tds

Cinéfago*: “Hay que temerle más a los vivos que a los muertos”

JOSUÉ SALVADOR VÁSQUEZ ARELLANES

Trainspotting 2: La vida en el Abismo, Fantasmas del Pasado, La Bella y la Bestia, Kong.

Para El Sargento Chiricuto (QEPD)

⋆ ⋆ ⋆ ⋆ Deje todo y corra a verla

⋆ ⋆ ⋆ No se la pierda

⋆ ⋆ Vale la pena

⋆ Puede verla

**No se moleste

• Evítela como la plaga

 

El Entremés

Éste fin de semana usted y yo debimos haber disfrutado en cine de la tan esperada Trainspotting 2: La vida en el Abismo, no sólo por la nostalgia que causa volver a ver a Renton, Sick Boy, Francis y Spud nuevamente juntos después de 20 años, sino porque Danny Boyle regresa con una relectura de su película más famosa, y así como en 1996 nos preguntaba sobre qué vida queríamos elegir, esta vez nos hará sentir que el tiempo cobra “impuestos”… y hasta con “recargos”, algo más real que ficticio.

Pero no, pese a que su estreno nacional fue éste viernes 17 de marzo, a Oaxaca no llegó ni Trainspotting 2: La vida en el Abismo, ni Neruda de Pablo Larraín, ni tampoco Hambre de Poder (la historia sobre cómo surgió MacDonald’s :P). ¿Por qué razón? Aún no lo entiendo. Pero seamos optimistas, eso nos da otra semana para volver a ver y repasar a conciencia Trainspotting de 1996. Así que Deje todo y corra a verla.

Spoiler: Trainspotting está en Netflix (y se puede descargar) o en Pelispedia en el siguiente link: http://www.pelispedia.tv/pelicula/trainspotting/ #DeNada

El Plato Fuerte

⋆ ⋆ Vale la pena

Sin embargo, llegó a nuestra cartelera Fantasmas del Pasado (Personal Shopper), película que le valió el premio a mejor director en Cannes 2016 a Olivier Assayas, y que está protagonizada por una Kristen Stewart con una trayectoria y trabajo actoral que la respaldan, aunque todavía con esa cara de “el mundo le da flojera”; pero con un personaje singular que logra construir casi desde la soledad al no tener muchos interlocutores en la propia historia, pero también desde la soledad que arroja este síntoma tecnológico actual del uso de aparatos inteligentes y que a veces nos aíslan y alejan más que acercarnos a las personas. Aunque por otra parte, gracias a la tecnología es que el personaje y el espectador se enteran de la obra pictórica de Hilma af Klint y de una anécdota peculiar de Víctor Hugo.

Stewart interpreta a Maureene Catwright, una chica que tras la reciente y repentina muerte de su hermano gemelo Lewis, quien construía muebles pero también era médium, está a la espera de que éste le dé una señal del más allá para cumplir la promesa que él continuará cerca de ella. Maureene también es médium y padece la misma malformación que su hermano en el corazón, lo que la hace pensar que le puede pasar lo mismo: morir de repente, sin anuncios, sin síntomas, así de la nada. [Cosa que también pasa sin necesidad de estar enfermo del corazón, y que quizá por eso a veces le restamos importancia]. Así que aun con el dolor de la reciente pérdida, es natural pensar que tener planes para el futuro en esta circunstancia quizá no tenga mucho sentido. #BienvenidosALaPosmodernidad

Maureene es la personal shopper de Kyra (Nora von Waldstätten), una súper modelo de alto perfil, tanto, que necesita contratar a alguien exclusivo para que únicamente recolecte ropa, zapatos y accesorios por ella en tiendas de prestigiosas marcas y distinguidas firmas. Ese es el trabajo Maureene, quien se traslada en motoneta y en la línea del metro de París, para después ir a dejar todo esto en el apartamento de Kyra, a quien casi no ve y con la que sólo se comunica por notas o mensajes, y quien le ha estrictamente indicado que no se puede probar ninguna prenda de las que recoge. Aunque parece ser un trabajo soñado por algunos(as), Maureene no es feliz. La ausencia de su hermano como señal de la ausencia de futuro, le hacen estar estancada en una glamurosa soledad presente.

El punto es que en la vida de Maureene sólo hay ausencias: la de su hermano, luego la ausencia constante de quien se supone es su jefa, y una ausencia de su pareja con quien sólo se comunica por vía Skype mientras espera la señal de su hermano. Y aunque Maureene trabaja en una de las ciudades más cosmopolitas, siempre se le ve sola, nerviosa, abstraída, pendiente del celular que parece ser el único nexo que tiene con la humanidad y quizá hasta con lo no humano. Porque aunque parezca reiterativo, hoy en día, en la época en la que estamos más y mejor comunicados, es también la era en la que más solos nos sentimos, y en la que es difícil diferenciar entre los fantasmas reales, los ficticios o los (auto)inventados.

Entre el terror psicológico y el triller, en Fantasmas del pasado que tenemos es una pieza particular con un ritmo sinuoso que se mantiene, un tipo de mashup de temas: una médium que es personal shopper con un conflicto personal.existencial.del.más.allá, que además se verá envuelta en una conversación per medio de mensajes de texto de celular con alguien desconocido (que se resolverá con un pequeño pero acertado giro de tuercas), lo que la llevarán a enfrentar uno de sus grandes miedos, algo que le causa terror: probarse la ropa de la súper modelo para la que trabaja a sabiendas que puede ser descubierta. Porque aunque Maureene sea capaz de presenciar fantasmas o apariciones ectoplásmicas, al final de cuentas a lo que más le teme es a alguien vivo, o a la vida misma quizá y lo incierta en que a veces ésta se presenta; porque como se dice coloquialmente: “Hay que temerle más a los vivos que a los muertos”.

El Postre

⋆ ⋆ Vale la pena

Por otra lado, llegó para saturar salas y funciones en 2D más en español que subtitulada, MacroXE y hasta en 3D, el remake de Disney La Bella y la Bestia, película que hace ya 25 años marcó a toda una generación incluso para los que no la vimos. Anécdota: Por suerte éste cinéfago tuvo la guía de alguien que tiene muy clara la película animada, que le tocó verla en su momento y que incluso la tuvo en videocinta para verla una y otra vez, eso sí, en formato BETA en la versión en inglés. [Eso hoy en día sería toda una joyita].

Por lo que en resumidas cuentas: La nueva versión de La Bella y la Bestia no es una calca tal cual de la original animada, sin embrago tampoco es una historia totalmente distinta, aunque sí se le agregan un par de escenas nuevas #MeComentan. Para quienes sí la vieron de niños es una buena forma de revivir el clásico, y para quienes no la conocíamos, es una buena y amena forma de acercarse a ella y conocerla, pese a sus 132 minutos de duración que sin problemas se superan, e incluso divierten.

Emma Watson, aunque por algunos criticada, parece ser la indicada para el papel no por cuestiones físicas sino más por razones ideológicas. Además que sabe muy bien apearse del caballo.

Spolier: Ewan McGregor aparece como uno de los personajes, esto por si también le indignó el que no llegara Trainspotting 2: La vida en el Abismo. #AlgoEsAlgo

La Gula

⋆ ⋆ Vale la pena

Kong: La Isla Calavera, revive (se reapropia decías) de unos de los personajes colosales del cine más querido por todos: King Kong. La historia ahora se centra en un grupo militar que tras haber luchado en Vietman, escoltan en lo que podría ser su última misión, a un grupo de mercenarios y científicos, a una isla perdida en donde el Gorila es rey y al parecer, más amigo que enemigo. En lo que parece ser la primera entrega de una nueva saga de esta franquicia, la historia presentada da indicios de ingenio además de un ritmo trepidante, algo un poco arriba de lo que se esperaba. #Bien. Además de hacer alusión a El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad según el maestro y crítico de cine José Antonio Valdés Peña.

Pregunta: ¿Hasta cuantos helicópteros reales ha visto en una misma toma de cine? En Kong: La Isla Calavera, aparecen 8. En la toma en la que están a punto de entra a la tormenta aparecen hasta 11, pero son producto de los efectos visuales. Hay una escena de la película que me recordó a Apocalypse Now del (para todos) maestro Francis Ford Coppola, y según éste cinéfago, en Apocalypse Now aparecen la mayor cantidad de helicópteros reales en una misma toma: 10. #CuénteleVerá. Además que Kong también se apropia de ese estilo de Coppola de ambientar escenas bélicas con música de rock.

Kong: La Isla Calavera cuenta con un excelente reparto, por lo que valdría la pena que revisara con Tom Hiddleston (es más que Loki créame) Sólo los amantes sobreviven (Ya está en Netflix), con Brie Larson La Habitación, y el casi desconocido Thomas Mann, que participa en una excelente película: Yo, él y Raquel también conocida como Yo, Earl y la Chica Moribunda.

NOTA: Los textos subrayados contienen hipervínculos que lo conducen a otros contenidos relacionados. #Entréle.

 

*Cinéfago: El que tiene el hábito de comer y devorar cine. #SeValeLaGula




No hay comentarios

Añadir más