LogoPlataforma

A la deriva el acceso a la información en Oaxaca

A más de tres meses de la entrada en vigor de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública; a más de dos meses que la Plataforma Nacional de Transparencia continúa sin operar como es debido; a más de dos meses que el Consejo General del Instituto de Transparencia local emitió un acuerdo donde, en una franca violación a la norma, acordó aumentar a 25 días hábiles el plazo para responder a las solicitudes de información generadas en el mes de junio, en Oaxaca este derecho de los ciudadanos está en vilo.

Hoy, los usuarios de este derecho estamos dando la batalla en tres sistemas: la primera es la Plataforma Nacional de Transparencia que no alcanzó los estándares previstos para satisfacer las necesidades planeadas al ponerse en evidencia múltiples deficiencias que la llevó a salir temporalmente de la red.

CARATULA PNT

Plataforma Nacional de Transparencia, sistema de acceso a la información pública disfuncional.

La segunda es el Sistema Infomex-Oaxaca que se puso en operación como un medio alterno una vez que no funcionó la primera y tratando de proteger nuestro derecho de acceso a la información pública; se puede decir que es la única que está funcionando.

La tercera es el sistema local que teníamos antes de la entrada en vigor de la Ley General, el SIEAIP, donde estamos librando otra batalla con los recursos de revisión, algunos sin resolver, es decir, se encuentran en la etapa de cierre de instrucción; otros ya resueltos por el Consejo General, sin ser atendidos y aún en litigio, ya que están bajo el cobijo de la anterior ley estatal en la materia, que permite que las resoluciones del órgano garante sean atacables por lo sujetos obligados y, en consecuencia, entran en litigio.

CARATULA INFOMEX

Infomex Oaxaca, una plataforma temporal de emergencia.

La Plataforma Nacional de Transparencia, es una simulación, el INAI en contubernio con algunos órganos garantes de las entidades federativas nos están dando “atole con el dedo”. La plataforma sigue sin funcionar, pero para administrar la presión de este derecho, dejan arriba el sitio que al momento de solicitar la información  nos vincula en automático al sistema INFOMEX, depositario temporal de la información.

En un acto de honestidad el INAI debería cerrar el portal hasta que se corrijan las múltiples deficiencias, para qué engañarnos con el señuelo del portal. A los usuarios nos confunden con distintos nombres y contraseñas. Estamos alternando en ambas cuando es una sola.

En ese sentido reconozco al SIEAIP por su interfaz de usuario más amigable; la actual plataforma es un retroceso comparando ambas.

CARATULA SIEAIP1

El SIAIP es amigable pero funciona conforme a la antigua ley de transparencia.

En el sistema Infomex-Oaxaca que da resultados medianamente aceptables, al igual que la plataforma, hay solicitudes de información vencidas sin que indique al ciudadano el incumplimiento, la semaforización no está dando señales. Igualmente comparado con el SIEAIP es un retroceso.

En ese sentido, el órgano garante de este derecho en nuestro estado debe pronunciarse hacia los ciudadanos en medios masivos: televisión local, impresos, digitales, etc. Debe informar con la verdad en qué plataforma vamos a navegar temporalmente y a partir de qué fecha;  debe informar que la Plataforma Nacional de Transparencia no funciona correctamente o igual; informar si es válido que estemos alternando en ambas plataformas. Es un derecho ciudadano que el IAIP debe socializar, no es una cosa menor, las solicitudes generadas del 5 al 31 de junio del presente, alcanzaron las cifra de 503. En julio y agosto se desconoce.

En tres meses vence el plazo para que los sujetos obligados incorporen al Sistema Nacional de Transparencia su información pública de oficio, si la plataforma sigue dando deficiencias, no sé qué va a pasar con nuestro derecho, lo más seguro es que se vaya en caída libre. El órgano garante sufrirá las consecuencias por no informar con la verdad, no me queda duda que así será, si no toma el timón.

Por decir lo menos, nuestro Derecho a la deriva.

Es cuanto ciudadanos.




Hay 1 comentario

Añadir más

Publicar un nuevo comentario