DSC03727

Brindan homenaje a Mozart en la sala de su casa

OAXACA, Oax. (sucedióenoaxaca.com).- Dice el célebre guitarrista y compositor cubano Leo Brouwer que “48 horas sin música representarían una catástrofe mundial”, eso, por suerte no sucederá en esta ciudad, donde pese al desmantelamiento de la Orquesta Sinfónica de Oaxaca la música de concierto se sostiene a través de iniciativas de la sociedad civil.

De lo contrario, el 260 aniversario del natalicio de uno de los más célebres compositores clásicos, Wolfgang Amadeus Mozart (Salzburgo, Austria- 27 de enero de 1756), habría pasado totalmente inadvertido.

El violinista Daniel Cruz Espinosa, concertino de la ex Sinfónica de Oaxaca, y su esposa, la pianista Dula Cedillo, se presentaron el fin de semana en la Sala Cuicacalli, una pequeña pero acogedora sala de conciertos habilitada en su propia casa, donde abrieron el programa de la noche con la interpretación de la Sonata K. 296 en Do mayor de Mozart.

Situada en el número 606 de la calle de Guerrero, en el centro histórico, la Sala Cuicacalli, donde los virtuosos también imparten clases de música, fue creada en 2005.

Desde entonces, entre crisis y buenas temporadas han sostenido programas anuales de conciertos en los que han participado invitados de la talla de Claudia Corona, Patricia Castillo, Victoria Espino y Gustavo Martín.

Cuicacalli Sala de Conciertos también es un foro donde se van fogueando sus alumnos ante el público, y un espacio abierto las promesas  de la música como los jóvenes pianistas Guilibeu Urbieta y Manuel Casas Camarillo, ambos oaxaqueños.

Este recinto cultural tiene un aforo para 60 personas. El público que acude es diverso, se compone de turistas, familiares y amigos de los alumnos, y melómanos locales desamparados.

La primera parte del concierto del sábado estuvo compuesto por sonatas de Mozart y Debussy. Luego del intermedio, en el que el público pudo salir a tomar aire fresco al patio con limoneros de esta casa antigua de altos muros de adobe, concluyó el programa con Brahms.

16195663_1855797451358409_7375340336270069179_nEl Dúo Cruz-Cedillo se formó mientras estudiaban en la Escuela (ahora Facultad) Nacional de Música en 1991, de la cual egresaron ambos con Mención Honorífica, y donde fueron alumnos de profesores como Manuel Súarez, Néstor Castañeda, y María Teresa Frenk.

Daniel Cruz Espinosa es hijo del maestro Timoteo Cruz Santos, recientemente reconocido por el Ayuntamiento capitalino por su legado musical. Fue integrante de la Orquesta Sinfónica Nacional y de la Orquesta Filarmónica de la UNAM, y hasta hace un mes, concertino de la Sinfónica de Oaxaca. Es profesor  de violín en la Facultad de Bellas Artes de la UABJO y responsable del Estudio de Violín de la Sala Cuicacalli.

Dula Cedillo García obtuvo en 1986 el segundo lugar en el Concurso Liszt celebrado en la EScuela Nacional de Música y ganadora de la Medalla Guztavo Baz Prada que concede la UNAM. Actualmente es Directora Artística de la Sala Cuicacalli.

Como dúo se han presentado en escenarios como la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, Carlos Chávez del Centro Cultural Universitario, Sala Chopin y Sala Xochipilli en la Ciudad de México.

En Oaxaca han ofrecido conciertos en Huajuapan de León, Ayutla Mixes, San Lucas Ojitlán, Etla, Yahuiche y muchas comunidades más, por supuesto, en el Teatro Alcalá Macedonio Alcalá y en el Centro Cultural Santo Domingo.

Desde 2005 se presentan en Cuicacalli Sala de Conciertos, espacio independiente fundado para continuar su desarrollo profesional y compartir la música de cámara.

El próximo concierto se llevará a cabo el 25 de febrero.




No hay comentarios

Añadir más