CENTRO CULTURAL ETLA 3

Arte Vanguardia, modelo de gestión cultural en el Valle de Etla

Fotografía de portada: CARMEN LETICIA PACHECO

VILLA DE ETLA, Oax. (sucedióenoaxaca.com/vía COMUNICADO).- El Valle de Etla, crisol permanente de expresiones tradicionales identitarias de la cultura oaxaqueña y de grandes exponentes del arte, carecía de un proyecto cultural que le diera forma y cauce a estas expresiones.

Desde hace diez meses, Arte Vanguardia AV está aglutinando tanto a grupos y productores de la cultura tradicional de la zona, como a un público ávido por el acercamiento con las expresiones artísticas, consolidándose como un proyecto que antepone la identidad cultural para propiciar la convivencia social y cambiar la realidad de los pueblos.

Al respecto, el coordinador de este proyecto, Emanuel Guzmán, informó que en estos meses se han realizado talleres de gráfica, artes plásticas, danza, música y teatro, entre otras actividades que sensibilizan y fortalecen nuestra esencia humana.

El propósito, dijo, es que niñas, niños, jóvenes y adultos desarrollen sus aptitudes creativas que permitan proponer alternativas para un futuro, buscando con ello que cambien su realidad y la transformen mediante procesos de creación y construcción de formas que empleen el arte y la tradición.

Reconoció que en estos meses que lleva el proyecto, han sido muchas las actividades que tanto cotidianamente como cada fin de semana realiza este espacio que cuanta con dos sedes, una galería y una casa de arquitectura vernácula localizada en el centro de la Villa de Etla.

Desde la presencia de reconocidos artistas hasta iniciativas ciudadanas, considera Emanuel Guzmán que todas han tenido su importancia, como lo constatan los asistentes a los talleres, conferencias, conciertos, exposiciones, no sólo de la Villa, sino de varias localidades del valle de Etla.

AV Ensamble de Jazz“Destacó la manera de cómo se vincula la comunidad a través del arte contemporáneo en convivencia con la visión de la tradición que se desarrolla en este valle, de lo que incluso hemos visto cómo hay un diálogo con el arte conceptual que muchas veces es difícil de entender, pero hemos visto cómo  existe una comunicación entre obra y la comunidad”, manifestó el promotor cultural.

Y agregó: “Ello permite que crezcan nuevos sentimientos, nuevas maneras de ver un cambio social a través del arte y las piezas, muchas de ellas conceptuales que expresan lo trascendente, lo cual ha impactado y atraído más la atención del público”.

Uno de los objetivos principales de este proyecto que se está convirtiendo en un modelo de gestión cultural comunitaria, es precisamente la vinculación con los diferentes sectores y comunidades de la zona.

Refirió que “posiblemente desde la misma indiferencia y la apatía, hasta la ausencia de un proyecto que aglutinara las expresiones culturales y artísticas que no habían en la zona, ha permitido que AV se sitúe como un referente de esta actividad en Oaxaca”.

Nuestro esfuerzo, agregó, ha sido correspondido con la preferencia, pero sobre todo con la cercanía de muchos sectores etecos que sin saberlo producen cultura y arte todos los días y que ahora descubren que pueden convivir con otras expresiones tanto del arte contemporáneo como de la tradición.

“Ha sido difícil, pero también emocionante, pero hemos sentido la respuesta de la comunidad que se ha acercado y está participando, lo cual nos motiva a seguir creyendo en el proyecto y nos estimula a seguir creciendo”, refirió.

Por ello, este proyecto es un modelo que podría cambiar la realidad de muchas comunidades, como también sucede en Ocotlán de Morelos con las Arquitectas Minerva Reyes y Flor Cantón, que al igual que los directivos de AV en Etla integran TequioOax, grupo interdisciplinario por el rescate y conservación del patrimonio.

El constante trabajo de AV ha posibilitado que no sólo la comunidad, sino colectivos, organizaciones culturales e instituciones consolidadas como el Taller de Artes Plásticas Rufino Tamayo o el Centro de Educación Artística “Miguel Cabrera” (Cedart) hayan dado su apoyo a esta iniciativa.

Rabanos EtlaSi algo distingue a este proyecto cultural es que está innovando en los formatos, presentación y terminado de productos; basta señalar que en diciembre pasado niños etecos de la mano con maestros del taller Rufino Tamayo obtuvieron el primer lugar en la categoría infantil del tradicional Concurso de Rábanos.

Pero no sólo se reprodujo la festividad del Señor de las Peñas, sino que simultáneamente se hizo una exposición de piezas artísticas hechas con pan y con chocolate, productos emblemáticos del Valle eteco.

La placita es un proyecto que promueve los productos generados en esa región que se ofrecen todos los viernes y sábados, donde los expendedores montan una placita frente a la galería AV sobre la calle principal, donde este centro en colaboración con artistas ofrecen presentaciones, conciertos y exposiciones cada fin de semana.

Finalmente, Rogelio Santibañez, cofundador de este proyecto, resalta que la dinámica de trabajo lo ha llevado no sólo a vincularse con la comunidad eteca, sino con diversos sectores nacionales e internacionales, al haber acudido artistas de otros países como el caso de una maestra cubana que dio clases de ballet, así como un colectivo norteamericano de danza contemporánea, por mencionar a algunos.

Con estas actividades de convivencia entre la tradición y el arte contemporáneo, se ha logrado estimular el acercamiento de la población a las diferentes disciplinas artísticas, lo que ha dado como resultado, en primer lugar, la formación de públicos y luego la formación.

Estas actividades, concluyó, permiten explorar y descubrir muchas las aptitudes y capacidades que tenemos y no nos damos cuenta, cuando podemos ser los promotores de una nueva forma de ver la cultura.

Sin duda, uno de los sectores que más activamente participan en las actividades de AV son los niños que no solo obtuvieron el reconocimiento en la pasada “Noche de Rábanos”, sino que han integrado talleres de danza, pintura o gráfica, como el que vino a dar un colectivo itinerante de la Ciudad de México.

“Los niños son muy críticos, pero son la parte más moldeable y sensible de la sociedad que demandan conocer el mundo y su cultura, por lo que nos enorgullecemos que sea AV un medio para lograrlo”, dijo Santibañez.

Otro ejemplo de esta vinculación fue el flash mob que se realizó con un reconocido el tenor oaxaqueño, Rodrigo Petate en el mercado de esa Villa de Etla, experiencia que es indeleble en la memoria la comunidad que pudo convivir con el artista, pero sobre todo lo acercó al bell canto.

Si bien los niños son la materia prima de las iniciativas culturales que despliegan, la atención del esfuerzo que realiza AV, se centra en acercar a las familias la posibilidad de conocer, explorar y crear con las herramientas artísticas que van desde la tradición hasta lo más contemporáneo.

De esta forma AV, es un modelo que partiendo de la tradición comunitaria, busca dotar de las herramientas, la técnica y las condiciones para encontrar las distintas formas de expresión que permitan crear y establecer las condiciones para un diálogo armónico entre sociedad, tradición y arte.




No hay comentarios

Añadir más