DSC00652

Del árbol al corazón; de las raíces a las arterias, en “Latidos”, de Alex Martínez

OAXACA, Oax. (sucedióenoaxaca.com).- Sin dejar de lado los árboles y la grana cochinilla que han caracterizado su obra en los últimos años, Alejandro Martínez se dio la oportunidad esta ocasión de trabajar una serie de corazones, algunos con tintes de grana y otros en óleo, cuyo resultado es la exposición “Latidos” que abrió el fin de semana y permanecerá durante un mes en la galería Arte de Oaxaca.

Tal parece que el artista se ha dejado llevar esta vez por las emociones que evocan el corazón, recipiente del alma.

“Siempre he estado enamorado. Esa es la parte mas emocionante, pero no solo el amor a la pareja sino también a mis hermanos, a mis amigos, a la humanidad. Ese es el cambio más importante de los árboles a los latidos, sin dejar a un lado los árboles, porque creo que nunca los voy a dejar; me acompañarán en toda mi obra”, comenta.

DSC00635

Martha Chandomid, Alejandro Martínez y Tomás Pineda.

Invitada especial a la inauguración fue la directora de la Universidad Mesoamericana Oaxaca, Martha Chandomid Salud, quien junto con el artista plástico Tomás Pineda Matus resaltaron las virtudes del artista plástico que ha crecido como artista pero que también comparte su desarrollo con jóvenes universitarios.

“Dando clases voy encontrando nuevos recursos, experimento continuamente, me retroalimenta lo que hacen los jóvenes, hay un intercambio que me ha dado ventajas para generar otras aplicaciones y texturas. También trabajo con otros artistas, intercambiamos técnicas, eso nos enriquece a todos”, apunta.

Por primera vez en muchos años Alex Martínez retorna al óleo, con una paleta que denota influencia de los varios años dedicado totalmente a la alquimia de la grana cochinilla.

“Trabajé el óleo hace mucho tiempo pero cuando encontré la grana me gustó tanto que quise llevarla a un grado de experimentacion al máximo. La grana nunca me deja de sorprender y siempre la voy a utilizar, pero el óleo lo trabajo para que la gente conozca otra parte de Alejandro Martínez”.

DSC00633

“Abundancia”. Grana cochinilla y óleo.

Reconoce que los tonos utilizados esta vez en su pieza “Abundancia”, un conjunto de manzanas, va en la misma tonalidad que ha conseguido con la grana cochinilla, que va desde rojos, pasando por naranjas, amarillos e incluso verdes.

“Con esta pieza demuestro que los tintes naturales también nos permiten llegar expresamos tanto como con los colores sintéticos de unos tubos marcados con un número, el óleo, incluso para mí que la grana es más enriquecedora porque uno puede generar hasta tonos verdes”. 

“Latidos” es la primera exposición individual de Alejandro Martínez en galería Arte de Oaxaca, donde, dice, se siente como como en casa porque siempre ha estado muy cobijado por este espacio.

El artista plástico enfatiza que su “alquimia” con la grana cochinilla no se detiene y planea empezar a experimentar grana con encausto para poder darle mayor viveza al material,  y deja abiertas otras posibilidades que en el camino se le presenten.

Ahora empezará a trabajar para dos exposiciones: una en Guanajuato y otra en Sonora, así como para presentarse en Berlín en octubre próximo.

“Latidos” de Alejandro Martínez, se exhibe en galería Arte de Oaxaca en Murguía 105, centro histórico de la capital oaxaqueña. 




No hay comentarios

Añadir más