lograrán que los estados de angustia y liberación ocupen el mismo espacio en el pecho del espectador, y lo reconforten.

Kurosawa sabía que manejar los sentimientos de quien te mira es llenar el espacio vacío. Resistencia y liberación son la fórmula política repetida para impactar el alma de las masas en favor de las dirigencias.

***

Escucho podcast de Radio Educación, los 52 tips de Eusebio Ruvalcaba para escuchar música clásica, la semana no termina, quisiera salir a echarme un trago.

Me pregunto dónde es la guerra. Pasa un ejército de empleados del gobierno, suben banderas que se agitan al viento, pasan caballos con sus jinetes, pasan las armas con altos sus escudos, pasan birretes y pasan cabezas rapadas del ejército, pasan hombres con transpiraciones que perlan su frente, las gallardas espaldas, pasan las olas del mar que arrojan al hombre a una playa sola.

 




No hay comentarios

Añadir más